La Mejor Información Deportiva

El fuego no está apagado

0

Da la sensación que Julen Lopetegui se juega en Copenhague el segundo «match ball» en contra. Su continuidad está en juego.

“El fútbol no tiene memoria”. Es una frase muy recurrente y utilizada en el mundo del balompié, y del deporte en general. Y es verdad. Las personas tendemos a juzgar algo a partir del aquí y del ahora, sin atender a ningún tipo de contexto. Cuando esto falta, las opiniones y discursos se alejan irremediablemente de la realidad.

El Sevilla se encuentra en una situación a la que los más jóvenes nos parece una debacle. Únicamente suma 4 puntos de 15 posibles y se sitúa decimoquinto en la clasificación. En el Ramón Sánchez-Pizjuán las miradas y cánticos iban principalmente contra el presidente José Castro. La calidad tanto en el mercado como en la planificación, lo cual le corresponde a Monchi, ha brillado por su ausencia. Y el equipo como consecuencia, sumado al desafortunado trabajo de Julen Lopetegui, no respondía en el verde. Tanto el presidente, como director deportivo y cuerpo técnico tienen su correspondiente parte de culpabilidad de lo que está sucediendo.

Muchos aficionados pedían la rescisión del contrato del entrenador sevillista. La realidad que se palpaba, aunque no estaba oficializada ni contrastada, era que el vasco se jugaba en Cornellà su última bala. Primer “match ball” en contra. El equipo mejoró (aunque volvió a flaquear en el aspecto psicológico), y consiguió ganar 2-3. Daba igual el cómo, lo importante eran los 3 puntos. Como suele decirse, ganar por lo civil o por lo criminal.

Imagen vía: Sevilla FC

El miércoles 14, el Sevilla viaja a Copenhague para jugar el segundo partido de la fase de grupos de la Champions League. Es un encuentro complicado pero en el cual el cuadro hispalense debe vencer. Desde fuera no se sabe nada a ciencia cierta, pero da la sensación de que es el segundo punto de partido en contra de Julen. El de Asteasu va a tener que vestirse de Alcaraz si quiere continuar a los mandos del banquillo rojiblanco.

Es un duelo perfecto para ir recuperando poco a poco la senda de la victoria y volver a ganarse a los sevillistas. No es fácil el calendario que se avecina por Nervión, ya que los próximos partidos son contra Villarreal (F) y Atlético de Madrid (C). Pero en este momento hay que aplicar el famoso “Partido a partido” del Cholo Simeone. Porque ahora mismo Lopetegui (posiblemente) tiene que salvar otro “match ball” y está agarrado a un clavo ardiendo.

Como artículo de opinión, voy a acabarlo con una nota personal:

He notado que hay un sector del sevillismo que piensa que después del triunfo contra el Espanyol todo el monte es orégano y creo firmemente que están muy alejados de la realidad. Es más que probable que Lopetegui no se encuentra como entrenador libre en el mercado debido al dinero que el Sevilla tendría que pagarle en caso de despido. Cantidad monetaria la cual el club tiene que estudiar muy bien si emplearla o no, ya que económicamente están con el agua al cuello. Lógicamente la pasada victoria es una inyección de esperanza y alegría, pero el momento de forma sigue siendo el que es y sin la heroicidad del canterano José Ángel Carmona, Julen seguramente estaría haciendo las maletas para volverse a su ciudad natal. Los bomberos siguen intentando apagar el incendio que hay ahora mismo en el Sevilla, porque el fuego para nada está apagado aún.

 

Imagen principal vía: Sevilla FC.

Síganme en @ValdesBlasco y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: