AnálisisBaloncestoDestacadoNBA

Zion Williamson alcanza la regularidad

La estrella de los Pelicans está jugando la mayoría de los encuentros de unos Pelicans que apuntan a los Play-Offs

Zion Williamson está jugando más que nunca, superando sus problemas de lesiones y de sobrepeso. 

Tras LeBron James y Wembanyama, Zion fue el jugador que llegó con más hype a la NBA en este siglo XXI. Sin embargo, las lesiones y sus problemas con el peso debido a su físico tan especial, no le han dejado mostrar todo su potencial, pese a que ya a sus 23 años ha sido dos veces All-Star (2020-2021 y 2022-2023). Tras varios años con muchos problemas, parece que este año está encontrando la regularidad.

Cambio en su alimentación para jugar más partidos

Cuando observas sus estadísticas, lo que más llama la atención son sus partidos jugados. En sus cuatro años en la NBA tan solo en una de ellas jugó un número de partidos significativos, en su segundo año, la 20-21, cuando jugó 61 encuentros. En su año rookie saltó a la pista en 24 partidos, la campaña pasada lo hizo en 29 partidos, mientras que en la 2021-2022 se la pasó en blanco. Incluso, a lo largo de los dos últimos años, ha habido rumores de un posible traspaso, pese a su gran talento.

Durante los últimos años, salían rumores de que era un jugador que no cuidaba mucho su alimentación, lo que le hacía superar los 135 kilos con su 1`98 de altura. Por ello, los Pelicans incluyeron en su contrato cláusulas sobre partidos jugados y control de peso. Según una información de Brian Windhorst, el alero de los Pelicans habría bajado hasta 12 kilos desde diciembre, buscando llegar en el mejor momento de forma de su carrera a unos Play-offs que aún no ha disputado.

Parece que los Pelicans están buscando que llegue en su mejor momento, ya que está en el promedio más bajo de su carrera en minutos por partido. Hasta la fecha, sus promedios de minutos por temporada eran de 33 por encuentro, mientras que en esta se queda en 30.9, por lo que el control de sus minutos parece un factor fundamental en su regularidad, ya que este año ha jugado 56 de los 67 partidos de su equipo, a ritmo de superar los 65, algo que no había hecho a lo largo de su carrera, y no se ha perdido dos encuentros seguidos en todo lo que va de año, algo que todavía no había logrado.

Uno de los jugadores más productivos y gran mejora en su visión de juego

Lo que más destaca de Zion es su productividad por minuto. Pese a que sus números han bajado, su productividad sigue siendo muy alta, pese a que en los años anteriores en los que más jugaba promediaba 27 y 26 puntos, y en esta se encuentra en 22.6 puntos, su productividad no ha bajado, ya que sigue en unos porcentajes espectaculares con 58% en tiros de campo, el décimo de la liga, y el noveno jugador más eficiente de la competición con un PER de 23.3.

Dónde más ha mostrado una evolución en su juego es un su capacidad de pase. Por primera vez en su carrera está por encima de las 5 asistencias por encuentro, promediando 5.1 por encuentro, superando su anterior registro de 4.6. Además, lo está haciendo de una manera mucho más eficiente, ya que está en 2.5 pérdidas por encuentro, el menor registro de su carrera, demostrando su gran mejora en la distribución con un gran registro en asistencias/pérdidas.

Camino de los Play-Offs

Los Pelicans estaban entre los candidatos para disputar la postemporada en la NBA, sin embargo, pocos pronósticos les ponían en la situación actual del equipo a estas alturas, quintos a un partido del cuarto puesto, y 2.5 partidos por encima del séptimo puesto, que les llevaría a disputar Play-In. Además, se encuentran en una gran dinámica con 7 victorias en los últimos 10 partidos.

Las dudas se ceñían, además de la incógnita del físico de Zion, a que no conseguían enlazar las piezas clave, parecía que entre Zion e Ingram no había buenas sinergias, y que McCollum ya había pasado por sus mejores momentos en la liga, y que estaba de capa caída. Sin embargo, parece que cada uno ha encontrado su hueco para ayudar al equipo, y jugadores de rol como Trey Murphy, Herb Jones, uno de los mejores defensores exteriores de la liga, y el rookie Jordan Hawkins, han dado un paso adelante.

Parece que esta temporada por fin vamos a ver a Zion Williamson disputar las eliminatorias por el título. Lo hará, además, con un equipo que parece estar perfectamente compenetrado, y que ha encontrado varias piezas que encajan a la perfección con las facultades de su estrella. Seguramente se crucen con los Clippers, uno de los favoritos en el Oeste, pero estos Pelicans están preparados para sorprender a cualquiera.

Imagen principal vía: @NBA.

Síganme en @adrian_drecio y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba