AnálisisDestacadoEurocopaFútbol Internacional

Inglaterra deja de ser intocable con un empate ante Dinamarca

Los ingleses dejan de ser favoritos en Euro con un juego conformista, y lineal

Inglaterra y Dinamarca han disputado su segundo encuentro de la Eurocopa, en busca de un buen resultado de cara a la Fase de Grupos. Inglaterra llegaba con la portería a cero, y siendo líder del Grupo C.

Con el nuevo formato de la competición, en la que hay octavos, la competición se alarga, y hay que ser conscientes de ello. Por ello, Inglaterra parece que en sus dos partidos jugados, no quiere gastar en exceso a sus jugadores, y ha sido un rival dócil frente a Dinamarca.

El té ingles

El primero de las dos selecciones en tirarse al ataque fue Dinamarca. Pierre-Emile Højbjerg  remató con su diestra desde fuera del área, gracias a la asistencia de Christian Eriksen. El central Mark Guehi despejó en línea de meta, evitando el primer gol del encuentro, antes del primer minuto.

En el seis, Walker tuvo que ser atendido. El césped del estadio de Frankfurt no estaba todo lo bien que se quisiera. Y eso provocó que el lateral pidiera para el partido, para cambiar sus botas.

Inglaterra tuvo su primera ocasión de tiro a puerta en el minuto 12. Tras una asistencia de Walker, Foden disparo de frente con la parte interna de su pie derecho. El efecto que consiguió fue un disparo bombeado, que hizo que el balón se fuera por encima del larguero.

Tras un robo de Declan Rice de un fallo defensivo en defensa. En la siguiente jugada, Walker llegó por banda. Y Kane que le esperaba en el área chica, con su zurda metió el primer gol del encuentro.

Inglaterra se puso por delante en el marcador, convirtiendo en ese momento a su selección líder del Grupo C. Pero poco les duro la alegría para la plantilla de Southgate.

El orgullo danés

Dinamarca no se pudo estar quieta, y subió el balón en el resto de la primera parte incontables veces buscando el gol del empate. No quisieron sentir que su juego era de menor calidad, y corrieron cuanto pudieron por conseguir el tanto.

El gol de Dinamarca en el minuto 33, fue gracias a un derechazo desde fuera del área de Morten Hjulmand. Un disparo cargado de potencia que entro sin apenas resistencia por parte de Pickford.

Con el empate, Dinamarca se subió el autoestima, y durante los doce minutos restantes apenas dejaron que Inglaterra tocara balón. El conjunto de Kasper Hjulmand estuvo más cerca de volver a anotar, y apenas sufrió en su propia área.

En contra, Inglaterra se fue al descanso totalmente desinflada debido a ese error por parte de los centrales, que no fueron lo suficientemente avispados para ver lo que se les vino en el minuto 33.

Tras el pase por vestuarios, Inglaterra tuvo unos primeros minutos algo despistados. Pero a pronto se pusieron las pilas, y en menos de diez minutos tuvieron tres llegadas. Una por banda derecha de Saka, otro por banda izquierda de Jude Belligham, desaparecido en el primer tiempo. Y un disparo fuera del área de Foden, por el que Kasper Schmeichel  se forzó a salir de la meta para desviar el disparo.En contestación, en el minuto 63, Eriksen tuvo la ocasión con un sprint  al área inglesa, pero se quedó con las ganar de marcar.

Los ingleses no convencieron

Cerca del 70, Southgate movió el banquillo tocando la zona de ataque. Sacó a Saka, Foden y Kane por Watkins, Ezen y Bowen.A pesar de los cambios, Inglaterra llegaba igual al área rival, pero sin gracia ni salero. Los balones siempre se quedaban por las bandas, y no se llegaban a generar disparos que consiguieran colarse en la meta danesa.

Por el contrario, Dinamarca que se la vio feliz ante el empate, disfrutó en los últimos cinco minutos de partido con grandes ocasiones que pusieron la portería de Inglaterra nuevamente en peligro. Southgate pedía calma y cabeza, mientras que Veestergaard y Høbjjerd disparaban a destajo dos ocasiones que bien valieron dos goles.

Pikford sacó una falta a mitad de campo en los minutos de descuento, intentando ganar metro a la meta danesa. Pero ni eso les valió a los ingleses para conseguir el gol de la victoria.

El partido acabó con un empate a uno entre Inglaterra y Dinamarca, y aunque los ingleses siguen primeros de grupo, no han demostrado gran nivel en su juego.

 

Imagen principal vía: Photo by Richard Pelham/Getty Images.

Podéis seguirme en @jesuisduna y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba