La Mejor Información Deportiva

Un tiro en el pie

0

El Atlético de Madrid cayó derrotado a domicilio contra el Bayer Leverkusen por 2-1 y perpetuó su mala racha de juego y resultados.

De mal en peor. Dicen que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. A esta cita habría que añadirle que también es el Atlético de Madrid capaz de repetir un craso error una y otra vez: la mala costumbre de dejarlo todo para última hora. Aunque, en su caso, en muchos de los partidos que ha disputado esta temporada. Incluido el último, en el que hizo aguas en Leverkusen y fue vencido por 2-1. Insuficiente fue el tardío gol de Álvaro Morata, además de la oportunidad fetén que también tuvo el ariete colchonero para llevarse el empate en el último suspiro del choque. Que siendo claros, hubiera sido totalmente inmerecido si nos atenemos a lo que se vio en el BayArena.

El conjunto comandado por Peter Bosz, a un nivel mucho más alto del que exhibió en el Metropolitano, penalizó al Atleti dándole de su propia medicina: explotando al máximo sus errores. Clave fue la presencia de Aránguiz, que no estuvo presente en la anterior jornada de Champions y es una pieza fundamental del combinado alemán. También lo fue la mejor versión de Bellarabi, que asociándose con Havertz y Volland desmanteló la banda de Renan Lodi, quien mostró signos de cansancio. El equipo de la ciudad de la aspirina sorprendió con un juego mucho más eficaz y rápido que el mostrado en Madrid. Con gran intensidad buscó las jugadas que más daño le hacen al Atlético, es decir, las situaciones de balón parado y los envíos por las bandas.

Imagen
Imagen: Bayer 04 Leverkusen

Fue en un saque de esquina cuando el Leverkusen se adelantó en el marcador, tras una primera parte nula de los de Simeone. Derimbay colgó el balón al primer palo y encontró destinatario tras una empanada monumental de la zaga rojiblanca. Aránguiz fue quien halló ese caramelo y volvió a ponerla bombeada al punto de penalti. Thomas, culminando la nefasta defensa de la jugada, introdujo el balón en su propia portería en un intento de despeje. Incredulidad del ghanés y del Cholo ante lo visto en el campo y delirio alemán. Así se llegaba al descanso.

El técnico colchonero dio entrada a Lemar con tal de cambiar algo, aunque su principal preocupación era la actitud de su elenco de futbolistas. La entrada del francés, que empezó a comprometer a la retaguardia teutona, no evitó el segundo tanto del partido, fruto de un error grosero de Mario Hermoso. Bellarabi, que tras la salida de Lodi se midió con Saúl, salió victorioso del duelo y puso un centro al área. El central del Atlético no acertó a despejar y afeó su actuación, dejando en bandeja un balón suelto a Kevin Volland. El atacante del Leverkusen, relamiéndose, conectó un chut raso e imparable para Jan Oblak.

Imagen
Imagen: Bayer 04 Leverkusen

La misión de sacar algo positivo se tornaba en imposible y se convertía en una cuestión de orgullo. El Atleti, herido, sacó parte de esta casta para embotellar al Leverkusen en los minutos finales. Sin embargo, no logró poner en aprietos reales a Hradecky hasta el minuto 93. Thomas asistió a Morata que definió ante el cancerbero eslovaco para poner el 2-1 con el que moriría el encuentro. El delantero madrileño anotó por quinto partido consecutivo y de milagro no marcó su doblete y la igualada, malogrando otro mano a mano que hubiese supuesto que el Atlético sacase un punto en un duelo fatídico.

Tres partidos seguidos sin ganar y última victoria lejos del Metropolitano fechada el 1 de octubre en Moscú. Son los datos de un equipo en el que se activan todas las alarmas. Un bache que aprovecha la Juventus, que no falló contra el Lokomotiv y ya es líder en solitario del grupo. El Atlético, salvo catástrofe, estará presente en los octavos de final de la Liga de Campeones, aunque en Leverkusen se esfumaron muchas de las opciones de hacerlo como primero de grupo y evitar a un “coco” en octavos. Dio vida, además, al Leverkusen, colista del grupo que hubiese dicho adiós a todas sus aspiraciones de seguir con vida de haber perdido. Por eso, se puede decir que el equipo rojiblanco se pegó un tiro en el pie.

 

Imagen principal: Bayer 04 Leverkusen.

Síganme en @ASoto__ y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo o en nuestro Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario