La Mejor Información Deportiva

Transición hacia la felicidad

0

La transición en el Atlético de Madrid es el cambio y la renovación para seguir trabajando en el cumplimiento de los objetivos.

El Atlético de Madrid cerró el 2019, un año con altibajos y con una fase de regeneración muy importante en el devenir del club, con una meritoria victoria en el Benito Villamarín de un equipo rojiblanco muy reconocible. Ante el Betis vi al Atlético ganador, el de Simeone, el de que muchas veces no gusta o aburre al aficionado, el de que solo tiene el 30% de posesión pero cuando tiene el balón sabe a donde y a que velocidad llevarlo, el de que todos juntos presionan y repliegan, pero sobre todo vimos al Atlético de Madrid que al rival le cuesta un mundo marcarle un gol y que penaliza como casi nadie en el mundo los errores del rival. Así gano el Atleti en Sevilla, sin quizás hacer muchos méritos pero teniendo la eficaz de no hace mucho tiempo, pues el club rojiblanco no estaba ni está tan mal como pintaban y deseaban algunos.

SEVILLE, SPAIN – DECEMBER 22: Diego Simeone, Manager of Club Atletico de Madrid reacts during the Liga match between Real Betis Balompie and Club Atletico de Madrid at Estadio Benito Villamarin on December 22, 2019 in Seville, Spain. (Photo by Aitor Alcalde/Getty Images)

Desde hace ocho años, muchos comenzaban la temporada en la cueva, esperando la oportunidad de chupar la sangre. Cada año estos, yo los voy a calificar como envidiosos, salen de la cueva y devoran a Simeone, pues hasta el Cholo tiene momentos de debilidad, pero al final las hienas siempre acaban regresando a la cueva. Y es que Simeone todavía no ha tenido un año negro, ha sido capaz de, después de perder dos finales de la Champions League ante el máximo rival, reinventarse y mantener siempre al equipo entre los mejores del mundo. Muchos perdieron la final de la Champions y se van al hoyo, siendo el último ejemplo el del Tottenham de Pochettino, pero el Atlético de Madrid ha mantenido esa línea de competitividad que, estando bien o muy mal, le hace seguir un año y otro también en la máxima competición continental.

SEVILLE, SPAIN – DECEMBER 22: Angel Correa of Club Atletico de Madrid celebrates after scoring his sides first goal with teammates during the Liga match between Real Betis Balompie and Club Atletico de Madrid at Estadio Benito Villamarin on December 22, 2019 in Seville, Spain. (Photo by Aitor Alcalde/Getty Images)

Hace un mes, parecía que el Atlético de Madrid iba a desaparecer y que nunca volvería a marcar un gol y por supuesto a ganar un partido. Simeone hablo de transición, una palabra que se acepta en el ámbito del Real Madrid pero que en el Wanda Metropolitano parece ser un delito de los gordos, y saltaron las hienas en su nuevo intento de dejar en el piso al colchonero. En un club de la talla del Atlético de Madrid, Real Madrid o Barcelona, en mi opinión la transición no significa dejar pasar el año y no plantearse objetivos, sino que lo entiendo como un cambio y una renovación para seguir trabajando en el cumplimiento de los objetivos planteados. El Atlético espero a cubierto a que pasara la tormenta, sin mojarse ni tomar riesgos, para cuando escampara superar la enésima piedra en el camino. Una transición hacia la felicidad, que no es otra cosa que competir al máximo.

 

Imagen destacada vía: Getty Imágenes.

Escrito por: Francisco Rodríguez Collazo.

Síganme en Twitter @franyako, y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo y en nuestro Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario