La Mejor Información Deportiva

¿Y si empezamos a mirar los síntomas del paciente enfermo?

0

En el club y parte de la afición del FC Barcelona se ha agarrado durante toda la temporada al resultadismo, cuando en realidad se ha demostrado que el equipo azulgrana tiene muchos síntomas negativos.

Lo primero de todo. ¡Enhorabuena valencianistas! Totalmente merecida la consecución del título de campeón de la Copa del Rey, y también el puesto de Champions League logrado en la Liga. La temporada del conjunto che ha sido un gran ejemplo para los demás, sobre todo para los actuales presidentes de los diferentes clubes. ¿Saben que es paciencia? ¿saben que es creer en un proyecto deportivo? Tarde o temprano, un proyecto deportivo que este bien planificado y trabajado, siempre trae sus frutos. La muy buena planificación deportiva del Valencia se topo el pasado sábado, en el final de la temporada 18/19 del fútbol nacional, contra la que, por presupuesto, debería ser la mejor o una de las dos mejores de la Liga.

A principio de curso, en el Camp Nou ya saboreaban unos años después el trofeo de la Champions League. Leo Messi les metió en vena que este año si iban a pelear hasta el final por la orejona. En las últimas navidades, el villancico que mas sonaba por las calles de Barcelona era el de: ¡Triplete, triplete, triplete! El club y la afición, y aunque a una buena parte de estos últimos les aburriera lo que veían en el pasto, estaban totalmente enganchados a la calculadora y el resultadismo. Después del 4-0 en Anfield, que estoy seguro que influyo el afán de anteponer el resultado al buen juego, los blaugranas comenzaron a cantar: ¡Doblete, doblete, doblete! Y tras perder la final de la Copa del Rey, se consuelan e incluso le meten una pulla a su máximo rival diciendo por todos los lados que ellos por lo menos han ganado la Liga. ¡La Liga, La Liga, La Liga!

Planes, Abidal, Valverde y Pep Segura en la Ciudad Deportiva del FC Barcelona - Imagen vía: Mundo Deportivo
Planes, Abidal, Valverde y Pep Segura en la Ciudad Deportiva del FC Barcelona – Imagen vía: Mundo Deportivo

Estos resultadistas, que al fin y al cabo son los que supuestamente toman las decisiones en el club, llevan años dedicándose a analizar si el paciente esta vivo o muerto, algo que puede hacer cualquiera con solo ver si respira o no, y nunca han mirado los síntomas del paciente que desde el 2015 esta estornudando, no respira bien y que en cada noche europea le duele todo. ¿Sera que el paciente esta enfermo? Y, aunque no lo digan textualmente, las acciones tomadas por parte de la  directiva y el entrenador demuestran que, mientras el paciente respire y aspire a todo, se conforman con lo que tienen. Yo personalmente soy más de jugadores que de equipos, pero me declaro total admirador del Barcelona de Pep Guardiola. Y el pasado sábado, yo vi a ese mismo equipo que viste de azulgrana, jugar al catenaccio con balón, sin ‘9’ en la primera parte y en la segunda con Arturo Vidal de ‘9’, y muchos desajustes tácticos característicos de un equipo amateur. ¿Quién tiene al paciente enfermo? Pues los que consienten una patética planificación deportiva y que el propio equipo se aburra jugando a un juego aburrido.

Imagen destacada vía: Marca

Síganme en Twitter @franyako, y sigan toda la información y actualidad deportiva en @Vip_Deportivo , en nuestro Facebook: VIP Deportivo o en nuestro Instagram: @VP_Deportivo 

Deja un comentario