AnálisisDestacadoFC BarcelonaFútbol EspañolLaLigaReal Valladolid

Importante victoria del Valladolid para acercarse a la permanencia

El Real Valladolid ha vencido al Barça, campeón de liga, por 3-1 en un partido clave para su salvación. 

El Real Valladolid ha vencido al Barça, campeón de liga, por 3-1 en un partido clave para su salvación. 

Parece que el FC Barcelona acabó la temporada el pasado 14 de mayo. Los campeones de liga han vuelto a disputar un partido blando en la línea defensiva e insuficiente en la ofensiva. El Real Valladolid, por su parte, consiguió superar en repetidas ocasiones la defensa azulgrana, que estuvo lenta y mal posicionada. Christensen anotó en propia puerta un gol tempranero, Eric García provocó el penal que acabó convirtiéndose en el segundo para los locales y, además, habilitó a Larin para que puediese asistir a Gonzalo Plata, que marcó el número tres. Lewandowski agrandó su contador de goles personales en los minutos finales.

Alineaciones de ambos equipos

Real Valladolid: Masip; Fresneda, Joaquín, Javi Sánchez, L. Olaza; óscar Plano, Roque Mesa, Aguado; G. Plata, D. Machís y Larin

FC Barcelona: Ter Stegen; S. Roberto, Christensen, Marcos A., Balde; F. De Jong, Eric García, Gavi; Raphinha, Lewandowski y Pablo Torre

Inicios inesperados

Antes de que el silbato del colegiado sonase, ambos equipos se congregaron en el centro del campo para fotografiarse con una pancarta. En dicha lona aparecía escrito «Racistas, fuera del fútbol», un mensaje mandado por parte de LaLiga en protesta contra los actos racistas en el mundo del deporte rey.

La hinchada del Real Valladolid dejó una imagen reivindicativa. Durante el primer minuto de partido los aficionados del José Zorrilla sacaron bolsas de basura negras para quejarse de los actos arbitrales y gritaron «corrupción en la federación». El club vallisoletano comunicó hace unos días su descontento con algunas decisiones de los árbitros y promocionó la protesta con el lema «Contra todo y contra todos».

El primer tanto del partido llegó en un abrir y cerrar de ojos. El FC Barcelona encajó la diana más rápida de la temporada por culpa de una acción con cierta mala fortuna. Aguado envió un cambio de orientación hacia Sanchís, que corrió por la banda izquierda. El delantero centró al área y Christensen acabó metiendo gol en propia puerta. Gran mérito del tanto lo tuvo Larin, que obligó al danés a defender el balón que cabeceó.

La línea defensiva del Barça definitivamente no tuvo su día. Y es que, en el minuto 22, recibió el segundo. Eric García, que jugó como pivote en el centro del campo, provocó un penal sobre Planta. El mismo Gonzalo convirtió la pena máxima con un tiro raso y fuerte a la derecha que acabó entrando entre los tres palos.

El FC Barcelona, pese a jugar con algunos futbolistas poco habituales como Pablo Torre o Eric García, pudo ejecutar buenas jugadas arriba. Jordi Masip tuvo que hacer hasta 4 intervenciones para parar los remates de Lewandowski y Raphinha y Frenkie de Jong, como es habitual, puso balones milimétricos al corazón del área. La incorporación por el extremo izquierdo de Torre aportó recursos nuevos al ataque blaugrana. El cántabro, gracias a su habilidad, se atrevió a probar regates en el área y se asoció en corto con sus compañeros.

Un paso más para salvarse

Xavi decidió hacer dos cambios en el descanso, una estrategia poco habitual del técnico azulgrana. El jugador de campo que salió fue Sergi Roberto, al que las cámaras de televisión enfocaron con una bolsa de hielo en la pierna. En su lugar entró Frank Kessié. El otro futbolista sustituido fue Ter Stegen, que dio paso a Iñaki Peña.

El Real Valladolid tampoco tardó demasiado en recambiar sus primeras piezas. Después de perder a Joaquín Fernández en la primera mitad, Roque Mesa también se marchó tocado del partido contra el FC Barcelona. Es importante recordar que, a pesar de que se haya alejado del descenso con la victoria ante el Barça, los de Pucela aún no pueden bajar la guardia. Están a 3 puntos del descenso y aún quedan 2 partidos por disputar. Acercándose la hora de partido, Larin provocó un susto a Iñaki Peña. Se coló entre los centrales, como en el gol que abrió la lata, y esta vez logró rematar. El disparo dio de lleno en el palo, pero el Valladolid estuvo a punto de marcar el tercero.

El siguiente cambio del Barcelona dejó una imagen icónica. Raphinha se sacó la camiseta y mostró un bonito mensaje en apoyo a Vinicius Jr. que decía así: «Mientras el color de la piel sea mas importante que el brillo de los ojos, habrá guerra. TMJ (estamos juntos), Vini».

En clave futbolística, el guion de la segunda parte siguió al de la primera. La defensa del Barça siguió perdida y el Valladolid desaprovechó su desajuste para agrandar la distancia en el marcador. Larin ganó la espalda a Marcosa Alonso y se fue como una bala por la derecha. Visualizó a su compañero, Gonzalo Plata, prácticamente solo cerca del área y le envió la pelota. El ecuatoriano se posicionó y batió con facilidad a Iñaki Peña. Eric García estuvo muy lento en la jugada y, además, habilitó al delantero canadiense.

El FC Barcleona maquilló el resultado con un gol del ‘Pichich’ de la LaLiga Santander. Frenkie de Jong envió un balón al espacio exquisito en la única jugada donde los defensas del Pucela se relajaron. Robert Lewandowski recibió la pelota, dejó atrás a Jordi Masip y, casi sin ángulo, chutó a portería.

Imagen vía: CESAR MANSO/AFP/Getty Images

Sígueme en @silviapujols y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo

Sílvia Pujol Sabadell

Estudiante de Periodismo en la UPF.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba