La Mejor Información Deportiva

Un Bayern en «modo ahorro» consigue el pase a la final de la Champions

0

El Bayern de Múnich ha derrotado al Olympique de Lyon en las semifinales de la UEFA Champions League. Los alemanes se enfrentarán al PSG para conseguir alzarse con el título intercontinental.

El Bayern de Múnich, dirigido por Hansi Flick, se ha deshecho del Olympique de Lyon gracias a un 3-0 en el que el resultado no reflejó lo que se vio sobre el terreno de juego. El conjunto francés perdonó varias ocasiones claras cuando el marcador aun no se había inaugurado. «El que perdona, lo paga» es un dicho que cobra sentido gracias a partidos como este.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

THE CHAMPIONS LEAGUE FINAL AWAITS! 🌟 #MissionLis6on #UCLFinal #OLFCB

Una publicación compartida por FC Bayern München (@fcbayern) el

Flick apostó por repetir la fórmula que tan bien le había salido ante el FC Barcelona, sin introducir una mínima variación en el once. Por otra parte, Rudi García tampoco arriesgó y, de inicio, jugaron los mismos jugadores que en el partido ante el Manchester City.

Como ya pasó en el último encuentro, el plan del Lyon era obligar al contrario a llevar la iniciativa y conseguir atacar a través de contraataques. La defensa excesivamente adelantada del Bayern ayudó a que la apuesta de Rudi García se cumpliera y los franceses provocaron más de un dolor de cabeza a la zaga alemana y a Manuel Neuer. Las dos más claras llegaron en la primera parte, cuando Depay y Toko Ekambi pudieron hacer el 1-0 en dos ocasiones.

Primero fue Depay, que, tras una gran carrera en la que superó a la defensa muniquesa en velocidad, disparó al lateral de la red a pesar de que estuvo a punto de regatear a Neuer. Después fue Toko Ekambi, que estrelló un tiro en la madera en una jugada muy clara para estrenar el electrónico. Justo en la siguiente jugada, Serge Gnabry hizo el 0-1 tras un gran zapatazo desde fuera del área.

A partir de aquí, el Bayern estuvo mucho más cómodo sobre el césped y el Lyon no consiguió incomodar la meta contraria como lo había hecho antes. Un buen centro de Perisic, en el que inexplicablemente Lewandowski no consiguió rematar, Gnabry sumó su noveno gol en la actual edición de la Champions League y el segundo en el partido.

El conjunto muniqués se dedicó a mantener el resultado y que el Lyon no pudiera causar estragos en su defensa. La segunda parte fue así y el Bayern mostró su versión de «ahorro de energía«, presumiblemente, pensando en la final del domingo. Solo la entrada de activos como Coman o Coutinho consiguieron hacer que los alemanes reaccionaran en ataque.

Por parte del Lyon, los franceses continuaban intentando recortar distancias en el marcador. La prioridad del Bayern era que no le marcaran y esto hizo que los de Rudi García solo pudieran encontrar la meta rival en un par de ocasiones. Solo Aouar y Dembélé fueron los que causaron problemas a sus rivales.

El partido estaba decidido y Robert Lewandowski no se podía quedar sin marcar. Un centro exquisito de Kimmich acabó siendo rematado por el polaco. De esta forma, los bávaros pusieron el broche de oro a un partido que estuvo bastante disputado hasta el momento del primer gol de Serge Gnabry.

El Bayern de Múnich llega como favorito a la final ante el Paris Saint Germain, pero tendrá que corregir ciertos aspectos previos al partido. La presión y la defensa tan adelantada que propone Flick se podría convertir en un arma de doble filo ante los parisinos. Contando con activos como Neymar o Mbappé, las contras podrían suponer la derrota de los muniqueses. Si quiere reinar Europa, el Bayern necesita hacer un partido de matrícula de honor y que se muestre sólido en todas sus líneas, desde Neuer hasta Lewandowski.

Imagen principal: Bayern de Múnich

Por: Nacho Ortiz Escobar

Sígueme en @NachetOE y sigue toda la información y actualidad del mundo del fútbol en @Vip_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo

Deja un comentario