La Mejor Información Deportiva

Una joya llamada Loren

0

El delantero marbellí Loren Morón renueva con el equipo verdiblanco hasta 2022. Su cláusula de rescisión se eleva hasta los 60 millones de euros, una de las más altas del conjunto bético.

Cualquier aficionado del Real Betis que el año pasado siguiera al equipo filial, ya lo conocía, lo disfrutaba y veía en él el delantero nato que rompía con fuerza. Gol tras gol, partido tras partido iba haciéndose un hueco, un nombre en el Grupo IV de la Segunda B española.

Y llegó esa oportunidad, Quique Setién lo puso, le confió la manija goleadora del Betis, y sin duda alguna respondió con creces. Se hinchó a marcar, se hizo con el puesto de titular. Dejó en el banco a los presumibles goleadores del equipo verdiblanco, revolucionó la avenida de La Palmera, la afición encontró un nuevo ídolo.

Todo pasó muy rápido, en meses, del filial a primera, a codearte con los mejores, a demostrar que no estás aquí de paso, a dejar huella, a quedarte entre los grandes, a dejar el barro por los focos, por las fotos, a triunfar entre las estrellas.

Este chico natural de Marbella, 25 años, llamado Loren Morón, acaba de renovar con el club de su vida, el Real Betis Balompié, ¡y le ha costado, vaya si le ha costado! sangre, sudor y lágrimas, esfuerzo, trabajo y dedicación, pero bien merecido. Ha pasado en unos meses a valer la friolera de 60 millones de euros, así lo dice su cláusula, que, dicho sea de paso, bien puesta está, porque no hay nada más caro y que se pague más en el fútbol que el gol, y este chico lo tiene. Se posiciona bien en el campo, tira buenos desmarques, define con mucha elegancia.

Hay pocos, muy pocos delanteros en el panorama español con sus características, por eso Serra Ferrer y el Betis han visto en él a un filón, un diamante en bruto por pulir pero que empieza a brillar, y eso no se puede escapar.

El equipo sevillano sabe que tiene algo muy bueno, y ya han empezado los cantos de sirena desde tierras inglesas a tocar la melodía, a intentar seducirle hasta las islas, pero de momento, él sigue aquí, y por lo menos un año la primera división lo va a disfrutar. Talento le sobra, tiene a quien salir, y por Heliópolis, ya se frotan las manos, la afición entregada, y los porteros rivales con miedo al chico rubio que se les acerca.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.