La Mejor Información Deportiva

Un Celta de Vigo más centrado en lo comercial que en lo deportivo

Foto: RC Celta
0

Un Celta de Vigo más centrado en lo comercial que en lo deportivo. El Real Club Celta de Vigo ha celebrado el pasado viernes una junta general de accionistas más peculiar de su historia. La junta se desarrolló en el Salón Regio como viene siendo habitual en cualquier evento del club La sesión de control ha tenido sus más y sus menos. Han habido puntos en los que la masa social del Celta está en total desacuerdo.

<<Adaptarse a los nuevos tiempos>>

Sin embargo, por medidas de seguridad, por primera vez en la historia no ha sido presencial. Con motivo de la situación sanitaria provocada por la pandemia del Covid-19  se ha desarrollado de una manera innovadora. La directiva se ha acogido a la posibilidad que articuló la Xunta en el Decreto 179/2020 para celebrar la junta de manera telemática.

Por lo tanto, las únicas personas que estuvieron presente han sido los miembros del consejo de administración y de la mesa de la junta, el notario requerido para levantar el acta y el personal de apoyo imprescindible. Los accionistas y representantes de accionistas asistieron telemáticamente a través de la página web del club.

La junta tuvo carácter ordinario e incluye en su orden del día los puntos habituales de revisión y aprobación de los resultados del pasado ejercicio y del presupuesto de este curso. El club cerró la pasada temporada, a 30 de junio, con un beneficio de 10.706.982 euros. Carlos Mouriño, como propietario mayoritario de las acciones, tiene garantizada la aprobación de su gestión.

<<Situación deportiva al «límite»>>

Sin embargo, la crispación por la gestión deportiva es enorme en Vigo. Ya no solo la situación muy delicada que lleva arrastrando el Celta los últimos años, sino a la «limpieza» de vestuario que se proponía y no se hizo en este curso 20-21 para darle la vuelta a la situación.

Además, estando en una situación pandémica desfavorable al Celta no se le ocurre mejor momento que este para lanzar la compaña de abonados. En la actualidad se prohíbe la entrada de público a estadios de 30 mil al aire libre. En cambio si se posibilita la entrada en campos con capacidad para 200 personas. La historia se repite. El Celta ha hecho una campaña de abonados desastrosa.

 

<<Ningún responsable ha salido al paso>>

Ningún responsable deportivo ha salido a dar la cara para explicar el motivo de pedir a los socios que abonen una cantidad de 50 euros para la reserva de asiento y antigüedad a cambio de nada. Si, nada. Los aficionados deberán pagar por no ir al estadio. Excelente campaña celeste que nadie entiende y que para muchos es un chantaje emocional. En cambio, el Señor Mouriño, tiene garantizada la aprobación de su gestión, esa misma que en verano tildó de «desastre y de milagro» poder disfrutar de un año más en Primera División.

Síganme en Instagram @fradesphotography , Twitter @drfvigo1 , Facebook @davidcelta y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram @vp_deportivo

Deja un comentario