La Mejor Información Deportiva

Todos somos un poco de Jaime Mata

0

Tras pasar por todas las categorías del fútbol español, Jaime Mata recibe con 30 años de edad su primera convocatoria con la Selección Española.

Quien nos iba a decir que, tras la enésima exhibición de Leo Messi, estemos esta semana hablando y alabando a un futbolista de 30 años que juega en el Getafe, y que acaba de recibir su primera convocatoria con la selección española. Estamos hablando de Jaime Mata, un delantero madrileño que para él, hace unos años, “jugar en Tercera ya era la leche”. Y como no lo iba a ser, pues antes de llegar a Tercera, no se había formado ni en la cantera del Real Madrid, ni en la del Atlético, ni en la del Rayo y ni en la del Getafe. Toda su formación personal y futbolística la paso en el equipo de su ciudad, en el Pegaso de Tres Cantos, con el cual dio el salto de Primera Regional a Tercera División. Pero en ese momento, para Mata el fútbol era un hobby, eran sus horas para divertirse con los colegas y distraerse mientras sacaba la selectividad y empezaba Derecho.

Jaime Mata, segundo por la derecha, protestando con el resto del equipo del Tres Cantos por los impagos en 2009 - Imagen vía: El País
Jaime Mata, segundo por la derecha, protestando con el resto del equipo del Tres Cantos por los impagos en 2009 – Imagen vía: El País

Ascendía y ascendía, pero Mata nunca pensaba que algún día viviría del fútbol, y por supuesto ni se le pasaba por la cabeza que se pondría la camiseta de la selección española. Seguía y seguía jugando en campos de barro, y sobre todo no paraba de marcar goles, pero su valía futbolística no era suficiente para que en el primer equipo del Rayo Vallecano, cuando se había salido con el filial, lo tomaran en cuenta. Tenia 23 años y era muy mayor para jugar en un filial. Y se marchó del conjunto de Vallecas como siempre, a coste cero, pero siempre con la ilusión de seguir creciendo en el fútbol y en la vida. De ahí se fue a Lleida, donde reconoce que alucinaba con que en el equipo hubiera dos fisioterapeutas, o que le lavasen la ropa y las botas. Ya era Segunda B, capital de provincia, una afición y bastantes medios de comunicación alrededor, pero Jaime Mata seguía aprendiendo del fútbol y de la vida, siendo uno más y con la ilusión de no conformarse con lo conseguido.

Volvió a marcar un montón de chicharros, y le llego, como siempre saliendo a coste cero, la oportunidad en el fútbol profesional con el Girona. Y otra vez grito no se cuantos goles, y le llego, como siempre saliendo a coste cero, la oportunidad de debutar en Primera División con el Getafe. Sigue y sigue rompiendo redes, y le llego, como siempre, trabajándoselo y con humildad, su primera convocatoria con la selección absoluta. Por cierto, Luis Enrique, ole, ole y ole. Como seleccionador, Lucho lleva por bandera la meritocracia. Quien lo pelea y se lo merece, lo consigue. Mientras tu estas leyendo este humilde articulo, Jaime Mata está compartiendo vestuario, habitación o restaurante con los mejores jugadores del mundo. Claro que Messi es un ejemplo por su magia inigualable, pero Jaime Mata, sobre todo para los chicos más jóvenes, es un espejo al que mirarse. Mata siempre nos recordara que nunca debemos conformarnos con lo que tenemos, que debemos ir a por más. Tu y yo, gente normal y corriente, somos un poco de don Jaime Mata.

Imagen destacada vía: Marca

Sígueme en Twitter @franyako , y sigan toda la información y actualidad deportiva en @Vip_Deportivo o en nuestro Facebook: VIP Deportivo 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.