AnálisisDestacadoEurocopaFútbol Internacional

Inglaterra revive y se mete en cuartos

Eslovaquia, a pesar de marcar primero, no consigue remontar en la prórroga

Inglaterra, siendo de las selecciones con más proyección y una de las más caras de la Eurocopa, se ha enfrentado hoy a Eslovaquia, en octavos de final. El primer tiempo, y porqué no decirlo, también el segundo fueron un auténtico desastre para los de Southgate. Pedíamos una Eurocopa interesante. Y Bellingham y Kane pusieron todo de su parte para que los liones pasen a cuartos.

El conjunto de Calzona, a pesar de no ser favorito, salió de primeras muy enchufado en la zona de ataque. La primera de los eslovacos, corría el minuto 6 y ya Hancko había tenido un remate al primer palo. Y a los cinco minutos, la tuvo Strelec, junto a Haraslinque el primero consiguió sobrepasar al portero inglés. Pero el segundo se quedó a la espera de un remate, ante el despeje en línea de meta de Stones.

Entre tanto, Inglaterra había intentado, cada vez que tuvo el balón, contraatacar. Pero los eslovacos se cerraron bien atrás en el primer tiempo. Y aunque Inglaterra tuvo un juego muy estudiado, con pases cortos dentro del área con Rice y Guehi, no pudieron acabar la jugada.

Lucha de titanes

Umut Meler , en los primeros veinte minutos ya había sacado 4 amarillas. Tres a los ingleses, Mainoo, Bellingham y Guehi. Y por otro lado, al eslovaco Kucka, demostrando la alta intensidad con la que ambas selecciones estaban luchando por hacerse con el balón, y por marcar gol.

Los ingleses empezaron su ataque tarde, respecto al rival. Kane tuvo una ocasión de gol, la más clara hasta el momento, en un remate de cabeza, provocando el primer córner para Inglaterra cerca del minuto 25.

A los pocos segundos de que los ingleses encauzaran su juego, los eslovacos vieron la ocasión, y corrieron a marcar. El tanto llegó con un pase largo de mitad del campo de Strelec, y seguidamente Schranz se hizó con el esférico.

Ante una floja defensa inglesa, el extremo no tuvo problemas en la circulación del balón dentro del área rival. Una vez que consiguió ponerse a la altura de Pickford, lo abatió sin problemas, con un punterazo al fondo de la meta inglesa.

El resto del primer tiempo, fue un quiero y no puedo por parte del conjunto de Southgate, sin ningún ocasión interesante. Mientras tanto Eslovaquia, bien puesta sobre el terreno de juego, no tuvo sonadas ocasiones, pero tampoco se dejó amedrentar en ningún momento por el rival.

Eslovaquia siguió con la voz cantante

Tras el descanso, Inglaterra anotó en el minuto 50, pero fue anulado por fuera de juego. Por más que los ingleses intentaban luchar por el empate, no encontraba la horma de su zapato. Y aunque su juego no fue todo lo pulcro, y definido como la exigencia del partido demandaba. Si que es verdad, que parecía que el colegiado veía mucho más las acciones erróneas de los ingleses que de los eslovacos. En el minuto 60, Kucka hizo una falta dentro del área, que podría haber sido la segunda amarilla, y el árbitro el turco Umut Meler sólo pitó falta. 

Cerca del minuto 70, Inglaterra tuvo a favor un tiro de falta. A los minutos un remate de cabeza de Kane, y cerca del 80, un disparo fuera del área al palo de Rice. Parecía que cuanto más lo intentaba la plantilla de Southgate, el esférico no quería entrar en la meta eslava.

Jude, el héroe del encuentro

Parecía un partido donde todo estaba hecho. Seis minutos de descuento, e Inglaterra seguía atascado a pesar de haber metido la quinta marcha. Pero de repente, el juego cambio para los ingleses. Bellingham, como si de un superhéroe se tratara, en el minuto 94, a tan sólo dos del pitido final, hizo una chilena dentro del área, con el que metió el gol del empate.

Toda la grada se alzó en el Veltins-Arena, como si fuera el propio estadio de Wembley. La plantilla de Southgate se vino arriba. Y el colegiado pitó final del segundo tiempo, pero no del partido, ya que tras el empate no quedó más remedio que ir a la prórroga.

Treinta minutos más de juego, por ver quién se llevaba el gato al agua. Hay que decir que Eslovaquia tan sólo le quedaba un cambio en este tiempo, mientras que a Inglaterra tres.

Kane remata la jugada

Nada más arrancar la prórroga, Kane enchufó de cabeza el esférico en meta eslovaca, tras una asistencia por banda de Toney. Nadie vio venir la jugada magistral de Inglaterra que ponía en jaque mate a Eslovaquia. Y más, después de os 90 minutos que habían hecho los ingleses, siendo menos los minutos finales, un equipo desaborido y sin alma.

Hancko quisó seguir luchando, y en el minuto 100 creo una ocasión con un tiro desde el area. pero Pickford, esta vez más enchufado que a lo largo del encuentro, cogió el esférico con las manos, no sin cierta tensión.

Lobokta, tuvo en sus pies nuevamente el empate, pero Eze consiguió desviar la trayectoria del disparo.

Los minutos de la prórroga se hicieron largos. Inglaterra aguantó como pudo, y Eslovaquia no dejó de buscar el gol una y otra vez, pero el cansancio se hizo patente, no pudiendo encontrar su objetivo. Tune cerró el encuentro con un disparo por encima del larguero, después de una huída de balón desde mitad del campo. Y en contestación un disparo de Hancko y parada de Pickford.

El partido acabó con la victoria de la plantilla de Southgate, para sorpresa de muchos. Junto a Alemania y Suiza se convierte en la tercera selección que pasa a cuartos de final. única prórroga por el momento de la Eurocopa, y final feliz para los ingleeses.

 

Imagen principal vía: Photo by ADRIAN DENNIS/AFP via Getty Images

Podéis seguirme en @jesuisduna y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba