La Mejor Información Deportiva

62 años de la Quinta Copa de Europa

0

Hoy se cumplen 62 años de la conquista de la Quinta Copa de Europa por parte del Real Madrid que venció por 7-3 al Eintracht en Glasgow.

El 18 de mayo de 1960 resulta una de las fechas más importantes en la historia del Real Madrid Club de Fútbol. Y es que aquel día, el conjunto blanco conquistó en Glasgow su quinta Copa de Europa que, además, también resultó ser la quinta consecutiva tras alzar al cielo el trofeo de la competición europea más grande del mundo en París ante el Stade de Reims, Madrid frente a la Fiorentina; en Bruselas, ante el AC Milan y en Stuttgart, de nuevo ante el Stade de Reims. Tras la consecución de estos títulos, el combinado merengue cimentó su idilio, prolongado hasta la fecha, con respecto a la Copa de Europa y posteriormente la Champions League.

Rumbo a la final

Durante el trayecto a la gran final en Hampden Park el conjunto blanco demostró por qué se hizo con los primeros cuatro títulos en la historia de la competición. El dominio del Real Madrid a nivel continental fue más que arrollador, superó la primera ronda eliminatoria ante el Jeunesse Esch de Luxemburgo tras un 7-0 favorable al cuadro merengue en la ida y otra goleada correspondiente a un 5-2 en la vuelta de la contienda.

La próxima eliminatoria en Copa de Europa para el Real Madrid se disputó frente al Niza. Los franceses obtuvieron ventaja en el primer enfrentamiento tras derrotar por un gol de diferencia (3-2) al conjunto dirigido por Miguel Muñoz. No obstante, en el enfrentamiento de vuelta, los blancos arrasaron a los galos endosándoles una goleada de cuatro goles a cero. De esta forma, el Real Madrid registraba 18 tantos a favor en dos eliminatorias completas.

Con respecto a las semifinales, la entidad madrileña tuvo que hacer frente a su eterno rival. El Real Madrid debía derrotar al FC Barcelona -o Club de Fútbol de Barcelona por aquel entonces-, el cual le había arrebatado la Liga la temporada anterior por muy poca diferencia. Y así lo hizo. El conjunto blanco derrotó tanto en la ida como en la vuelta al club azulgrana tras un resultado de 3-1 en ambas ocasiones. Di Stéfano y Puskás hicieron acto de presencia en la eliminatoria con dos tantos en la ida para el primero. El húngaro logró una diana en la ida y dos en la vuelta, siendo el máximo artillero del conjunto blanco hasta el momento en esta edición de la competición.

El enemigo de los de Miguel Muñoz, el Eintracht de Frankfurt, encaminó su pase a la deseada final tras una abultada victoria ante el Rangers por doce goles a cuatro en el cómputo global de la eliminatoria. Los alemanes llegaron con muchas esperanzas y con los ánimos por las nubes tras este grandísimo resultado.

Un partido de leyenda

La conclusión de la quinta edición de la Copa de Europa se dio tras un enfrentamiento catalogado como uno de los mejores de la historia, ya que ambos contendientes ofrecían un fútbol enormemente ofensivo y de gran velocidad. Los alemanes comenzaron adelantándose en el minuto 18 de partido, un hecho que pilló de imprevisto a la escuadra merengue.

«En lugar de entregarnos, nos sacudimos. El tanto alemán fue como si nos dieran un pinchazo en el cuerpo para reaccionar»

José Santamaría – Defensa central del Real Madrid

Tras esto, el equipo de Miguel Muñoz igualó a los germanos a los tres minutos gracias a un disparo a bocajarro dentro del área por parte de Di Stéfano, posterior a un centro raso desde la banda del futbolista brasileño Canario. Se convirtió en el primer y único futbolista en anotar en cinco finales de Copa de Europa. Aunque, escasos minutos después, de nuevo iba a ser don Alfredo Di Stéfano quien, tras un rechace del guardameta contrario, anotaría el segundo para el Real Madrid. El equipo español dominó cómodamente y encarriló el tercer gol después de un quiebro y posterior zurdazo a la red de Ferenc Puskás

Regresando del período de descanso, Paco Gento aprovechó un balón al espacio de Puskás que terminó en pena máxima para los blancos. El húngaro aumentó la ventaja desde los once metros y puso el cuarto gol a favor del Real Madrid. El quinto tanto merengue llegó tras una estocada con la testa por parte de Puskás tras un centro de ‘La Galerna del Cantábrico‘. El dorsal ’10’ conseguiría un hat-trick a falta del póker minutos después.

En el minuto 71, llegó el cuarto del internacional húngaro. El delantero aprovechó una asistencia de Gento para arremeter el balón contra la red de la portería. De este modo, Puskás se convirtió en el futbolista con más goles en una misma final de Copa de Europa. También, encabezó la clasificación de goleadores de la respectiva edición con doce dianas, seguido de Alfredo Di Stéfano quien registró ocho.

“Era un fútbol tan fácil que parecía un sueño”

Comentarista de la BBC que narraba el partido

La eliminatoria se encontraba 6-1 bajo dominio español. Sin embargo, un minuto después del sexto de los merengues, los alemanes disminuyeron mínimamente la longeva distancia que se presentaba en el marcador con un gol de Stein. Posteriormente, ‘La Saeta Rubia‘ cerraría el marcador madrileño con su tercer gol particular y el séptimo de su equipo. Mientras que, de nuevo Stein, anotaría el último gol del encuentro que le serviría al equipo alemán para poco más que aminorar el resultado.

El ‘Rey de Europa‘ se hizo merecedor de su apodo conquistando la Quinta Copa de Europa consecutiva en su palmarés. Aunque, tuvo que esperar seis años hasta volver a levantar la Orejana. No obstante, el resto ya es historia.

Imagen principal vía: @realmadrid.

Síganme en @TacticaIEden y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo y en nuestro Facebook VIP Deportivo e Instagram  @vp_deportivo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: