La Mejor Información Deportiva

Sydney no es tierra de gansos

0

Sydney FC y WS Wanderers se miden en el primer «Sydney Derby» de la temporada. Un duelo de titanes siempre emocionante.

Son dos de los clubes más grandes de Australia. Dos de las fuentes de pasión de Sydney, que, este año, no obstante, ha acogido por vez primera a un tercer representante: el Macarthur FC. Sin embargo, el gran derbi de la zona sigue siendo el Sydney FC vs. WS Wanderers. Mañana tenemos la oportunidad de gozar de esta cita, que siempre se antoja impredecible.

No hay más que echarle un ojo a los registros del curso anterior. Para otorgar cierto mérito a la estadística venidera, debemos contextualizar. Sydney FC fue el gran dominador, muy por encima del resto. Con una supremacía prácticamente inédita en la A-League. Pues bien, en los dos primeros derbis de la 18/19, se impuso Western Sydney Wanderers. Adivinen en cuántos encuentros cayó derrotado Sydney FC en toda la temporada. Correcto. En dos. En el tercer derbi empataron (en Australia se disputan tres rondas).

De hecho, ese fue el único momento pletórico de los Wanderers en toda la campaña, pues ésta fue una de las más desastrosas en toda la joven vida de la A-League. Terminaron fuera de los playoffs, por tercera vez consecutiva, habiendo vencido en tan sólo 7 encuentros.

Esta cifra no hace más que dotar al «Sydney Derby» de peculiaridad. Y, a la vez, de demostrar que en estos partidos, la lógica es un término insignificante. No importa la tesitura. Es un derbi. Una final. Por eso Sydney no es tierra de gansos.

De hecho, si a estos tres encuentros les sumamos el de la tercera ronda de la 18/19, donde volvieron a empatar, obtenemos una racha de cuatro citas consecutivas en la que los ‘skyblues‘ no han sido capaces de vencer a los rojinegros. Mismos datos que obtuvieron entre 2012 y 2014. Esto quiere decir, pues, que si Sydney no logra vencer al conjunto de Carl Robinson, los Wanderers obtendrán la etiqueta de la imbatibilidad más longeva de su historia en los «Sydney Derbys«.

No obstante, lejos aún quedan los 9 combates consecutivos en los que Sydney se mostró inexpugnable. Fue entre 2014 y 2017.

Será la edición número 25 de este duelo en A-League. 11 victorias para el conjunto ahora dirigido por Steve Corica (que también disputó algún derbi como jugador), 6 para los de Carl Robinson y 7 empates.

Lo cierto es que el enfrentamiento llega antes de lo esperado. La situación pandémica actual ha obligado al gobierno de Nueva Gales del Sur a cerrar fronteras, lo cual ha provocado que, de momento, los clubes no puedan abandonar el Estado y se disputen, en primera instancia y hasta que las medidas lo permitan, encuentros entre conjuntos pertenecientes (Sydney FC, WS Wanderers, Macarthur FC, Central Coast Mariners y Newcastle Jets).

El ANZ Stadium, escenario que alberga el ‘match’, cuenta con ciertas medidas restrictivas que impedirán poder disfrutar del derbi en su plenitud. No estará abierto al 100% de su capacidad, los aficionados deberán llevar mascarilla y no podrán hacer cánticos. Sin embargo, no corren tiempos para exigir plenitud, sino para sonreír a lo rudimentario.

Aterrizando en la actualidad y vistiéndonos de analistas, destacamos ciertos puntos a tener en cuenta. En primer lugar, los pronósticos para el devenir ambos clubes en esta campaña. Sydney FC ha mantenido bloque, esquema y entrenador de los dos cursos anteriores, en los que se proclamó campeón. Por tanto, todo lo que no sea mantenerse en la cima, o por lo menos pelear por ello, sería catastrófico. Western Sydney Wanderers solo puede mejorar tras la debacle del pasado año.

Para ello, se han reforzado. Y, a priori, lo han hecho con cierto éxito. Han logrado el regreso de James Troisi, un emblema del club, que ya ha anotado 5 goles en los «Sydney Derbys«. También se han enfundado el nuevo pelaje de los Wanderers jugadores como Daniel Margush, Bernie Ibini, Noah James y Ziggy Gordon entre otros.

De estas primeras sensaciones de la temporada, podemos destacar la irrupción de Calem Nieuwenhof, centrocampista de 19 años que maravilló en la primera jornada con un auténtico golazo. También Luke Brattan, su camarada en el doble pivote, nos dejó sin palabras. Western Sydney Wanderers, por su parte, cuenta con muchos jugones que, sin embargo, todavía no han mostrado su mejor versión en este arranque de campaña. Sí lo ha hecho Nicolai Müller, el hombre más destacado, de momento, de los Wanderers.

La única baja sensible para esta campaña de Sydney FC es Adam Le Fondre, que ha emprendido una nueva aventura en India. En su lugar, también ha recalado un emblema del club: Bobo. Ariete brasileño que cuenta con unos registros de 42 goles en 57 partidos de la A-League. Es el jugador con mejor rating de goles por encuentro (0,74) de toda la historia de la competición (seguido, precisamente, por Le Fondre: 0,68). Bobo ha anotado 3 goles y ha asistido en 2 ocasiones en los 6 derbis de Sydney que disputó durante su primera estancia en los ‘skyblue‘ (de 2016 a 2018).

El técnico de los que mañana partirán como locales, Steve Corica, no desaprovechó la oportunidad de ser pieza clave en el derbi, haciendo unas declaraciones que, de bien seguro, han oído y apuntado los jugadores rivales. La daga en cuestión fue la siguiente: «Creo que WSW está lejos de ser el mejor equipo de Sydney«. Es verano en Australia, pero ha sido Corica quien ha calentado la previa del encuentro.

Por cierto, justo después del derbi masculino, se llevará a cabo, en el mismo estadio, el derbi femenino, encuentro perteneciente a la W-League. Curioso, y, a la vez, conveniente, el modus operandi de la Australian Professional Leagues (confederación que maneja la A-League, W-League y Y-League).

El encuentro se disputará a las 7:05 de la mañana (horario español). Recuerden, a quien madruga, Dios no sé, pero la A-League sí le ayuda.

Imagen principal: FTBL

Síganme en @ikersicr y sigan toda la información y la actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo o en nuestro Instagram: @vp_deportivo

Deja un comentario