La Mejor Información Deportiva

Un recuerdo lejano con una garantía peligrosa

0

Qué difícil es mantenerse al margen de un ambiente festivo, demasiado seguro de sí mismo, por un motivo coherente y ganado a base de partidos: una trabajada temporada y un dulce premio final, el retorno meritorio a suelo europeo. Hecho que no quita un posible preámbulo de historias pasadas y bien conocidas. Cuidemos las distancias con la confianza. Somos de venirnos arriba antes del término del tiempo reglamentario. Bendita previa. Juguémosla.

Seré breve, no voy a analizar la más que positiva temporada che desde una perspectiva amigable, propia de cronistas que juegan en casa y con 3 a 0 al marcador. Soy más de épicas remontadas. Además, no soy Tomás Roncero.

valencia - getafe

Parejo y Zaza con el rostro vislumbrado tras encajar un gol del Getafe|SPORT

Bromas aparte, vengo a darle la brocha de plata, una suave y ligera colleja como aviso, a los de Marcelino. Por dos motivos. Para que miren lo disputado con optimismo, pero sabiendo que la regularidad mostrada a trompicones y desconexiones incomprendidas e intermitentes, no entiende de un calendario habitado por tres partidos semanales. Y menos aún, contando con citas serias que exigen dar el doble de lo dado durante el transcurso de este año. El otro toque de atención es para el valencianismo en general, y específicamente, dirigido a sus mandatarios. Se sabe de la dificultad que supone -iba a decir crear, pero en el fútbol, lectores, no hay varitas mágicas e invención fugaz sacada de la chistera sin un diagnóstico planificador- y precisamente a eso me refiero, construir un proyecto que compita a la altura, es más, tuteando al cielo, que juegue y saque tres puntos, sea gustoso con el balón entre líneas y pueda permitirse el lujo de conseguir la victoria haciendo el peor partido de la temporada. Algo raro pero visto en el mundo del fútbol. La táctica, cada vez más, incurre en la resolución del resultado definitivo.

Olvidad esto último, no somos el FCB ni pretendo que lo seamos. Hablo de armar una plantilla variada, adaptada al sistema táctico del gijonés y competitiva desde las cuatro líneas del campo. Experimentada y manteniendo el aire juvenil, capaz de sorprender en Europa y ser por fin, un señor Valencia que deslumbre más por la habilidad de sus jugadores que por su nombre. Atrás quedaron los Pellegrino, Djukic, Neville, e incluso Nuno, que muy a mi pesar, defraudó en su gestión como management al estilo inglés, dejando vacía su labor como técnico.

En definitiva, este año ha supuesto una prueba de acceso a otra categoría superior, aprobada notablemente, un espejismo en cierto sentido, admitiendo que estamos muy verdes en algunas facetas y falta saber el nivel real cuando hablamos de ver qué somos capaces de hacer si enfrente deja de haber un Celta y vemos un Roma o Liverpool. Como dice mi abuelo, “espera a que suceda, y entonces hazlo posible”. Juega VCF, ganar viene con la actitud del juego.

Al teclado, Jesús Ascó Gabaldón (@jasgab98)

Imagen: Garay se lamenta por la derrota blanquinegra y haber pasado por alto la oportunidad de recortarle puntos a ATM y RM. Diario Información (diarioinformacion.com)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.