La Mejor Información Deportiva

Vinicius Tanque puso la luz entre las tinieblas del Cartagena

0

Algeciras y Cartagena firmaron las tablas en un encuentro en el que el claro dominador de buena parte del mismo fue el Algeciras, que cuajó un partido para haberse llevado los 3 puntos. El cuadro cartageneros volvió a dejar una mala imagen, algo maquillada por el gol de Vinicius Tanque, que ya suma 2 en sus 2 primeros partidos con la elástica albinegra. El gol algecirista lo hizo Iván Turrillo de penalti.

Este equipo sigue sin vencer, y por supuesto, sin convencer. Parece que hasta se le ha olvidado ganar a domicilio. Desde el pasado 4 de enero no se consigue un triunfo fuera de casa. Esta es la cruda realidad del Cartagena, que este fin de semana empató a 1 ante el Algeciras, en un encuentro en el que los albinegros merecieron perder, ya que fueron dominados en loa mayor parte del tiempo por los locales.

Borja Jiménez no da con la tecla. Ni con pruebas, ni sin pruebas, ni con nada de nada. El Cartagena del técnico abulense no carbura ni a la de tres. Nuevamente volvió a dejar malas sensaciones, ante un Algeciras muy bien plantado en todo momento, buscando constantemente la portería de Marc Martínez.

Desde los primeros segundos de partido, el cuadro algecirista buscó con insistencia el primer gol. En el primer minuto ya avisó  Almenara con un disparo muy peligroso. Y esto fue el primer intento de muchos más que vinieron a continuación, porque los albinegros en la primera mitad, fueron una auténtica verbena. Apenas salían de su campo, y sufrieron de lo lindo con los ataques del conjunto local.

Elady Zorrilla conduce el esférico.
Imagen: Álvaro Rivero

La defensa poco contundente, el centro del campo inexistente, y la delantera no sé como calificarla, porque a penas rascaron bola en la primera media hora de partido. Para más desgracia en el comienzo, Diegui se marchó conmocionado en el minuto 14 tras recibir un golpe de su compañero Marc Martínez. Lo sustituyó Ayala, que se puso de central zurdo, desplazando a Álex Martín al lateral derecho.

Pero poco importaba el jugador que estuviera en el campo, el equipo seguía igual de inoperante, siendo superado de cabo a rabo por un Algeciras que bailó al ritmo que marcó Ñito.

Presión intensa tras pérdida, movilidad en tres cuartos de campo y búsqueda constante del área rival fueron los ingredientes del cuadro rojiblanco para anular por completo al Cartagena en el primer tramo del encuentro. Y para más desesperación blanquinegra falló el que parecía que iba a fallar nunca, Carrasquilla. El panameño cometió un penalti absurdo en el minuto 21 de partido.

Vinicius Tanque celebra el gol que ponía el 1-1 en el marcador.
Imagen: Álvaro Rivero

El ´18´ cartagenerista se quedó con un remate del Algeciras en el área del Cartagena, y en vez de despejar el esférico, recortó a un rival, y con el segundo no pudo. Bijimine se le cruzó en su camino, y Carrasquilla lo agarró en el área. Como pueden comprobar, parece un chiste, pero fue real, una tontería que le costó un gol al conjunto de Borja Jiménez, ya que Iván Turrillo transformó la pena máxima engañando a Marc Martínez.

1-0 y sensación de equipo muerto. Una sensación que continuó varios minutos más, ya que el Algeciras continuó con la misma intensidad, buscando abrir brecha en el marcador, frente a un Cartagena que estaba siendo arrollado por completo. Córners y más córners sacaban los locales, algo que demuestra que la zaga cartagenera achicaba agua como podía. Ni un tiro a puerta hasta el tanto del empate, esas son las estadísticas de un equipo que quiere ser campeón y ascender.

Pero, en el minuto 35 llegó el salvador. Otra vez Vinicius Tanque, por segundo partido consecutivo. Para seguir callando bocas. Después de un minuto en el que pudo llegar tanto el 1-1 como el 2-0, el brasileño se sacó un testarazo inapelable tras el centro de Forniés, que acabó en el fondo de la portería de Javi Jiménez. Empate en el electrónico y ya llovía menos en tierras cartageneras.

Lucas de Vega realiza un pase.
Imagen: Álvaro Rivero

Y es que parece que Cartagena tiene nuevo ídolo. El ariete brasileño ha comenzado de la mejor manera posible su estancia en la trimilenaria. Y no es solo por los goles, sino también por el poderío y las ganas que demuestra en su juego aéreo. Un delantero que le puede dar mucho a este Cartagena en el tramo final de temporada. Pero eso sí, que el gol no tape la pésima primera mitad que cuajó el cuadro de la  ciudad portuaria.

La segunda parte sí que es cierto que comenzó con un guion distinto al de la primera. El Cartagena dominó más el esférico, y llevó la iniciativa del juego, mostrando una cara bien distinta a la del primer acto. Y de hecho, puede ser que el Cartagena anotara el segundo gol. Y digo puede ser, porque el árbitro no dio el tanto, pero parece que el balón entró. Gol fantasma el que vivimos en el Nuevo Mirador en el minuto 53, en un zapatazo de Elady que dio en el larguero y posteriormente botó en el césped.

A partir de ahí, poco más que contar en cuanto a peligro generado por parte de los visitantes. Más posesión, más control del juego, pero siendo poco incisivos. Apenas se encontró profundidad, y por tanto, apenas se encontró la meta rival, y mientras tanto, el Algeciras daba una sensación de seguridad defensiva bastante buena.

Forniés con el balón en los pies, presionado por Iván Turrillo.
Imagen: Álvaro Rivero

E incluso, poco a poco el cuadro de Salva Ballesta fue recuperando el dominio y el peligro. Con un remate desviado de Almenara se avisaba de que que los andaluces estaban de vuelta y que querían los 3 puntos. Por cierto, lo que se dejó entrever también es que, el Cartagena a balón parado defensivamente fue un flan durante todo el partido.

Pero lo que sobretodo favoreció al Algeciras fue la expulsión de Andújar en el 65´. Segunda amarilla que vio el central madrileño por llevarse por delante a Karim, en un choque evitable que se produjo casi en el centro del campo. Otro regalo que el Cartagena hacía al cuadro algecirista, y en este caso, otro error garrafal de Andújar, que está encadenando una serie de partidos a un nivel muy bajo.

A partir de ahí, el Algeciras cogió otra vez el timón del duelo, pero apenas pudo crear ocasiones claras, ya que se pudo ver claramente que los jugadores estaban desfondados. Mucho corazón, pero poco acierto ante un Cartagena que se encerró bien en los últimos compases.

Se igualaron las fuerzas, cuando en el 87´ el Algeciras también se quedó con 10 por la expulsión de Yago Pérez. Quedó patente el rasero del árbitro en todo momento, muy poco permisivo y con una aluvión de tarjetas a los 2 equipos, en un partido que no pareció tan brusco como para mostrar tantas cartulinas.

Sergio Ayala remata un balón con la cabeza.
Imagen: Álvaro Rivero

Finalmente, ninguna de las dos escuadras pudo desnivelar la balanza, y se tuvieron que conformar con el reparto de puntos en el Nuevo Mirador.

Un reparto de puntos que no permitió al Cartagena aprovechar el pinchazo del Marbella, por lo que sigue estando a 1 punto de los marbellíes, que visitarán el Cartagonova la próxima semana, en medio de un mar de dudas y críticas en el que se encuentra inmerso el Cartagena. El Algeciras mientras tanto, continúa decimoséptimo, a 1 punto del playout y a 4 de la salvación.

 

Imagen principal vía: Álvaro Rivero.

Síganme en @MiguelMelladoM1 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @Vip_Deportivo y en nuestro Facebook: VIP Deportivo.

Deja un comentario