La Mejor Información Deportiva

Un Atleti a la deriva

0

El optimismo con el que cerró el año el conjunto rojiblanco ha desaparecido tras un partido atroz frente al Rayo.

La Ciudad Deportiva del Rayo Vallecano acogía el partido correspondiente a la decimocuarta jornada de la Liga Iberdrola. Una jornada intersemanal que enfrentaba al Rayo Vallecano y al Atlético de Madrid.

Las rojiblancas contaban con una baja de última hora tras la confirmación por parte del club del positivo de su jugadora estrella, Ludmila. La convocatoria de Dani González dejaba una de las novedades más esperadas por la afición, la aparición de uno de sus fichajes, Ajibade, la nigeriana de 21 años  tuvo la oportunidad de debutar en la Liga Iberdrola.

Sorprendió el arranque del partido con Merel Van Dongen de lateral y Alia a banda cambiada. Desde el pitido inicial el entrenador del Rayo, Oscar, se desgañitaba en la banda animando a las suyas y pidiéndoles esa intensidad que más tarde se vio reflejada durante el partido.

En los primeros minutos el Rayo Vallecano controló el partido y fueron muy superiores, sobre todo en la actitud que mostraban las vallecanas, las rojiblancas seguían de vacaciones.En el minuto 12 Knaak pudo conseguir  el primer tanto del equipo después de una buena conducción individual, pero Larqué detuvo el esférico con facilidad. El Rayo tuvo una respuesta inmediata y en la siguiente jugada fue el travesaño el que impidió el gol de las locales.

El Atleti no funciona sin Ludmila

Las dudas en defensa del Atleti son evidentes y sus contrincantes se aprovechan de su poca contundencia y de la falta de entendimiento entre la zaga rojiblanca. Reflejan inseguridad y conceden ocasiones a sus rivales  de forma constante, siendo los centros laterales el auténtico talón de Aquiles del equipo colchonero.

Fue en el minuto 24 cuando el Atlético de Madrid se adelantó en el marcador con un remate de Leicy Santos. Un clamoroso error de la defensa del Rayo permitió que la colombiana rematara a placer en el área pequeña.

A pesar de que las colchoneras iban por delante en el marcador, su juego no reflejaba lo mismo. Las de Dani González estaban perdidas y notaron considerablemente la ausencia de Ludmila. La falta de un referente en ataque dejó al conjunto rojiblanco sin ideas y con un juego muy previsible.

El Atleti jugaba por las bandas buscando profundidad pero cuando llegaba el momento de centrar y buscar el remate ninguna jugadora llegaba a conectarlo.

Leicy fue la única jugadora de su equipo que intentó algo más, moviéndose constantemente por zonas peligrosas y ofreciendo posibilidades al equipo en el ataque.

El Atleti salió en la segunda mitad con una o dos revoluciones menos que su rival. Sheila fue un incordio continuo para las rojiblancas. La número diez del Rayo se echó el equipo a sus espaldas y todas las jugadas de peligro pasaban por sus botas. Centros, conducciones, pases filtrados, una jugadora que mostró todo el repertorio que tiene en una tarde en la que Jorge Vilda, seleccionador nacional,  estaba en la grada de la Ciudad Deportiva de Vallecas.

Patricia Larqué  mantuvo a flote a su equipo  con una grandísima parada a Deyna Castellanos en el minuto 80. Un remate a bocajarro que la venezolana no fue capaz de convertirlo en gol.

Un Rayo que nunca se rinde

La nueva incorporación rojiblanca, Ajibade, salió en los últimos minutos. Un cambio por parte de Dani González orientado más a la pérdida de tiempo que a la apuesta por una jugadora que acaba de llegar al equipo. Sin embargo, la jugada le salió mal al técnico rojiblanco, un córner en el último minuto supuso el empate del Rayo Vallecano. 

Las locales no bajaron los brazos durante todo el encuentro y en la última jugada del partido obtuvieron el punto que tanto habían peleado.

Cualquier afición quiere un grupo como el del Rayo, un cuerpo técnico y unas jugadoras que cada partido dan la cara por una camiseta que defienden por donde van. Un equipo que no está respaldado por sus dirigentes y que muchos de sus trabajadores ni siquiera cobran. Las lágrimas de Isabel Rubio al finalizar el encuentro reflejan el momento que está viviendo el Rayo Femenino. Un equipo, una familia ,que peleará por mantenerse en la Liga Iberdrola y celebró el empate como si de un triunfo se tratase.

Sois nuestro orgullo, vosotras sois nuestro orgullo esto cantaban los aficionados que acudieron a alentar a las suyas desde la valla de fuera.

Si el Atleti tiene como objetivo la segunda plaza tendrá que cambiar mucha la imagen del partido de hoy o de lo contrario la Champions será un propósito inalcanzable.

Imagen principal vía: Atlético de Madrid

Síganme en Twitter @AlcarazSedano y sigan toda la información y actualidad en @Vip_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo, o en nuestro Instagram: @vp_deportivo

Deja un comentario