La Mejor Información Deportiva

Un derbi de puntería

0

Un Betis mejor cae derrotado en el derbi por culpa de su mala puntería. Todo lo contrario, para un Sevilla que fue mucho más eficaz.

Victoria sevillista en el Gran Derbi de la ciudad hispalense. El equipo entrenado por Joaquín Caparrós fue muy efectivo de cara a portería rival. Por su parte el Betis fue mejor en líneas generales, puso más fútbol, ocasiones, y sólo debido a su poco acierto de cara a marco rival, le privó de no llevarse al más positivo del Pizjuán.

Los dos equipos jugaron con sus patrones definidos. A lo que saben. El guión no se salió un ápice del que todos esperábamos. El conjunto de Setién fue superior, tuvo más oportunidades, y un Jesé que no tuvo su noche se encontraba una y otra vez con un inspirado Vaclik. De todos los colores las tuvo el canario, pero su precipitación y ansiedad de cara al gol, le contrarrestó en el partido.

El equipo rojiblanco empujado por su afición y la motivación desmedida desde el banquillo, en el minuto 26 se adelantaba en un centro colgado al área pequeña que remató Munir. Golpe para un Betis que se encontraba mejor en el choque.

Lo acusó el equipo bético, que terminó la primera parte algo impreciso, y con muchas pérdidas de balón en el centro del campo. El descanso llegaba y el Sevilla tenía el partido donde quería. El plan de Caparrós iba saliendo a la perfección, sólo había que esperar a que pasaran los minutos.

La segunda parte fue una montaña rusa de acontecimientos. Un Betis en busca del empate, pero muy dubitativo atrás, donde concedió mucho y muy castigado por los nervionenses, y lo terminó pagando. Pero antes una internada de Junior en el 55, centraba para que Lo Celso llegando desde atrás, de golpe franco pusiera el empate en el marcador. Lejos de impulsar este gol al Betis, el Sevilla supo sobreponerse al mazazo. Sólo 4 minutos después en un error de Mandi, un centro esta vez al área desde la izquierda, lo aprovechaba Sarabia para poner el 2-1.

Resultado de imagen de sevilla betis

Se venía en tromba el Sevilla, que aprovechó el momento para en el 63, el “Mudo” Vázquez de precioso golpeo seco fuera del área, hiciera el golazo de la noche. En pocos minutos el Betis se veía con un 3-1 sin merecerlo. Y ahí acabó el partido. Un Sevilla rácano se echó atrás. Estilo más que usado hasta la saciedad por  Caparrós, que se armó del llamado “otro fútbol”.

Paró por lo civil y por lo criminal las acometidas béticas, y llevó a su terreno con faltas y pérdidas de tiempo todo el devenir del encuentro. Esto permitido por un Hernández Hernández que le quedó muy grande el escenario y el partido. El Betis más con corazón que con cabeza se tiró al ataque, y calló en la trampa del míster utrerano. En el 82 en una falta magistral de Tello al borde del área ponía el 3-2 para dar emoción a los últimos minutos. Estos fueron de mucho agobio sevillista que pedía la hora, y un Betis que le faltó la última ocasión clara.

Al final del partido, éxtasis sevillista y derrota bética, que sólo hacía ver lo injusto del resultado. No mereció tal marcador el equipo verdiblanco, que ayer se le aparecieron todos los fantasmas en la delantera. El término del encuentro dejó cruce de declaraciones en rueda de prensa, y ese pique sevillano tan famoso. El Gran Derbi no defraudó a nadie.

Siganme en @jesus_olimart, y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo o en nuestro Facebook: VIP Deportivo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.