DestacadoFútbol EspañolFútbol InternacionalOpiniónRFEF

Sin rumbo, pero directos a la final

Y tan directos. España pasa a la final jugando un fútbol muy poco reconocible, con nada o casi nada de ese ADN selección del que tanta defensa se ha hecho siempre.

Y tan directos. España pasa a la final jugando un fútbol muy poco reconocible, con nada o casi nada de ese ADN selección del que tanta defensa se ha hecho siempre.

De hecho, apenas ha tenido que ver con el fútbol que solíamos disfrutar con De la Fuente en la sub 21, donde sí se practicaba un juego de posesión y en el que a menudo Oyarzabal hacía de falso nueve.

Una Selección diferente

Hemos sido un equipo distinto, aunque es cierto que también hemos sido pragmáticos. Morata como hombre diana para bajar balones ha sido un recurso eficaz, así como la congestión de ambas áreas pues hemos visto jugadores de rojo en la ajena y, sobre todo al principio, en la nuestra, defendiendo en bloque bajo sin ningún tipo de pudor.

Incluso nuestro centro del campo ha llegado más a línea de tres cuartos por segundas jugadas que por sucesiones de pases. Hay que reconocer que, a pesar de haber sido poco vistoso para el aficionado, ha dejado en jaque a Italia durante gran parte del partido pues mucho me temo que Mancini tampoco se esperaba esta España. Analizando en frio, este juego presenciado puede ser tan positivo como negativo.

De la Fuente y su puesta en escena

Por un lado, sí Luis se piensa que este es EL estilo que nos puede llevar a la gloria, probablemente no llegue a comerse los turrones.

Pero, por otro, sí nos encontramos ante un combinado capaz de sentirse fluido jugando a largas posesiones y, además, jugando directo, estamos ante una selección muy difícil de contrarrestar que, con mucha probabilidad, competirá cada partido sin importar el rival.

De aquí depende el buen hacer del entrenador riojano, sorprendente, y mucho, con este juego de balones largos pues tampoco juega con jugadores muy especialistas en la materia… Ni Yeremy Pino, ni Ansu, ni Asensio, ni Gavi…

Aunque cabe recalcar que ahora entendemos todos por qué Rodrigo Moreno ha sido titular, para hacer de 2º punta en transición ofensiva y dejar el carril derecho libre al veterano Navas. Veremos sí se convierte en un recurso habitual.

¿Adiós al tikitaka?

Siendo honestos, no todo ha sido irreconocible, también toca hacer mención especial para el doble pivote Rodri – Mikel Merino que ha sido lo más reseñable. Jugando así tienen visos de convertirse en una pareja inamovible para años. Hay ganas de verlos de nuevo ante el poderoso centro del campo croata.

De hecho, de un disparo lejano de Rodri ha salido el definitivo gol de Joselu, que sigue demostrando su eficacia con la zamarra roja.

Otro aspecto a tratar ha sido el de la curiosa pareja de centrales franceses que han ido de menos a más, siendo muy endebles al principio y tremendamente seguros al final. No me extrañaría verlos más a menudo juntos.

En definitiva, no es día para clamar al cielo pues estamos de nuevo en la final de la Nations League, a un solo partido de ganar un título 11 años después. Pero tampoco es un día para sacar pecho y permitirse el lujo de soñar con grandes citas. Lo que sí es cierto, es que todos tenemos esa sensación de que Luis ha superado una bola de partido y eso, puede ser muy beneficioso para todo el grupo en general.

Imagen principal vía: Photo by KENZO TRIBOUILLARD/AFP via Getty Images.

Por: Ramón Morey.

Síganme en @Moreytorralba y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Ramón Morey Torralba

Granainoalmerienserondeñomadrileño viviendo en Francia. Dejo mi opinión para aquellos que leen de futbol.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba