AnálisisCelta de VigoFútbol EspañolLaLiga

El Celta sella su billete para la permanencia

El conjunto dirigido por Claudio Giráldez ha sido capaz de imponerse ante un Granada que había dado la cara en varios tramos del partido

El conjunto dirigido por Claudio Giráldez ha sido capaz de imponerse ante un Granada que había dado la cara en varios tramos del partido.

El Celta certificó su permanencia una temporada más en Primera División al ganar este domingo en el Nuevo Los Cármenes por 1-2 al Granada, que, ya descendido, sumó su cuarta derrota consecutiva.

Tras una primera mitad de dominio total del cuadro nazarí, dos goles en apenas dos minutos en el segundo tiempo del noruego Jorgen Strand Larsen y del francés Jonathan Bamba fueron suficientes para que el Celta lograra su objetivo, pese a que hubo emoción en los últimos minutos tras el gol para los locales del uruguayo Bruno Méndez, que marcó tras una mala salida de Vicente Guaita y con un penalti fallado por Antonio Puertas en el minuto 97 que se estrelló contra el larguero.

El Granada, pese a no jugarse nada, salió al partido mucho más incisivo y metido que un equipo gallego que se mostró durante muchos minutos demasiado contemplativo. Vicente Guaita evitó el gol local al poco de comenzar el choque con una gran parada a cabezazo del argentino Lucas Boyé, mientras que la segunda gran ocasión local del primer tiempo la firmo Sergio Ruiz a la media hora.

El Celta esperó a los cinco minutos previos al descanso para irse con todo arriba y poner en apuros la meta rojiblanca, en primer lugar con una buena combinación entre Hugo Álvarez y Hugo de la Torre que hizo trabajar al meta rojiblanco. Volvió a aparecer Marc Martínez con acierto ante Hugo Álvarez e Iago Aspas, mientras que a balón parado también rozaron los celestes el gol con un cabezazo fuera de Strand Larsen.

La segunda parte empezó igualada entre ambos equipos, pero con el Celta cada vez más entonado al ritmo que marcaba en el partido Fran Beltrán, que entró en el choque al inicio del segundo tiempo. El Celta sólo necesitó apretar un poco al acelerador para sentenciar el partido con dos goles superada la hora de juego ante una zaga local bastante adormecida

Strand Larsen marcó a placer el 0-1 a asistencia de Hugo Álvarez, mientras que apenas dos minutos después firmó el 0-2 Bamba tras pase del noruego. Pese a que el partido parecía terminado, el uruguayo Bruno Méndez marcó el 1-2 en el minuto 86 tras un mal despeje de Guaita y, segundos después, el meta evitó el tanto del empate del también uruguayo Facundo Pellistri.

Los últimos minutos sirvieron para que el Nuevo Los Cármenes aplaudiera y homenajeara en su despedida a Antonio Puertas, un mito del granadinismo que deja el club tras diez temporadas.

Rotaciones en el Granada para medirse al Celta de Giráldez

Con la principal novedad de Sergio Rodelas en banda izquierda fue Pellistri el que, a los tres minutos, gozó de la primera ocasión de los locales pero en vez de ceder al canterano, prefirió disparar por encima de Guaita. Aunque la mejor oportunidad la tuvo Lucas Boyé, segundos después tras un saque de esquina botado por Gumbau que el ariete argentino remató con la testa, pero el guardameta del cuadro gallego envió a córner.

El Celta parecía que no se estaba jugando nada. Los resultados de sus directos rivales le beneficiaban y trató de conservar el punto que tenía en su poder más que ir a por los tres en juego. Mientras tanto, y con un pobre ambiente en la instalación del Zaidín, el trivote comenzó a funcionar sobre todo por la libertad que tuvo Gumbau, que en ocasiones intercambió su posición con Sergio Ruiz, para pisar el área contraria. Sin embargo, las ocasiones fueron a menos, pasando a una fase del choque insulsa como si de un amistoso se tratara.

Claudio Giráldez sacó su pizarra y con ella nuevas caras

Movió el banquillo Giráldez en el descanso. Entraron Jonathan Bamba y Beltrán para dar otro aire al Celta. Aspas se puso el traje de mago y casi sorprende a Marc Martínez con un disparo muy lejano. Fue el preludio de lo que estaba por venir. Bajó la presión del Granada, ahora eran los gallegos los que tenían más el balón. Iago Aspas empezó a entrar más en contacto con la pelota y eso siempre es bueno para el Celta. Tanto que resolvió el encuentro.

El conjunto celeste respiraba al hacer sus deberes y permanecerá una temporada más en la máxima categoría del fútbol español.

 

(Photo by Octavio Passos/Getty Images)

Síganme en @CeltaNoticias10 y sigan toda la actualidad e información deportiva en @VIP_Deportivo y en nuestro Facebook VIP Deportivo e Instagram @vp_deportivo.

CeltaNoticias

Toda la información deportiva sobre el RC Celta

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba