La Mejor Información Deportiva

Wembley se pinta de rojo en la FA Cup

0

Liverpool consiguió levantar su 7mo título bajo el mando de Jurgen Klopp, tras ganar por penales la FA Cup al Chelsea en un partido que en tiempo regular y de tiempos extras no tuvo goles. Con esta victoria el conjunto red rompe una sequía de 16 años sin título en esta competición y mantiene la posibilidad de conseguir el cuartete.

En el aniversario 150 de la FA Cup uno de los torneos más longevos del futbol, Chelsea y Liverpool se enfrentaban en Wembley para ver quien sería el campeón de esta temporada.  El conjunto blue llegaba con sed de revancha a este encuentro, pues en las 2 últimas ediciones habían llegado a la final y se quedaron cerca de la gloria tras caer frente al Arsenal y Leicester respectivamente. Igualmente, los dirigidos por Tuchel buscaban sacarse el trago amargo luego de lo sucedido en la final de la EFL Cup donde también cayeron ante el conjunto red. 

Por su parte, los de Merseyside llegaban con la intención de romper una racha de no conseguir el título desde el 2006 y por el otro lado mantener aun vivas sus posibilidades de conseguir el cuartete de títulos consagrando así una temporada histórica. Los dirigidos por Klopp arribaron al encuentro con 15 encuentros sin conocer la derrota luego de 3 empates y 12 triunfos.

Alineaciones del encuentro 

Chelsea: Mendy; Chalobah, Silva, Rudiger; James, Jorginho, Kovacic, Alonso; Mount, Pulisic; Lukaku.

Liverpool: Alisson, Trent Alexander Arnold, Konaté, Van Dijk, Robertson; Henderson, Keita, Alcántara; Salah, Díaz, Mané

Primera parte: Liverpool claro dominador, pero no caían los goles.

Con un gran ambiente, el encuentro comenzó con la visita siendo claro dominador sobre todo gracias a la determinación que tuvo Alexander Arnold para ir al ataque y servir con centros a sus compañeros. En los primeros 15 minutos tuvieron 6 oportunidades de abrir el marcador, sin embargo, todos los remates se fueron por arriba o por los costados del arco de Mendy.

Imagen

El Chelsea de a poco se fue metiendo en el partido. Al minuto 23′ Pulisic realizó un disparo con su pierna derecha el cual se fue ligeramente por el costado izquierdo para dar la primera opción de peligro a los dirigidos por Tuchel. Pasando la media hora las alarmas se encenderían del lado del Liverpool, pues Salah tuvo que salir cojeando debido a una lesion muscular la cual de momento pondría en duda su participación en la final de la Champions. A raíz de la lesión Klopp dio entrada a Jota quien antes de finalizar la primera parte intento abrir el marcador con un potente disparo el cual se fue demasiado alto para irse 0 – 0 a los vestidores.

Segunda parte: Chelsea modifico su planteamiento y el encuentro se emparejo

Para la segunda The Blues Lions comenzaron mucho mejor. Marcos Alonso que estaba siendo uno de los mejores jugadores del equipo local realizo un tiro tras una media vuelta que le permitió tener un mejor ángulo de disparo, aunque su remate se fue por un costado del arco de Alisson. De nueva cuenta el arquero brasileño vio como los locales se acercaban con peligro hacia su arco, pero logro mantener el 0 con una gran atajada a 2 manos.

El Chelsea seguía metido en área rival y al 47′ Alonso sorprendió a todos con un cobro de falta directamente a la portería del arquero rival el cual retumbo en la escuadra del palo de la portería rival. Posteriormente Luis Díaz aprovecho un ligero espacio que tuvo para hacer un disparo desde afuera del área el cual se fue apenas por un costado.

Imagen

Aun con el 0-0 ambos técnicos decidieron utilizar su primera ventana de cambios en donde por un lado se dio entrada a Kanté por Kovacic para dar un mayor aire al medio campo y del otro costado entro Milner por Keita buscando degastar al rival.

Sobre el final de nueva cuenta el Liverpool retomo el control y tuvo lo que fue su mejor oportunidad del segundo tiempo tras un centro de Milner el cual termino en los pies de Robertson quien pudo definir con la portería vacía para dar el título a los de Klopp, pero no pudo definir de la mejor manera estrellando el balón en el palo garantizando 30 minutos más de futbol en la gran final.

Tiempos Extras y penales

Con ambas escuadras exhaustas por el esfuerzo dado en los 90 minutos se dio comienzo a los tiempos extras en donde no hubo ninguna oportunidad clara para abrir el marcador con lo que el juego se fue a los penales. Tras ganar el volado Alonso se encargó de patear el primer penal para los locales el cual acertó. Milner pondría el marcador 1 – 1 con un remate hacia el ángulo el cual fue imposible de parar para Mendy. Llegó el turno de cobrar para Azpilicueta quien vio como su remate se estrelló en el travesaño.

Liverpool tomaría la ventaja por medio de otro futbolista español, Thiago el cual sin titubear puso el 1-2. Posteriormente llegaron los momentos de cobrar para James, Firmino, Barkley, Arnold y Jorginho en donde todos acertaron para poner el marcador 4-4. Mané dio respiro a los de Tuchel tras estrellar su remate en las manos de Mendy, sin embargo, Allison atajo el remate de Mount dando la oportunidad de que en muerte súbita Tsimikas definiera todo a favor de la escuadra de Klopp ampliando su legado en la institución.

 

Foto principal: @LFC

Síganme en @Pedro_Poncelis y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo y en nuestro Instagram: @vp_deportivo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: