La Mejor Información Deportiva

Un dulce desafío a Enzo Ferrari

Artículo de opinión sobre todos las lógicas establecidas rotas por Ferrari en el Gran Premio de Mónaco de la temporada 2021

@Carlossainz55
0

Artículo de opinión sobre todos las lógicas establecidas rotas por Ferrari en el Gran Premio de Mónaco de la temporada 2021

Decía Il Commendatore Enzo Ferrari que «la aerodinámica es para fracasados que no saben hacer motores». Curiosamente, Ferrari notó que en Mónaco tendría mayores posibilidades de victoria ante la mayor importancia del chasis que del motor. Cabe destacar que el tercer sector de Montmeló dejó entrever las enormes virtudes del monoplaza rojo.

Dicho y hecho, el fin de semana de los del Cavallino Rampante supuso una dosis de alegría para la familia fundadora del imperio rojo. No solamente porque Piero Ferrari cumplió un año más para acercarse a la década de los años ochenta, también porque Carlos Sainz consiguió su primer podio con la Scuderia Ferrari.

Puede ser que el piloto madrileño consiguiese la segunda plaza con un motor ansioso por ponerse a la altura del de Mercedes y Honda. O incluso hubiera llegado a estarlo y muchos no lo supiésemos por no tener la información que ostentan los ingenieros de pista. Pero lo que es seguro es que el 55 mostró la rabia que se le exige a un piloto que compite para el equipo más prestigioso de la Historia de la Fórmula 1.

Lo hizo para presionar al máximo a Valtteri Bottas para que hipotecase su paciencia y, en consecuencia, llegase a cavar su propia tumba en el pit line. Al mismo tiempo, también enterró gran parte de las posibilidades de victorias de Carlos Sainz.

Bien es cierto que Max Verstappen demostró gran entereza y rapidez para que su ex compañero de Toro Rosso cambiase la ambición por la prudencia. Al fin y al cabo, la degradación le jugó una mala pasada en Portugal y necesitaba desafiar al mítico Enzo.

Por mucho que se echase en falta el monopolio de la potencia con la que contó Ferrari entre los años 2000 y 2004, había que demostrar la bravía con una bestia que todavía no había llegado a su esplendor. Habiendo utilizado «solamente con aerodinámica», tuvo la capacidad de alcanzar la excelencia como piloto al recorrer 78 vueltas al Principado sin errores.

El dicho «sin errores» puede suponer un dardo lanzado para Charles Leclerc por el accidente sufrido en la clasificación. Nada más lejos de la realidad, porque aunque todo error de pilotaje no tiene justificación, siempre hay cabida para la comprensión.

Muchos pilotos han cometido errores en trazados sinuosos como el de Mónaco. Si fallaron Ayrton Senna, Fernando Alonso, Jenson Button o Lewis Hamilton en tierras monegascas, ¿no vamos a perdonar a Charles? Si tienes 23 años y trabajas en un estilo de pilotaje tan original, necesitas tiempo para mecanizarlo y equivocarte.

Mismamente servidor siente que cuesta profundizar en un estilo literario que inició en diciembre de 2020. ¿Si este margen de mejora lo percibo devorando páginas en blanco, acaso no lo puede sentir alguien que se juega la vida a más de 200 km/h? El mismo Enzo Ferrari necesitó trabajar por ensayo y error, y no hace falta conocer qué errores cometió.

Precisamente la leyenda italiana siempre buscó que su pasión desafíe las leyes de lo establecido. Leclerc comenzó a hacerlo mezclando elegancia y velocidad, llegando a someterse al aprendizaje por ensayo y error. Por otro lado, Sainz lo ha hecho demostrando que se puede dar el máximo bailando con la «más fea» o, en su defecto, la aerodinámica.

Pero claro, la grandeza de este deporte se basa en que no se trata únicamente de ver a coches corriendo «sin sentido». El hecho de ver constantemente a la muerte en cada frenada lleva a revalorizar el concepto de la amistad.

Guste o no guste, el buen rollo entre Carlos y Norris en el podio y, el abrazo entre el español y Leclerc tras haber finalizado la prueba son una muestra del amor que se puede profesar en la Fórmula 1.

Desafiar a la lógica supone romper del mito «o pisas o te pisan» a profesar el amor leal. Precisamente Enzo lo profesó durante más de cinco décadas al mando Maranello, y Sainz comenzó a profesarlo durante sus primeros meses en Ferrari. La pregunta es: ¿todo el mundo ha profesado la lealtad a Carlos que él mismo esperaba?

Imagen principal vía: @Carlossainz55

Sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario