AnálisisDestacadoFútbol InternacionalMundial

¡Argentina es la nueva campeona del mundo!

Argentina cumple con los pronósticos, empatando a 3 en 120 minutos y llegando a los penaltis para que la albiceleste consiga su tercera Copa del Mundo.

Argentina cumple con los pronósticos, empatando a 3 en 120 minutos y llegando a los penaltis para que la albiceleste consiga su tercera Copa del Mundo.

El Lusail Stadium albergó la final del Mundial, que le brindaba a Messi una nueva opción de poder ganar el único título a nivel de selecciones que le faltaba al astro argentino. Tras quedar como primera de grupo, Argentina ha ido eliminando a Australia, Países Bajos y Croacia hasta llegar a la final. Los galos hicieron lo mismo en su grupo, siendo su recorrido algo más complejo, enfrentándose ante Polonia, Inglaterra y Marruecos hasta llegar a la final en busca de revalidar el título.

Alineaciones

Argentina: Dibu Martínez; N. Molina, Cuti Romero, Otamendi, Tagliafico; De Paul, Enzo Fernández, Mac Allister; Messi, Julián Álvarez y Di María.

Francia: Lloris; Koundé, Varane, Upamecano, Theo; Tchouaméni, Rabiot, Griezmann; Dembélé, Mbappé y Giroud.

Primera parte con autoridad argentina

Una final esperada por muchos, sobre todo por el pueblo argentino, había comenzado, y las ganas y la euforia argentina fue clave para dominar el juego, porque aunque el juego de la selección francesa no se base en la posesión del balón, Argentina fue bastante superior en el juego y en las transiciones de balón, dominando y marcando. Lo fue hasta tal punto, que en el minuto 40, Deschamps se vio obligado a sustituir a Dembélé y a Giroud por Kolo Muani y Thuram.

Casi en el ecuador de los primeros 45 minutos, Dembélé desestabilizó a Di María y aunque polémico, el colegiado decidió señalar la pena máxima, que Messi materializó, engañando a Lloris, y puso por delante a la albiceleste en busca de su tercera estrella y la gloria mundial.

Argentina llegaba constantemente a la portería francesa, dejando sin ideas a Francia. A los pupilos de Scaloni se les notaban las ganas de querer levantar esta copa, y atacaban sin cesar, y de entre todas las ofensivas, una contra magnífica ayudó a que los argentinos superasen la defensa gala y con una asistencia perfecta de Mac Allister, Di María remató a placer, aumentando la brecha y acercando la copa del mundo a Leo Messi.

Segunda parte de locura que cambió el sentido  del encuentro

La segunda parte, se dividió en dos tramos, el primero, que poco hubo para destacar, porque Francia no empezó a llegar al área contraria hasta bien entrada la segunda mitad, y Argentina no tenía especial prisa por atacar. De todas formas, perfectamente tanto Messi como Mac Allister como Julián Álvarez, pudieron ampliar el marcador, pero Lloris supo mantener la mente fría, y no agachar la cabeza ante el 2 a 0 que vislumbraba el electrónico de Lusail.

Pasado el colapso francés en el juego, un derribo de Otamendi en el área fue suficiente para que el árbitro indicase otro penalti, y aunque el Dibu rozó la pelota, Kylian Mbappé no perdonó y puso el morbo al recortar distancias. Seguidamente, el morbo duró apenas un minuto, porque en una jugada de película, Mbappé recibió el balón a solas, y como el joven talento que es, solo pudo hacer magia, y de una volea extraordinaria, empató el encuentro y dinamitó lo que parecía una victoria de Argentina.

Ambos equipos continuaron atacando a expensas del final del encuentro, y los dos porteros salvaron en una ocasión a su selección con grandes paradas, mandando el partido a la prórroga.

Prórroga que mantiene las tablas

Con la cara lavada, Francia jugó como verdaderamente lo venía haciendo en partidos anteriores, y encerrando a Argentina por momentos, siendo superior en la media hora adicional, con un Mbappé desatado, pero el empate a dos, prevalecía.

Argentina tuvo el gol en dos ocasiones seguidas en el último minuto de la primera parte de la prórroga, pero Loris y Upamecano sirvieron de barrera para mantener el empate.

En la segunda parte de la prórroga volvió a desatarse la locura, con un gol fantasma totalmente legal de Leo Messi, que daba la victoria momentánea a Argentina, pero Francia no desistió en su empeño, y provocó un penalti por mano de Montiel que sirvió para que Mbappé devolviese el empate y sumase su hat-trick particular.

En los últimos tres minutos de partido, una serie de contrataques dejaron a todos en vilo, siendo los porteros los más destacados, con paradas decisivas para mantener el empate y llegar a los penaltis.ç

Penaltis que lo deciden todo

Mbappé 1-0 (Tocó el Dibu)

Messi 1-1 (Casi la desvía Lloris)

Coman 1-1 (Paró el Dibu)

Dybala 2-1 (Rozó con los pies Lloris)

Tchouaméni 2-1 (Fuera)

Paredes 3-1 (Tocó Lloris)

Kolo Muani 3-2 (Fuerte al medio)

Montiel 4-2 (Engaña a Lloris)

Imagen principal vía: @Argentina 

Por: Juan Sempere Albert.

Síganme en @juansemperee y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto:

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios