La Mejor Información Deportiva

Un mar de dudas a la espera de Mbappé

0

Con la pretemporada a punto de comenzar, Alaba y los cedidos se presentan como únicos refuerzos del equipo. La operación salida y la masa salarial, claves para lograr nuevas incorporaciones.

Tras una temporada en blanco, quedándose con la miel en los labios tanto en Liga como en Champions, el aficionado merengue aguardaba impaciente la llegada del mercado estival. El verano siempre ha sido sinónimo de incesantes rumores y fichajes galácticos, refuerzos de lujo llegados de la mano de Florentino Pérez. No obstante, la reciente situación económica del club, agravada por la pandemia, ha obligado a echar el freno de mano a los directivos madridistas. 

Por esa razón, a apenas unas horas de iniciar los entrenamientos de pretemporada, el único fichaje anunciado por el Real Madrid es de David Alaba. El polivalente jugador austriaco, que llega a Chamartín a coste cero, aportará talento y versatilidad a la mermada zaga blanca, pudiendo actuar también como centrocampista.

Tras la salida de Ramos, Varane podría ser el siguiente

Sin embargo, la incorporación de Alaba sabe a poco, considerando además las diferentes carencias que presenta el equipo. A este problema se suma la salida de Sergio Ramos y la más que probable marcha de Raphael Varane. Perder a la pareja titular de centrales en la misma ventana de fichajes (y por la suma de solo 50 millones de euros) puede suponer un duro golpe para la solidez defensiva del equipo.

Imagen

Especialmente complicada parece la situación de Varane. Las últimas informaciones apuntan a que el central francés habría llegado a un acuerdo con el Manchester United, que le ofrecería hasta 12 millones anuales frente a los 7 que pone el Madrid. Lo cierto es que, al margen de su rendimiento, la oferta blanca parece quedarse corta, teniendo en cuenta los salarios de otros miembros de la plantilla: Alaba, recién llegado, cobrará 12 millones por temporada; Lucas Vázquez, recién renovado, alcanzará los 5 millones…

Personalmente, y dentro del contexto económico actual, considero que el rendimiento de Varane no merece que el cub comprometa tan elevada suma de dinero. Pese a su sólida trayectoria, su progresión parece haberse estancado, sin alcanzar el enorme techo que prometía. Las ausencias de Ramos, además, han sembrado muchas dudas sobre su carácter como futuro líder de la defensa blanca.

Los cedidos se posicionan como solución

No obstante, el posible retorno de Jesús Vallejo como sustituto ofrece serias dudas al aficionado madridista. Hay que ser consciente de la delicada situación financiera y del esfuerzo que se pretende hacer por Kylian Mbappé, pero parece evidente que con estos movimientos la zaga blanca bajaría considerablemente su nivel respecto al curso pasado.

Imagen

Por otro lado, se espera que los jugadores que regresan de cesión puedan solucionar parte del problema actual. Algunos de ellos lo harán en forma de ayuda económica: se espera concretar las ventas de jugadores como Ceballos, Brahim, Jovic (o al menos ahorrar sus fichas). También hay muchas esperanzas depositadas en Martin Odegaard: el noruego debe dar definitivamente un paso al frente, ofreciendo minutos de calidad en el centro del campo.

Cabe destacar, además, las enormes dificultades del club para desprenderse de jugadores como Marcelo, Mariano o Isco. Su pobre rendimiento, unido a sus elevadas fichas, representan un obstáculo casi insalvable para el club, que se ve obligado a mantenerlos en plantilla. El problema, además, es el espacio que ocupan estos jugadores, impidiendo liberar masa salarial que facilite nuevos fichajes.

El eterno sueño de Mbappé

Por último, todo el madridismo espera con anhelo la llegada de Mbappé. El extremo francés solucionaría buena parte de los problemas ofensivos, descargando la responsabilidad del gol de Karim Benzema. La negociación se prevé larga y dura, pero se rumorea que en la recámara madridista se guarda la bala de Erling Haaland.

Imagen

En cuanto a los mirlos madridistas, Miguel Gutiérrez, Antonio Blanco y Sergio Arribas podrían recibir ficha del primer equipo. Los dos primeros ofrecieron brillantes sensaciones en el tramo final del curso pasado y representan la renovación y el aire fresco que pide una plantilla necesitada de un profundo cambio.

 

Imagen principal vía: El Español.

Síganme en @antonio_aibar y sigan toda la información y la actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram @vp_deportivo.

Deja un comentario