La Mejor Información Deportiva

Osasuna vuelve a ganar en un arranque inmejorable

0

Osasuna venció al Cádiz por 2-0 en El Sadar. Los goles de Chimy Ávila y Kike García, ambos de penalti, lograron que los rojillos sumen ya seis puntos de seis posibles y se coloquen como líderes provisionales de LaLiga.

Alineaciones

1 S.Herrera; 15 R.Peña, 5 David García, 4 Unai García, 3 Juan Cruz; 6 Torró, 7 Moncayola, 29 Aimar Oroz, 16 Moi Gómez; 9 ‘Chimy’ Ávila, 17 Budimir

1 Ledesma; 2 Zaldua, 23 Luis Hernández, 32 Chist, 22 A.Espino; 3 Fali, 29 Diarra, 12 Alarcón, 17 Mabil; 9 Lozano, 15 Lucas Pérez

Osasuna llegaba al encuentro después de un inicio de liga inmejorable. Tras vencer por 2-1 al Sevilla, con la gran irrupción de Aimar Oroz, los ‘rojillos’ buscaban que su afición saliera nuevamente de El Sadar con tres puntos bajo del brazo.

El Cádiz, que no pudo puntuar frente a la Real Sociedad, quería dar una buena imagen. Era importante calmar los ánimos de una hinchada que ha mostrado en los últimos días su disconformidad con el mercado de fichajes llevado a cabo por los dirigentes gaditanos.

Osasuna tuvo la iniciativa 

Iagoba Arrasate presentaba como principal novedad la entrada de Ante Budimir. Con el croata, Osasuna logró fijar a Luis Hernández y Víctor Chust, abriendo espacios para el ‘Chimy’, partiendo desde banda derecha, y para Aimar, situado en la media punta.

La primera ocasión del partido llegó desde las botas de Diarra. ‘Choco’ Lozano superó a David García, pero el último toque no fue preciso y terminó Mamady Diarra disparando por encima del travesaño.

En el minuto 24, Moi Gómez recogió un balón dividido cerca del área cadista y rápidamente conectó con Budimir. El disparo del delantero tocó en Alarcón, evitando que lo pudiera cazar el propio Moi, libre de marca. Finalmente Ledesma sacó el guante y evitó el primero del partido. Rubén Peña lo intentó en la siguiente jugada, pero la aventura del lateral culminó con un tiro que no cogió portería.

Osasuna intentaba tener el control del encuentro. No era sencillo por lo bien posicionado que estaba el Cádiz en el campo. Las instrucciones de Sergio González eran claras. Intensidad, buen posicionamiento y verticalidad. A la mínima que los visitantes tenían la oportunidad, buscaban la velocidad de Lozano. El hondureño peleó multitud de balones por arriba, aunque pocas veces los ganó. Como es habitual, el espacio aéreo de El Sadar estuvo controlado por David García.

En el minuto 34 llegó la jugada que marcó la primera mitad. ‘Chimy’ Ávila puso un centro desde banda derecha y Budimir descargó con el pecho hacia el centrocampista que llegaba desde segunda línea. Moncayola disparó de primeras, el balón salió rebotado hacia Budimir nuevamente y Ledesma, en un intento desesperado por evitar el remate, derribó al ariete.

‘Chimy’, que había cedido en la primera jornada el penalti al debutante Aimar, cogió rápidamente el balón. Oroz no preguntó. Luis Ezequiel Ávila, comandante de Osasuna, es generoso, pero también un líder con hambre de gol. El argentino, concentrado, disparó con fuerza. El balón entró por la parte alta de la portería. 

La expulsión de Alarcón decantó el encuentro 

Osasuna salió en la segunda mitad con la intención de sentenciar el partido. Una falta lateral lanzada por Moi Gómez encontró la testa de un Budimir, que estaba en todas. El cabezazo hubiera sido el segundo gol del encuentro de no ser por una estratosférica parada de Conan Ledesma. El arquero sacó una milagrosa mano, presentando su candidatura como mejor atajada de la jornada.

Pese a todo, el Cádiz respondió al instante. Mamady Diarra, muy atrevido, encaró a Juan Cruz y se adentró hasta zona de disparo. Tras dos rebotes, la pelota cayó a los pies de Lucas Pérez, que, totalmente solo, no acertó entre los tres palos. Los jugadores del Cádiz se lamentaron a sabiendas de que fallar ese tipo de ocasiones suele costar muy caro.

Sergio González buscó más amplitud metiendo al verde a Iván Alejo y a Arzamendia. Por momentos el esquema parecía un 1-4-2-4 y dio la sensación que los visitantes querían dar un paso hacía delante. En el minuto 72, el Cádiz pudo encontrar al ‘Choco’ Lozano en una ocasión muy clara. Lucas Pérez lanzó un balón en profundidad y ,cuando el hondureño se plantaba mano a mano con Sergio Herrera, Rubén Peña llegó velocísimo desde atrás. Su intervención fue providencial para evitar la definición.

Pocos minutos después, el partido se rompió para el Cádiz. Sergio había metido toda la carne en el asador justo cuando Alarcón cometió una imprudencia llegando a destiempo a un duelo con Aimar Oroz. Mateu Lahoz expulsó al jugador chileno (Ya son cinco expulsados en los tres partidos que se han disputado hasta el momento en la segunda jornada). Osasuna vio la oportunidad para dar un golpe sobre la mesa, más aún cuando Victor Chust agarró a Kike García, cometiendo el segundo penalti de la tarde por parte de los gaditanos. Kike, el obrero del gol, anotó desde los once metros y puso una brecha que el Cádiz no fue capaz de remediar.

Tras este resultado, Osasuna suma dos victorias consecutivas y se sitúa como líder provisional de Primera División. El Cádiz, por su parte, no ha podido sumar ningún punto y tendrá que esperar para abrir la lata goleadora en esta nueva temporada 2022/2023.

 

Imagen principal vía: @CAOsasuna

Sígueme en @Davidam__ y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: