La Mejor Información Deportiva

Desmontando la “leyenda negra” del Real Madrid

@realmadrid
0

Reportaje que demuestra cómo el Real Madrid tuvo que luchar contra viento y marea durante la Guerra Civil y los años de la postguerra

El Real Madrid es el club con más títulos de Liga y de Copas de Europa, actual Liga de Campeones. Sin duda, hay equipos que querrían ser como ellos y cómo les falta semejante palmarés, no dudan en tergiversar, o incluso mentir en los orígenes de la entidad. Los españoles bien lo sabemos con el descubrimiento de América y su Siglo de Oro.

“Es el equipo de la Corona”, “Franco compraba las Copas de Europa”, “el Real Madrid robó a Di Stefano” o “los árbitros le perjudican” son algunas de las frases que han pretendido manchar la zamarra del club blanco. El tema arbitral es controvertido merecedor de otro artículo, pero no se puede permitir que un par de envidiosos y acomplejados intenten cambiar la Historia.

TV3 y parte de la afición colchonera, sobre todo el Frente Atlético son los encargados de verter mentiras y estar siempre pendiente de ellos. Piden a los atléticos que no lean MARCA, pero están pendientes hasta de los pedos que se tiran los madridistas. Dicho esto, toca desmontar un par de tópicos.

  • Es el equipo de la corona: no fue la Corona real quién creó al Real Madrid, sino la gloriosa Institución Libre de Enseñanza, el proyecto educativo más ambicioso que ha tenido la Educación en España. Comenzaron a fomentar el deporte al aire libre, trayendo balones desde Inglaterra. El tiempo pasó, los vaivenes surgieron, pero finalmente, un grupo de jóvenes y antiguos integrantes de la ILE crearon la Nueva Sociedad de Foot-ball en 1897. También se incorporaron ingenieros de minas, entre el que estaba el capitán del proyecto, Julián Palacios. Años más tarde, se extinguió la sociedad, pero su presencia fue clave para que la extinción en 1900 se convirtiera en fusión, llamándose Nueva Sociedad de Foot-ball, futuro (Sociedad) Madrid Club de Fútbol.
    • Relación con Alfonso XIII: el monarca estaba a punto de coronarse y la fundación del club blanco se fundó definitivamente con los hermanos y empresarios catalanes Carlos y Julián Padrós. Este último fue proclamado presidente, y Carlos, quería una competición que homenajease al nuevo Borbón. De este modo, podrían competir las primeras sociedades futbolísticas en un torneo oficial. Consiguió que el rey donase una Copa para el Campeón. La ganó el Vizcaya y solamente participaron tres clubes en el Hipódromo de Madrid
    • Un merecimiento «real»: las masas asistían al viejo estadio que ocupaba 7000 espectadores. Las masas querían a un club blanco que venció la Copa del Rey en cinco ocasiones, ganándose el título de Real por parte de la Corona en 1920. Allí nos encontrábamos con un tal Santiago Bernabéu realizando todo tipo de labores en el club blanco. Sin duda, prometía.
  • Es el equipo de Franco: se trata de la mayor mentira que se ha podido contar a lo largo de la Historia. El conjunto blanco ganó sus dos primeras ligas en la II República (1931-32 y 1932-33) y otras dos Copas de la República. Mientras tanto, sus rivales, Barcelona y Atlético bajaron su rendimiento. Los culés no ganaron ninguna copa y los colchoneros llegaron a bajar a 2º División, con un palmarés virgen. Pero llegó la guerra y todo cambió. El estadio de Chamartín (al que se trasladó la parroquia blanca durante los años 20) fue destinado como campo de ensayo para luchar contra los rebeldes. Pronto vinieron las consecuencias:
  • Al habla Don Santiago:  «Cuando acabó la guerra nos metieron en la cárcel a medio equipo y los directivos del Atleti eran todos coroneles».
  • Santiago Bernabéu: Su trayectoria como futbolista | Real Madrid CF
    @realmadrid

No le faltaba razón, cuando acabó la guerra. Rafael Sánchez-Guerra, presidente del Real Madrid, fue encarcelado al final de la Guerra, pero pudo huir gracias a los servicios franceses y dentro de un maletero. Peor suerte corrió Antonio Ortega, presidente durante el conflicto bélico, fue ejecutado en 1939 por Franco.

A excepción de  Lecue, Sauto, Bonet y Quincoces, el resto de jugadores fueron exiliados y fusilados. Por ejemplo, el capitán, Pedro Patricio Escobal, fue exiliado a Cuba, pero no antes sin esquivar una condena de cárcel de 30 años y cuatro fusilamientos. Peor suerte corrieron las instalaciones, que fueron la sede social, los trofeos y el estadio. Fueron bombardeados y los trofeos robados. En fin, toda una escabechina digna de un déspota sádico como fue el conjunto del régimen franquista.

  • El Atlético de Madrid, equipo del pueblo: el Atlético de Madrid deparará un fuerte sentimiento de pertenencia, pero su pasado es el que es, y es de pertenencia a la aviación fascista. Se llamó durante años como Atlético de Aviación y estuvo dirigido por militares fascistas que asediaron la capital. Además, los huérfanos de caídos en la aviación del bando nacional tenían derecho a entrar gratuitamente en el estadio. De hecho, cuando empieza la guerra civil, el Atlético estaba en segunda división, y tras la reanudación de la liga aparece en primera, sustituyendo al Oviedo, que tenía el campo impracticable. Osasuna también pidió sustituir al Oviedo y para ello presumió de agrupación tradicionalista. La Federación Española organizó un partido, en Valencia, entre ambos equipos para ver quien se quedaba en primera. Terminó ganando el Atlético 3 a 1.
  • La banca rescató al Real Madrid: Don Santiago Bernabéu quería un gran estadio, y para ello, contó con el apoyo de la masa social de un club que no ganaba títulos. El F.C. Barcelona, Athletic, Valencia y Atlético Aviación se repartieron los títulos a lo largo de los años 40. A pesar de ello, los socios -pequeñas economías domésticas- suscribieron una emisión de bonos que empezó la construcción del estadio. Llegó a 30 millones de pesetas en 1943, circunstancia que le permitió contar con el Banco Mercantil. Rafael Salgado Cuesta, responsable de dicho banco, fue responsable de la emisión de dichos bonos, y dio luz verde a un proyecto inaugurado en el año 1947. Para que luego digan los colchoneros que solamente están con el Real Madrid por las copas, si en ese momento no ganaban nada.
  • Perjudicó al F.C. Barcelona: la cultura catalana siempre ha sido bienvenida por el dictador Franco. Aunque fuese un  bastión republicano, inauguró un monumento a los caídos por el F.C. Barcelona en 1939, situado en el exterior de Les Corts. Una década y un año más tarde, llegó una de las primeras estrellas del club blaugrana, Ladislao Kubala. Era un húngaro anticomunista que las Autoridades Franquistas y la Federación se entrometieron para su fichaje. La propaganda anticomunista del jugador aceleró los trámites, también para su nacionalización, pero la clave fue camuflarlo como amateur hasta tener el permiso Transfer internacional que no tuvo lugar hasta 1954. Además, fue usado para una película de propaganda anticomunista llamada Los Ases buscan la paz. 
  • Cesión de terrenos: aquel equipo dirigido por el húngaro no dejaba de ganar, así que el campo de Le Corts se le quedaba pequeño. Era necesaria una ampliación del campo, o bien un estadio nuevo. Dicho y hecho, las autoridades franquistas se pusieron manos a la obra y acordaron cambiar unos terrenos entre la Riera Blanca y la calle de la Maternidad por otros situados en la zona terminal de la Diagonal, que eran zonas verdes. Claro, Franco merecía una insignia de oro de por entonces presidente del Barça, Agustí Montal Galobart.
  • Fichaje de Alfredo Di Stéfano se lo robó al Barça: ha sido unas de las grandes polémicas que han rodeado al fútbol. Una huelga de futbolistas en 1949 argentinos frenó la progresión del futbolista -vestía la zamarra de River Plate-, por lo que decidió marcharse a Colombia. Jugaron un campeonato al margen de la FIFA. Recaló en Millonarios y en 1952 visitó Chamartín. El conjunto blanco celebraba sus bodas de oro, pero perdió el partido por 2-4, en el que Alfredo Di Stéfano metió dos goles. Este hecho supuso el interés de los blancos y de los blaugranas por llevárselo, sobre todo estos últimos, preocupados por la tuberculosis de su estrella, Kubala. Cabe destacar que a pesar de jugar en Millonarios, pertenecía a River Plate. A continuación, Alfredo se declaró en rebeldía con MIllonarios para regresar a Argentina. El Barcelona aprovechó e invirtió las 87.000 pesetas en su fichaje. Sin embargo, se entrometió la FIFA prohibiendo que jugase en Camp Barça hasta que rescindiese su contrato con los colombianos. Los blancos, más astutos, negociaron con River y Millonarios y llegaron a un acuerdo. Todo lo contrario que el Barcelona que se negaba porque decía tener los derechos del club. Mientras tanto, Alfredo impacientado y sin poder jugar, así que intervino la FIFA en septiembre de 1953. Di Stefano jugaría dos años en cada equipo, acuerdo por el que el Barça desistió y, finalmente, el Real Madrid se llevó el gato al agua. Curiosamente, empezó una era de ocho ligas y cinco Copas de Europa ganadas.
  • Franco compró las Champions: el periodista Gabriel Hannot trabajaba en el diario L´Equipe quería una competición en el que participasen los mejores de cada país. Don Santiago Bernabéu también creyó en la idea y viajó a París, mientras que los clubes ingleses y el F.C. Barcelona no veían viable el proyecto. De hecho, Franco se oponía a la creación de dicha Copa y obligó a Santiago a no pasar la frontera de París. Este le respondió que entonces le tendría que detener en la misma- .
  • Conclusión: en definitiva, esta es la leyenda negra del Real Madrid, merecedora de ser contada, no para ser Tomás Roncero y decir que soy de un club, sino para preservar la Historia y que no se cuenten falsos mitos que ensucien a una institución. Ojo, no hay ningún equipo está libre de pecado.

Imagen principal vía: @realmadrid

Síganme en @victor9715 y sigue toda la actualidad deportiva en @Vip_deportivo, en nuestro Facebook: Vip Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: