AnálisisDestacadoFútbol InternacionalMundial

Croacia da la sorpresa y elimina a Brasil

La selección croata, con un Luka Modric eternamente joven al que la edad solo le hace madurar psicológicamente, elimina a la favorita Brasil.

Las buenas actuaciones de jugadores que ya amábamos y su recorrido por el fútbol es longevo, son más especiales. Porque el pensamiento de que se puede acabar nos quita el sueño y es por eso que cuando se reinventan nos enamoran más si cabe. El partido de Luka Modric de hoy, a muchos, nos ha puesto los pelos de punta. Su trabajo defensivo es para ponerlo en muchas escuelas de fútbol. Cuando piensas en Luka, la primera idea que se te viene a la cabeza es la de un mediocentro jugón que mete pases con el exterior y juega con música. La realidad es que Modric es mucho más que eso y qué mejor escenario para demostrarlo que éste. Hoy Modric ha valido por 3 en todas las facetas del juego. Lo tiene todo. Es trampa.

Croacia no se ha hecho más pequeña ni se ha dejado amedrentar por la selección brasileña. Disputaron durante todo el tiempo de tú a tú al conjunto que venía más fuerte, individualmente dando clínic tras clínic. No cedieron el balón y se metieron a defender atrás con las líneas muy juntas, no. La posesión estuvo igualada durante todo el primer tiempo y anularon a la máxima favorita por completo. Con un centro del campo formado por Modric-Kovacic-Brozovic que sumados a las exhibiciones de Juranovic y Gvardiol dejaron a jugadores como Vinicius o Neymar en una simple sombra.

Tite no conforme comenzó con los cambios antes del clásico minuto 60. En la segunda parte «La Canarinha» metió la marcha que se esperaba de ellos y el peligro empezaba a acechar la portería de Livakovic. Sus actuaciones poco ortodoxas salvaron al equipo ajedrezado en muchas ocasiones. Brasil en cambio en defensa sufrió entre poco y nada, aún con los cambios de punta y extremo derecho croatas. Son la selección más sólida en defensa de todo el Mundial. Tite, cambió la posición de Danilo para favorecer a Neymar, pero el partido del jugador del PSG se quedó corto. Croacia, gracias al colectivo y a su portero, consiguió llevar el partido a la prórroga tras competir 90 minutos que son digno de halago.

Los de Dalic ya expertos en jugar los 30 minutos extra se redujeron a defender casi en la totalidad de la prórroga salvo en ocasiones aisladas. Todos dudábamos y nos preguntábamos que dónde estaba la samba brasileña. Estábamos echando en falta a Neymar, y se hizo de rogar, pero apareció cuando más se le necesitaba. Tite lo potenció por activa y por pasiva y confiaba en que hiciese lo que solo él sabe. Sabía que tarde o temprano iba a llegar. A base de rápidas paredes solo a la altura de los mejores, junto a un posterior recorte al portero, hizo el 1-0 en el 105′. Genialidad de la estrella brasileña que puede estar cansado de piernas pero no de cabeza, porque para hacer ese gol hay que estar muy fresco de mente. De esta manera iguala a Pelé como máximo goleador de «La Canarinha».

Con 15 minutos contaba Croacia para hacer un gol y mandar el partido a penaltis. Los balcánicos necesitaban tirar de épica y lo hicieron. De las botas de Petkovic salió el milagroso tanto. La tanta de penaltis parecía estar escrita. La leyenda de esta selección croata no podía acabar y gracias a los errados penaltis por Rodrygo y Marquinhos, el conjunto ajedrezado se mete por segundo año consecutivo entre los 4 mejores del mundo. Ejemplar trabajo de Dalic y de todos los pupilos balcánicos que como conjunto han obrado uno de las mejores actuaciones de lo que va de mundial. Por su parte Brasil, la favoritísima, ha caído. Jugador por jugador no tengo dudas de que puede ser una de las mejores de su historia. El fracaso es más que evidente y el futuro de Tite está en el aire.

Croacia tendrá que esperar para conocer a su rival en semifinales (Países Bajos o Argentina) y Brasil a 2026 para poder optar a la sexta estrella. Parece que el fútbol tiene una deuda Luka Modric, y después de aguantar los 120′ como cualquier otro chaval, creo que este pase para él está más que justificado. Todos los halagos para el croata son pocos, en días como este se agradece que tenga un Balón de Oro en su casa. Y es que Luka hace más real que nadie la frase de «La edad es solo un número», porque Modric es y será un futbolista eternamente joven.

 

Imagen principal vía: Photo by Alex Grimm/Getty Images.

Síganme en @ValdesBlasco y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto:

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios