La Mejor Información Deportiva

Un punto que sabe a poco

0

El Real Valladolid empata ante el Villarreal en un partido clave para la lucha por la permanencia. El José Zorrilla se volcó con los suyos, pero no lograron pasar del empate.

Los aficionados blanquivioletas se congregaron en multitud para recibir a los suyos en los aledaños del estadio horas antes del partido. Tanto los seguidores, como los propios jugadores, sabían que era un partido clave para el objetivo de la temporada; la permanencia. Bufandas, banderas, silbatos y cánticos, daban calor a un viernes frío en la ciudad de Valladolid.

Una vez dentro del estadio, Zorrilla se llenaba para ver a los suyos. No era un partido fácil, ya que venían de encajar cuatro goles ante el Huesca, el último de la tabla. Los aficionados eran conscientes de los ánimos y las fuerzas que necesitaban los jugadores, y por ello, desde el Fondo Norte, se dejó ver un tifo con los colores blanquivioletas junto con numerosas pancartas de apoyo a los suyos. José Zorrilla era una fiesta.

Una vez empezado el partido, el Valladolid quería volver a casa por la puerta grande. Redebutada Pablo Hervías, en el José Zorrilla, con la camiseta pucelana y a los pocos minutos, se sacó un zurdazo magnífico que tuvo que atajar Sergio Asenjo.

Poco a poco, el conjunto de Calleja se iba metiendo en el partido. Pese a esto, el Villarreal, con tres centrales, no lograba un buen juego en su medio campo. Santi Cazorla no estuvo en plena forma, y sin él, ningún jugador del submarino amarillo es capaz de llevar la batuta en el terreno de juego.

Ante un Villarreal creando tan poco fútbol, el Valladolid tuvo las ocasiones más claras en la primera parte. Hervías se adentraba en el área desde las bandas, creando situaciones de peligro. Pese a esto, los de Sergio González, no lograban mandar el balón a las redes de la portería de Asenjo. Fue en los últimos minutos de la primera parte cuando el Villarreal creó peligro. Toko Ekambi tuvo la ocasión más clara del partido, pero se encontró con un enorme Jordi Masip.

Con el comienzo de la segunda parte, comenzó a entrar el miedo a ambos conjuntos. Calleja quitó a Fornals del medio campo para meter más peligro arriba con Bacca. Pese al miedo, el empate no le valía a nadie y ambos equipos querían más.

En los últimos minutos, tanto el Valladolid como el Villarreal crearon alguna ocasión, pero tanto Masip como Asenjo estuvieron impecables bajo palos. El árbitro señalaba el final del partido y con el pitido final, un partido sin muchas ocasiones.

Finalmente, el Valladolid vuelve a aflojar en una de las `finales´ de la recta del final de temporada. Se sitúa con 26 puntos, a 3 del descenso y a 6 de Europa. El Villarreal, en cambio, está más hundido que antes. Con 20 puntos, está a 4 de la permanencia. Todos esperan que este submarino salga a flote, pero tiene muchas papeletas para hundirse. Por el otro lado, en Valladolid, nadie ha dejado de creer y siguen soñando con la permanencia.

Síganme en @jfer97, y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo o en nuestro Facebook: VIP Deportivo

 

 

 

Deja un comentario