AnálisisChampions LeagueDestacadoFútbol EspañolFútbol InternacionalReal Madrid CF

Los pitos volvieron a sonar en el Bernabéu

El público Madridista hizo notar su enfado al descanso exigiendo mayor intensidad tras una muy mala primera mitad de su equipo.

El público Madridista hizo notar su enfado al descanso exigiendo mayor intensidad tras una muy mala primera mitad de su equipo.

Si el aficionado madridista echase la vista atrás, se daría cuenta de que han tenido que pasar muchos partidos para que volviesen a sonar los pitidos de la afición en Chamartín. Quizá en aquel 0-2 al descanso frente al Almería correspondiente a la Jornada 21, el Bernabéu se hizo notar con tímidos pitos por parte de ciertos sectores del estadio. Pero anoche, tras una primera parte muy pobre del equipo, los madridistas presentes en el campo dijeron ‘basta’ en la recta final del primer tiempo.

El juego lento del equipo y la falta de ambición pese a ser un partido de vuelta de los octavos de final de la Champions llevó al necesario toque de atención por parte de la afición, el cual el técnico italiano califica como merecido: «La crítica hoy es merecida. Los pitos de la primera parte son merecidos. Los pitos nos han despertado, es importante tener un público exigente como el del Bernabéu. Nos hemos despertado en algunos momentos de la segunda mitad».

En cambio, Nacho, que jugó su partido número 350 con el primer equipo del Real Madrid, parece ser que no estuvo muy a favor de los pitos: «La autocrítica en este equipo es máxima, que nos valga para aprender de cara a los cuartos de final. En Liga tenemos un buen colchón y en Champions hemos pasado de ronda. Ningún equipo está de 10 toda la temporada. Repito, autocrítica porque sabemos que no hemos jugado bien, pero esto no es un desastre. A principios de temporada hubiéramos firmado estar así, así que tranquilidad, por favor, que seguimos adelante«.

Comenzó la segunda parte y el partido continuó con la misma dinámica hasta que en el minuto 65, Vinicius Jr enmudeció los pitos y repartió tranquilidad por el graderío madridista. Tranquilidad que poco tardaría en trasladarse a nerviosismo, cuando tan solo 3 minutos más tarde, Orban equilibró el marcador.

El Leipzig seguiría empujando hacia la portería de Lunin, pero el ucraniano y el larguero evitaron una prórroga que estuvo muy cerca de concretarse en realidad. Sufriendo, el Madrid consiguió de nuevo ser equipo de cuartos de final de la Champions, donde ya espera rival.

 

Imagen principal vía: Photo by PIERRE-PHILIPPE MARCOU/Getty Images.

Síganme en @joelguerrerorz y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba