La Mejor Información Deportiva

«SuperAdrián» hace que el Liverpool siga reinando en Europa

0

El portero se convierte en héroe tras parar el penalti definitivo a Tammy Abraham para dar su cuarta Supercopa de Europa a los «reds».

Tras cinco temporadas en el West Ham, Adrián San Miguel ha pasado de estar sin equipo y entrenar con el CD Pilas a ganar un título europeo con el Liverpool de Klopp. El encuentro lo disputaron el campeón de Champions, el Liverpool, y el campeón de Europa League, el Chelsea. Fue un partido muy loco, con llegadas constantes, prórroga, cuatro goles anotados, dos anulados, y una tensa tanda de penaltis.

Imagen

El portero del Liverpool, ya había debutado en la Premier por la lesión de Alisson y estuvo muy seguro durante la Supercopa. Giroud puso el 1-0 en el marcador, y Mané empató el encuentro al comienzo de la segunda parte. Tanto Adrián como Kepa realizaron grandes intervenciones que aguantaron el 1-1 al termino de los 90 minutos. En la prórroga, Mané volvió a adelantar a los reds, pero Abraham engañó a la árbitra y al VAR con un piscinazo digno de Mireia Belmonte, Jorginho transformó la pena máxima y llevó el partido a la tanda de penaltis. 

El Chelsea fue mejor con una primera parte para enmarcar. Pulisic, Pedro, Giroud y Kanté volvieron locos a los vigentes campeones de la Champions League. El mediocentro francés fue el mejor en la primera parte, más liberado, sacando el balón desde atrás, robando balones, e incluso incorporándose muy bien al ataque. El extremo canario era el de siempre en las finales, y envió un balón al larguero. El estadounidense anotó un gol bien anulado por fuera de juego, y la conexión de Pulisic con el delantero el francés generó el primer gol del partido.

Imagen

Fue salir Boby Firmino al campo y cambiar el encuentro. A los dos minutos de su entrada al campo, el brasileño se la dejó a Mané para que pusiera el empate en el electrónico. Con el empate, el Chelsea empezaba a sufrir y apareció Kepa Arrizabalaga. Una doble ocasión, culminada con una estirada abajo ante el remate de Salah y un paradón desde el suelo al remate de Van Dijk. Mount anotó antes del final del partido, pero el gol fue correctamente anulado por fuera de juego.  

De nuevo, Firmino y Mané combinaron para volver a superar a Kepa y adelantar al Liverpool a falta de 15 minutos para el final. En el otro área, Adrián cometió un dudoso penalti, sobre Abraham. A pesar de la revisión del VAR, la pena máxima se concedió, Jorginho la transformó y el título se decidiría en penaltisKepa estuvo a punto de detener dos penaltis, pero fue Adrián, el que consiguió parar el decisivo y dar un nuevo título al Liverpool.

 

Imagen principal vía: UEFA.

Por: Adrián Gómez.

Síganme en @Adrian_Gomez99 y toda la información y actualidad deportiva en Twitter: @VIP_Deportivo o en nuestro Facebook: VIP Deportivo.

Deja un comentario