AnálisisFútbol EspañolLaLiga 2Real ZaragozaSD Eibar

La improvisación y el VAR impide la victoria del Real Zaragoza

El arbitraje ha acaparado el protagonismo del Real Zaragoza 0-0 SD Eibar: dos expulsados armeros. Pero eso no quita la inoperancia del club maño que solo ha disparado tres veces a puertas

Lunes, 9 de la noche, típico partido que, si hace un poco de frío, te piensas dos veces ir o no. Los zaragocistas ha acudido en masa aún con este horario. Lógicamente, solo unos pocos valientes han acudido desde Eibar. El Real Zaragoza daba entrada a Francho y a Iván Azón. Mientras, Javi Muñoz sustituía a Ager Aketxe. El conjunto local arrancó con ímpetu como suele ser la tónica en casa. Un disparo manso de Giuliano Simeone fue lo más peligroso de los primeros minutos. El Eibar estuvo bien plantado. Corpas casi estrena el marcador en una contra. Jair se las devolvió con dos buenas oportunidades a balón parado.

Este toma y daca fue cortado por la expulsión de Venancio. En el barullo típico de un balón parado abofeteo a su marcador, Valentín Vada. El VAR entró de oficio y Trujillo Suárez le expulsó. Noche aciaga para el central portugués que duró solamente diez minutos en el campo. Ahora el Real Zaragoza tenía 60 minutos por delante en superioridad. La expulsion desconfiguró incluso al propio conjunto local, incapaz de descifrar la defensa en bloque del conjunto armero. Todo el resto del partido se basó en centros laterales sin llegar a línea de fondo. Los apoyos y el juego interior brillaron por su ausencia.

En la segunda parte siguió un rumbo similar, ya que la entrada de Larrazabal no dio el extra de profundidad que buscaba Carcedo. Se dejó todo a la improvisación. Ahí, Bermejo pudo deshacerse de su marcador con un buen control orientado y definió pegado al poste. Por fin, en el minuto 64 se rompía la defensa del Eibar. Sin embargo, toda la Romareda se esperaba la peor cuando el árbitro se llevó la mano al pinaganillo. Acudió otra vez a la pantalla y anuló el gol por un leve roce de la mano de Bermejo al girarse. A la afición les cayó un jarro de agua fría. Inmediatamente entraron Gueye y Mollejo por Bermejo y Azón, los dos más peligrosos.

Siguió igual y los jugadores no dieron la talla. Vada estuvo errático, Gueye y Simeone se veía a las leguas que no se entendían, Francho estuvo demasiado estático… Otros dos cambios como Larrazabal y Puche pasaron desapercibidos. Seguía la improvisación y tambien la dureza de la SD Eibar. 8 amarillas lo refrendan. La peor entrada fue un plantillazo de Javier Muñoz que dejó a su equipo con 9 jugadores durante 21 minutos. Ahí empezaron los calambres y las perdidas de tiempo que padecemos los aficionados a la Segunda División.

Aunque esto no sirve de excusa para el decepcionante partido del Real Zaragoza. La plantilla no posee esos talentos que desde la individualidad te desequilibren el partido. Encima, Carcedo quitó al jugador que más se asemeja a eso que es Bermejo, justo después de haber marcado un gol. Ante ello, se deben de elaborar unas rutas al gol desde la pizarra y de momento no han salido a relucir esta temporada. El entrenador especificó en rueda de prensa que su plan era centrar desde línea de fondo. Ocurrió poco y el área estaba bien ocupada por los defensas armeros. Yoel no tuvo que realizar ninguna parada de mérito. En general, el curso está dejando claro las carencias de este equipo y a nivel de puntuación está al nivel de Idiakez y de Baraja.

Imagen vía: SD Eibar.

Síganme en @david_docon y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo o en nuestro Instagram: @vp_deportivo.

David Docón

Aficionado del fútbol y sobretodo del Real Zaragoza. Escribo en VIP Deportivo para seguir formándome como un futuro periodista.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto:

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios