La Mejor Información Deportiva

Skone: Gallo de pelea

0

Campeón internacional en el año 2016, pero participante de Red Bull desde 2008. Skone es un ejemplo a nivel de improvisación, y todo cambió aquel 12 de noviembre en Perú.

El malagueño debutó en Red Bull en la regional de Barcelona de 2008. Acudió a la final nacional, repitiendo en 2009, 2014, 2015 y 2016. Skone siempre tuvo esa frescura de contestar al momento en los 4X4 o en su defecto, acumular todas las respuestas para su minuto libre. Ya en 2016, tras una regional brillante en Almería, se llevó su título de campeón nacional en Valencia. Para levantarlo, tuvo que superar a Chuty en una batalla tan decisiva como descafeinada.

En Perú, Skone lo tenía muy claro «voy a ganar/cuando gane/el domingo ya sabréis que el mejor soy yo» son algunas de las frases que dijo en la convivencia (y que podemos seguir en los diversos Blogs). Sabemos, por declaraciones suyas y de compañeros, que no era prepotencia lo de aquellos días, sino la necesidad de autoconvencerse. Sí no llegaba completamente mentalizado, sabía muy bien la mala pasada que podían jugar los nervios y los contrarrestó convenciéndose que era su día.

Ya en octavos, se enfrentó al subcampeón de 2015, Tom Crowley. Poesía lo del chileno, construyendo dos minutos perfectos a partir de los conceptos, todo lo contrario a lo que hizo Skone. Desde que comenzase su primer minuto, fue simplemente a insultar con los conceptos, ser lo más agresivo y descalificar todo lo posible a su rival, porque eso es lo suyo. La batalla se la llevó él y no sorprendió, tenía algo, convencimiento puro en cada frase.

Los cuartos de final – Papo

Los cuartos de final son otra historia, le tocaba uno de los favoritos del día, Papo. En primera ronda habían caído, entre otros, Aczino y Chuty, por lo que el ganador de esta batalla tendría bastantes posibilidades de llevarse el título. Desconocemos la relación de ambos en aquel momento, pero entre sí se provocaron mucho hasta que comenzase la instrumental, «Tú improvisas todo»; «habla el señor preparadas». El primer minuto de Skone es muy bueno, aunque en mi opinión, el de Papo es levemente superior. El problema fue la voz del argentino, que le pasó factura en su segundo minuto, provocando muchísimos recursos de puesta en escena para intentar defenderse. Skone cerró la batalla bien y se la llevó de manera directa.

Las semifinales – Arkano

En semifinales le esperaba el único que podía llevarse el título cualquier día del año, Arkano. Llegó a Perú como vigente campeón internacional y compatriota de Skone, habiendo logrado un récord mundial pocos días antes. El alicantino comenzó muy bien el 4X4, dando inicio a una ronda de respuestas con Skone. El malagueño mejoraría por poco el rendimiento de Arkano en la primera ronda, quien también había caído levemente, por lo que el jurado dio tres réplicas y dos votos a Skone.

En esa réplica ya se ve la fuerza de ambos, el grito de la garganta, los recursos que habían guardado hasta ese momento. En esta Skone sí se impuso definitivamente y se llevó la batalla. Había caído en los nervios en ciertos tramos de la batalla, aunque fue capaz de superarlo para llegar a la final frente a Jota, local aquella noche.

La gran final – Jota

En la batalla de Jota y Aczino, se hizo viral el momento en el que lanzaron una botella al mexicano. Por tanto, el ruido nulo del público a Valles T y Jony Beltrán quedó como algo secundario comparado con lo que había sufrido Aczino. Jota no tuvo culpa y el público ha cambiado mucho desde entonces, algo así sería imposible en un evento en Perú ahora, pero es innegable que el público de la Costa Verde influyó en el evento.

La final comenzaba con dos minutos para cada participante con dos conceptos a desarrollar (Qué objeto sería tu rival y que le regalarías por su cumpleaños). En esos minutos, no se resolvió nada, por lo que llegaron al 4X4 final en igualdad de condiciones. La batalla era tremenda en aquel momento, con un Jota que seguía sin forzar su voz o su puesta en escena, mientras que Skone estaba completamente rojo con gestos de enfado. Dos réplicas fueron necesarias para resolver la batalla definitivamente.

El gesto de Skone en aquel momento es único, se deja caer al suelo hecho una bola. Dice el malagueño más tarde que solo podía pensar «lo he conseguido» sin asimilar muy bien lo que ha pasado. Comenta a su vez que tuvo que pedir un rato a solas con el trofeo, en una habitación cerrada, para pensar y relajarse por un momento. Esta victoria le cambió la vida para siempre, pudo vivir del Freestyle, viajar a eventos por todo el globo y ser uno de los mejores del mundo por méritos propios. Todo esto porque, como dijo en Perú (en un evento diferente), «el que es gallo de verdad, canta en todos los corrales».

 

Imagen principal: Antoanzphotography

Pueden seguirme en @Guillermo_PFR y seguir toda la actualidad del deporte en @vip_deportivo o nuestro Facebook: VIP Deportivo.

Deja un comentario