AnálisisChampions LeagueDestacadoFútbol EspañolFútbol InternacionalReal Madrid CF

Sorteo de octavos de final de la Champions League

Habrá partidazos tras uno de los sorteos con partidos más parejos que se recuerda. Los ocho encuentros tienen mucho morbo y a estas alturas es muy difícil aventurarse a decir quién estará en cuartos y quién no

Habrá partidazos tras uno de los sorteos con partidos más parejos que se recuerda. Los ocho encuentros tienen mucho morbo y a estas alturas es muy difícil aventurarse a decir quién estará en cuartos y quién no.

Esta mañana, se ha celebrado en Nyom el sorteo octavos de final de la UEFA Champions League rumbo a la final de Estambul, y nos ha dejado una serie de enfrentamientos muy jugosos, que vamos a analizar porque realmente merece la pena hacerlo.

Leipzig-Manchester City

Es seguramente el partido en el que más claro está el favorito. En teoría los de Pep Guardiola no deberían tener problemas en clasificar a los cuartos de final, pero precisamente el peso del cartel de favoritos a levantar la orejona que cuelga del cuello del equipo de Manchester puede pasarles factura.

Desde la llegada de Marco Rose, el Leipzig ha dado un gran salto de forma y llevan seis jornadas de Bundesliga invictos, lo que les ha servido para escalar hasta la sexta posición. Cuentan con una plantilla con grandes talentos y futbolistas de talla mundial, como Christopher Nkunku, Timo Werner, Dominik Szoboszlai o el español Dani Olmo. Con todos estos nombres en ataque, queda demostrado que el Manchester City no debe dormirse en los laureles, como ya le ha sucedido otros años, ya que el Leipzig es un equipo muy serio que, por ejemplo, le ganó al Real Madrid en la jornada 5 de fase de grupos o superó por un marcador de 3-0 al Borussia de Dortmund en la presente temporada.

Veremos si se cumplen los pronósticos o se prolonga la maldición de los citizens en Europa.

Brujas-Benfica 

Dos de los rivales «asequibles» del sorteo se verán las caras. Asequibles por el nombre y el historial, porque en esta temporada están demostrando un nivel muy alto de fútbol, que esperamos que siga tras el mundial. De un lado, el campeón de la liga belga que perdió en verano a jugadores tan importantes para ellos como Charles De Ketelaere, Openda o Dost, pero se supieron reconstruir y ficharon a jugadores de gran calidad que están dando unos resultados increíbles, es el caso de Boyata y Ferran Jutglà. Vienen de dejar fuera al Atlético de Madrid y están siendo uno de los equipos revelación de la competición, porque además son un equipo para disfrutar viéndoles jugar.

Enfrente tendrán al líder de la liga de Portugal, del que tan sólo hay que decir que viene de clasificar como primero en un grupo que compartían con PSG y Juventus para hacerse una idea de su nivel actual. Después de dejar fuera del torneo al Barcelona al año pasado e ingresar una auténtica millonada en verano por la venta de Darwin Núñez al Liverpool, el Benfica quiere más y se está ganando fama de matagigantes, al menos en fase de grupos.

A día de hoy parece un partido bastante nivelado, pero es imposible predecir que eso será lo que veamos en febrero.

Liverpool-Real Madrid

Llegamos al enfrentamiento del único equipo español que queda vivo en la competición, el Real Madrid. Quizá es el partido que más dependerá de cómo vuelven los jugadores de ambos equipos tras el mundial de Qatar.

El Liverpool no está en su mejor momento. Ocupa una sorprendente, a la vez que decepcionante, octava plaza en la Premier League que los deja, a día de hoy, fuera de todas las competiciones europeas para el próximo año, incluida la Conference League. No se espera que acaben esa posición, pero van a sufrir, y mucho, para estar en la próxima edición de Champions, a no ser que se proclamen campeones este año, así que puede ser un todo o nada para ellos. Su gran estrella, Mohamed Salah, que además tiene un pique público con el Real Madrid, no estará en Qatar y podrá llegar en su mejor nivel físico, lo que es siempre una amenaza muy seria para la defensa rival.

El Madrid, por su parte, tampoco está en su mejor momento de juego, aunque ha estado cosechando resultados positivos con el mínimo y sigue invicto en liga, no así en Champions ya que perdió contra el Leipzig. Por suerte para ellos, no tuvo más repercusión porque acabaron primeros de grupo igualmente. También va a sufrir en liga pero con un objetivo diferente al del Liverpool, llevarse el título. Pero no va a ser fácil, debido a la pelea abierta y muy igualada que disputa con el Barça.

Es la tercera vez consecutiva que vemos este enfrentamiento en la Champions League, la última vez fue la final de la temporada anterior. En ambos casos el Real Madrid salió vencedor, ¿será la tercera la definitiva para el Liverpool o será el comienzo de una nueva gesta similar a la del año pasado para los de Ancelotti?

Milan-Tottenham

Otro gran choque que nos deja este sorteo. El AC Milán fue campeón de la Serie A la temporada pasada. Al gigante rossonero le ha costado volver a la cima, pero están muy cerca, y son un equipo muy a tener en cuenta, ya que cuentan con grandes nombres en todas las líneas del equipo.

No es tanto el caso del Tottenham, que es un equipo más desequilibrado, con un ataque que puede considerarse uno de los mejores del mundo. A la dupla formada por Harry Kane y Son se han sumado Dejan Kulusevski y Richarlison. La media temporada pasada que hizo el sueco ex de la Juventus fue un auténtico escándalo, y en la última jornada, nada más saltar al campo tras estar fuera por lesión, dio una asistencia y le metió el miedo en el cuerpo al Liverpool. Pero delante no van a tener a cualquiera, van a tener a una defensa conformada con nombres como Kalulu, Tomori y Theo Hernández, que no se lo van a poner nada fácil.

No se esperaba que los Spurs estuvieran en esta edición de Champions, pero Antonio Conte lo hizo posible. Los lilywhites no están acostumbrados a levantar trofeos, pero el entrenador italiano acostumbra a dejar alguno por donde pasa. Igual no es el de Champions el que se llevan, pero quieren competir y tienen jugadores para hacerlo. Lo intentará evitar el Milán, que tiene la oportunidad de demostrar que el equipo de Italia más exitoso en Europa, está de vuelta para quedarse.

Eintracht frankfurt-Nápoles

Sí, señoras y señores, el Eintracht sigue vivo. El campeón de la Europa League se crece en competiciones continentales y es un rival muy duro a ida y vuelta, y si no, que le pregunten al FC Barcelona. Este verano perdieron a su estrella, Filip Kostić, que hizo las maletas rumbo a Turín. Sin embargo, siguen contando con grandes talentos en sus filas, como Daichi Kamada o Ndicka, y con un porterazo, Kevin Trapp. Pero hay que saber competir, y a este equipo se le da de lujo, no sólo la temporada pasada, en esta ha superado a buenos equipos en la clasificación, como el Marsella o el Sporting de Lisboa.

Su rival será el Napoli, líder de la Serie A. El equipo que ha conseguido construir Spalletti es para quitarse el sombrero. Ser primeros en el grupo del Liverpool es algo muy meritorio, pero si además en enfrentamiento directo les metes un 4-1 son palabras mayores. Eso sin hablar del espectáculo que están dando en su liga nacional, donde se han ganado a pulso el cartel de favorito. Mucho ojo con el equipo del sur de Italia, que si supera esta primera piedra, puede llegar muy lejos en la competición.

Dortmund-Chelsea

Al Dortmund en los últimos años le cuesta llegar a las últimas rondas de Champions después de haber alcanzado la final en 2013. Ni siquiera cuando contaban con Erling Haaland en la plantilla pudieron hacer una actuación que quedase grabada en la memoria del público.

Lo contrario que el Chelsea, que en 2021 salió campeón, y el año pasado perdió en la prórroga contra el equipo que finalmente levantaría la orejona. Ahora los blues no están en su mejor momento, y la incertidumbre se ha apoderado del club tras el despido de Thomas Tuchel. Su sustituto, Graham Potter ha demostrado ser un gran líder de proyectos, así que veremos como llega su equipo después del mundial.

Ambos son buenos equipos con jugadores de talla mundial. Muy seguramente veamos jugar a Jude Bellingham, que curiosamente ha sido relacionado con el Chelsea en los últimos meses. Igual el conjunto londinense se lleva la eliminatoria y a la estrella de sus rivales, o puede que se imponga el conjunto alemán y le demuestren a Todd Boehly que deshacerse de Tuchel, que entrenó a ambos clubes, no era tan buena idea.

Inter de Milán-Oporto

Ambos vienen de dejar fuera a dos equipos españoles en fase de grupos y ahora jugarán entre ellos. Se tiende a infravalorar a los equipos portugueses, pero es un error. El Oporto ha conseguido la primera plaza de su grupo superando al Atlético de Madrid y a un gran Brujas. Además, son segundos en la liga portuguesa, donde compiten contra el Benfica, que como ya hemos visto es un auténtico equipazo. Una zaga muy experimentada y un delantero top, como lo es Mehdi Taremi, son sus principales fuertes.

El conjunto neroazzurro está compitiendo mejor en Europa que en su liga nacional, donde va séptimo. Hasta ahora apenas han podido contar con Romelu Lukaku, su fichaje estrella del verano. Igualmente cuentan con jugadores de gran calidad individual, Nicolò Barella, Lautaro Martínez, Edin Dzeko y Milan Skriniar entre otros, así que sorprende y mucho el pobre desempeño en Serie A hasta ahora. Aún así en Champions han conseguido su objetivo, estar en octavos habiendo superado al Barça, y sin perder ninguno de los dos partidos contra los azulgranas.

PSG-Bayern de Múnich

Lo mejor para el final. Las expectativas que hay puestas sobre este partido son inmensas. Tenemos al coco, al eterno favorito Bayern de Múnich contra el equipo repleto de estrellas del París Saint-Germain.

Los parisinos buscan que sea su año una vez más, es el gran objetivo que les falta conseguir. Creo que no hace falta hablar del ataque, ya sabéis quiénes son y lo que son capaces de hacer. La gran mejoría ha venido en el esquema. El sistema con cinco atrás está beneficiando el juego del campeón francés, parece que Galtier sabe lo que hace. Verratti, Neymar, Messi, Mbappé, Marquinhos y ahora encima un buen Ramos… Todo lo que no sea ganarla es una decepción. Pero les ha tocado seguramente el rival que mejor les puede competir, con permiso del Manchester City y el Real Madrid, que podemos considerarlos también en ese escalón.

A los bávaros les ha costado más de lo habitual ponerse líderes de la Bundesliga, pero ya lo han conseguido. También se han paseado por su grupo, donde hizo paso perfecto. En donde sumó dieciocho puntos y dejó en evidencia a equipos de gran nivel como el Inter y el FC Barcelona, a los que ganó sin dificultad.

En el último enfrentamiento entre ellos se impuso el París Saint-Germain, pero el Bayern les ganó la final de 2020 y eso sabe mejor. Es un duelo de octavos, pero a nadie le sorprendería si uno de estos dos levanta la copa en junio.

 

Imagen principal vía: UCL.

Síganme en @PabloCampano14 y sigan toda la información y la actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto:

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios