La Mejor Información Deportiva

Un Liverpool temerario se propone la conquista de Kiev

0

Kiev en el horizonte. Porto, Manchester City y Roma atravesados por una lanza en el camino. El escuadrón que ha formado Jürgen Klopp a lo largo de la temporada llega a su batalla final. Ganar y alcanzar la gloria o morir y caer en el olvido. Hacerse con la victoria en territorio ucraniano no será una labor sencilla, y más teniendo en cuenta los agujeros con los que cuenta en su formación.

El sistema defensivo se encuentra dañado. La Roma evidenció los flancos ingleses, especialmente el de AlexanderArnold, que dejó vía libre para los ataques. En el centro de la zaga, Van Dijk y Lovren han solucionado el grave problema con el que contaban a principio de temporada tras el desembolso económico por el defensa holandés. Frente a ellos se encontrará Cristiano Ronaldo. El hambre insaciable del luso genera miedo en el rival. Un problema, no se puede alimentar a la bestia mediante errores.

En la medular sostiene al equipo el incansable James Milner. Capitán de la flota red y estructurador de su juego. El inglés es el encargado de cualquier desajuste que se produzca sobre el verde. Junto a él, un poco más retrasado, se encuentra Henderson. A su par acostumbraba a tener a OxladeChamberlain, pero la lesión producida ante la Roma le deja sin opciones de llegar a la final. Su sustituto, Wijnaldum. El jugador neerlandés ha suplido a la perfección el hueco de su compañera, siendo trascendental en la eliminatoria ante la Roma, por goles y producción, sumándose al ataque creando cierta superioridad. Este hecho puede poner en apuros al Real Madrid cuando Carvajal y Marcelo se incorporan a los extremos.

Si eso se trata de un problema, lo que viene tienen por delante es un rompecabezas. La MSF se ha convertido en el tridente de moda en Europa y, porqué no decirlo, en el mejor. Los goles que promedian entre los tres son números abrumadores. La labor de Firminio para leer el partido y hacerlo sencillo a sus compañeros es inconmensurable. El resto, lo hacen las bandas. Salah y Mané ponen la guinda al pastel con su velocidad y desborde. El egipcio, en estado de gracia, destaca por encima del resto por su capacidad goleadora. Además, tiene en su mano alcanzar la bota de oro. Peligro, mucho peligro.

Dos defensas errantes y dos ataques vigorosos. Menos de tres semanas para el acontecimiento y los equipos ya preparan sus armas para no ceder ante el rival. Un mismo sueño, un solo vencedor.

 

Imagen: Liverpool FC

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.