Fútbol EspañolLaLiga 2OpiniónReal ZaragozaUncategorized

Una crisis a todos los niveles

El Real Zaragoza se encuentra inmerso en una situación crítica y tanto Juan Carlos Carcedo como Miguel Torrecilla parecen tener las horas contadas.

El Real Zaragoza se encuentra inmerso en una situación crítica y tanto Juan Carlos Carcedo como Miguel Torrecilla parecen tener las horas contadas.

Todo hace indicar que el periplo en la capital del Ebro del técnico y del director deportivo zaragocista ha llegado a su fin. Tanto Carcedo como Torrecilla serán despedidos en las próximas horas, sin todavía relevos en sus respectivos cargos.

Como en cualquier situación insostenible en el mundo del fútbol, la primera cabeza en rodar es la del entrenador aunque la culpa nunca sea de él al completo. El Real Zaragoza se encuentra en dicha tesitura. El equipo continúa sumido en la más mediocridad y lo que es más peligroso, la afición no se ve representada con un club al que parece no importarle demasiado la compleja situación. Con un egoísmo por bandera, Raúl Sanllehí ya va demasiado tarde en el despido de uno de los peores técnicos, en cuanto a números, que han pasado por La Romareda.

Otro entrenador más

Durante la década que lleva el conjunto blanquillo en el infierno de la Segunda División, han sido destituidos 14 entrenadores y Carcedo parece ser el decimoquinto. El riojano no ha sido capaz de dar con la tecla y hacer un equipo competitivo que aspirase a cotas altas, a pesar de contar con uno de los mayores límites salariales de la categoría.

El exentrenador del Ibiza, está superado por las circunstancias desde hace ya bastante tiempo. Sus idas y venidas en las alineaciones y su manera de cambiar los partidos desde el banquillo así lo demuestran. Eso sí, la culpa no solo debe residir en su figura. La confección de la plantilla ha sido un completo desastre, con una sala de máquinas en la que solo la pieza de Jaume Grau parece carburar al son de lo que requiere la categoría y con una delantera en la que la falta de gol brilla por su ausencia. El Real Zaragoza, un año más, está destinado a luchar por conseguir los 50 puntos lo antes posible.

La indigna etapa de Torrecilla

Miguel Torrecilla se incorporó a la institución zaragocista el 7 de diciembre de 2020. Desde aquel día, su figura siempre ha estado en entredicho. ¿Qué se podía esperar de un director deportivo que no había salido bien de ningún club? Luis Carlos Cuartero, por aquel entonces máximo responsable de la parcela deportiva, decidió que era una buena idea.

Torrecilla relevó a Lalo Arantegui y fue la perfecta prueba de pasar del día a la noche. Un director deportivo que tan solo podía aspirar a contratar a sus viejos amigos. Así ocurrió con Álex Alegría o Nano Mesa. Jugadores de medio pelo que en el pasado habían rendido decentemente y habían sido captados por él. ¿El resultado? 3 goles entre los dos. Otro ejemplo sería el de Sabin Merino. Fue fichado por el Real Zaragoza a falta de 4 horas del cierre del mercado invernal a razón de un millón de euros repartido en cuatro temporadas. Otra gestión que sacó los colores al salmantino.

Lo que queda claro es que el Real Zaragoza no se puede permitir fichar medianías y entrenadores sin experiencia en una categoría en la que, precisamente, es la experiencia el rasgo fundamental. Tampoco debe encomendar la confección de la plantilla a personajes sin ambición y cansados de dar bandazos durante su infame trayectoria profesional.

 

 

Imagen principal vía: Oliver Duch

Por: Guillermo Nazar

Síganme en @guille8nazar y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo , en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram : @vp_deportivo

Guillermo Nazar Lorente

Proyecto de periodista. Apasionado del fútbol, pero sobre todo del Real Zaragoza.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto:

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios