La Mejor Información Deportiva

Un Betis de mentira

0

El Real Betis se lleva un inmerecido empate en Vallecas, que no le sirve para nada en sus aspiraciones europeas. El conjunto de Quique Setién vuelve a desperdiciar una ocasión inmejorable, para acercarse a su objetivo de la temporada.

Cuento de terror el vivido en Vallecas. Van muchos esta temporada, pero de nuevo, y una vez más, se vió a uno de los peores Betis de la temporada. Y no hay excusa posible para el partido realizado por el conjunto andaluz en el barrio madrileño. Por el contrario, el Rayo se presentaba con nuevo integrante en el banquillo. Un viejo conocido de la afición rayista, Paco Jémez, que, con intensidad, orden táctico y alguna variante, superó a Setién en todos los aspectos del encuentro.

El partido comenzó con un conjunto local enchufado, buscando portería rival. El ímpetu y las ganas de los jugadores franjirojos se veían en cada acción. El Rayo fue mejor, corrió más, ganó todos los balones divididos y todos los duelos particulares. El Betis sin embargo no se enteró de la película, y es que, no tuvo ni el balón ni la posesión de la que tanto alardea.

Las acometidas del equipo madrileño se desencadenaban, y todas de una manera u otra acababan por finalizarse. Ante un centro del campo bético desubicado, lento y desaparecido. En el minuto 33 a centro desde la banda izquierda rayista, Raúl de Tomás hacía el 1-0 en un golpe limpio y diáfano hacia la portería de Pau López, en lo que el meta catalán poco pudo hacer. Gol que hacía justicia por lo que se veía en el campo, y lo expuesto por cada equipo.

Resultado de imagen de rayo betis

Lo siguió intentando el conjunto madrileño hasta el final de la primera parte, pero sólo su mala puntería a arco rival, hizo que no se fuera al descanso con mayor ventaja en el marcador. El Real Betis poco o nada en estos primeros 45 minutos, donde no se acercó a la portería rival. Mucho tiro a puerta del Rayo, y poco acercamiento bético.

El guión del partido se torcía para los sevillanos, que estaban obligados a encarar la segunda parte con otra actitud, pero nada más lejos de la realidad. El Betis jugó prácticamente igual hasta el último tramo de partido, que por cansancio rayista e intentando guardar el resultado, dio opciones a los andaluces.

El planteamiento táctico de Setién fue un caos, y sólo al equipo se le vió otras maneras en el momento del cambio de Kaptoum, donde se pasó a un 4-4-2. Antes el Rayo dispuso de una ocasión clara de Raúl de Tomás de nuevo, que fue sorteando rivales, y cuando lo tenía todo para marcar, cruzó demasiado el balón. Perdonó mucho el equipo de Jémez, y lo acabó pagando.

En el 81, Tello dejaba helada a la afición de Vallecas, con un tiró que el defensa rayista al intentar interceptar, coló en su portería despistando a su portero. Se le aparecía la virgen al Betis, que empataba injustamente un partido que no lo merecía. De ahí al final apenas pasaron cosas. Un Rayo que intentó con más corazón que cabeza, y un Betis que visto lo visto, se conformó con un punto caído del cielo.

Empate que no deja satisfechos a ninguno, en su meta de alcanzar sus objetivos. La imagen mostrada por el Betis deja preocupada a la afición, que ve cómo se aleja cada vez más los puestos europeos. Semana movida la que se presenta por el Villamarín, y con la duda en el integrante del banquillo.

Siganme en @jesus_olimart, y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo o en nuestro Facebook: VIP Deportivo.

Deja un comentario