La Mejor Información Deportiva

Un señalamiento inmerecido

0

Carles Aleñá fue titular en la primera jornada de Liga contra el Athletic. Dos semanas después, encadena dos jornadas seguidas sin ir convocado en las listas de Ernesto Valverde. 

La sorprendente titularidad de Aleñá en el soporífero Athletic-Barcelona fue un cambio de rumbo en la filosofía práctica de Valverde. Ivan Rakitic, quien había sido fijo en el once de gala del txingurri, vio como su cómoda situación en el Barcelona daba un giro drástico con la incursión del catalán en el once que alineó Valverde aquel día. Este movimiento hizo que la imagen de Valverde cambiase a ojos de los culés; aquel entrenador de moral inalterable había decidido dar un voto de confianza a la juventud por encima de la experiencia.

La actuación de Aleñá aquella noche no fue positiva y el técnico culé le señaló de forma evidente al cambiarlo en la media parte para introducir a Rakitic en el terreno de juego. Aquel partido lo acabó perdiendo el Barcelona por 1-0 por un golazo increíble de Aritz Aduriz, la leyenda rojiblanca. Aquel señalamiento tan inmerecido como incomprensible no solucionó un partido que parecía sentenciado desde el minuto uno.

Aleñá
Aleñá junto a De Jong en la pretemporada culé de la presente temporada – Imagen vía: 24 horas

Aquel movimiento táctico sumó equilibro al conjunto culé, pero hizo que la explosividad y talento de Aleñá se dispersasen en una segunda parte que era una invitación constante del Athletic al Barcelona para atacar sin mirar atrás. El cambio lógico hubiera sido Sergi Roberto por Rakitic, ya que ambos jugadores tienen un perfil similar de juego, pero Valverde evitó tomar riesgos necesarios y premió el control estéril a la impredecibilidad arriesgada.

Han pasado dos semanas desde entonces y el jugador de Mataró sigue señalado por su míster. Mañana el Barcelona se enfrentará al Osasuna en El Sadar y Aleñá no está convocado, al igual que la semana pasada. Es evidente la abundante cantidad de centrocampistas que habitan en el mediocampo culé, pero un señalamiento tan evidente no hace bien a nadie. Aleñá es un futbolista de la casa, culé hasta la médula, y no se dará por vencido después de esto. Esperaremos al partido contra el Valencia post-parón de selecciones para saber si esta decisión de Valverde es permanente.

Imagen principal: FC Barcelona

Sígueme en @Dembousaso y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo y en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: vp_deportivo

Deja un comentario