La Mejor Información Deportiva

Sin pena ni gloria

0

Empate del Betis in extremis en casa que lo aleja definitivamente de Europa y lo salva virtualmente del descenso. Final de temporada para olvidar por Heliópolis.

Se acabó la temporada para el Betis. El empate ante el Español no le sirve a ninguno para engancharse a las últimas opciones remotas de Europa League. Y es que la temporada de ambos conjuntos puede resumirse en una palabra, “irregularidad”.

Comenzaba el encuentro por el Benito Villamarín, y un Betis con una actitud distinta se presentaba ante su gente. Al menos los primeros minutos el equipo entrenado por Setién se le vió competir. Por su parte el conjunto perico, llegaba a Sevilla a por una victoria que le dejara una posibilidad de Europa de última hora. Las dos escuadras luchaban por lo mismo, y al final, pasó lo más común; se empató.

Las tuvo al principio el Betis, pero una gran defensa catalana desbarató cualquier intento. Diego López seguro bajo palos transmitía un muro infranqueable. Pero todo se torció en el minuto 37. Una mala salida de balón de Canales, dejaba a Borja Iglesias sólo ante Joel. En el tiro Mandi salvaba bajo palos, pero en el rebote el delantero españolista servía a Darder que en superioridad ponía el 0-1. Película ya vista por el coliseo verdiblanco.

Imagen vía: RCD Espanyol
Imagen vía: RCD Espanyol

Llegaba el descanso ante una sonora pitada, y los síntomas horribles de equipo caído y sin armas del Betis. Las caras de los seguidores béticos eran un reflejo fiel de la situación por la que pasa la entidad. Al comienzo de la segunda parte, el Betis quiso tirar de orgullo, pero se daba una y otra vez ante la defensa bien plantada, y el orden táctico de los de Rubí.

Un segundo gol sería anulado al Español. El nerviosismo de la parroquia bética ya estaba instaurado desde hacía tiempo, que descargaron contra Quique Setién. Se iba arriba con los cambios el entrenador cántabro, en un intento de jugársela a una carta. Por el contrario, el Español jugó con los compases del partido, y las pérdidas de tiempo fueron su arma más usada.

Pasaban los minutos, ante un conjunto catalán defendiéndose con todo, y un Betis que dominaba, pero no finalizaba. En esta vorágine de acoso andaluz, en el 94, y cuando todos daban por perdido el partido, un centro al área lo cazaba Feddal, que de una gran estirada hacía el empate. Gran gol del marroquí que descargaba la frustración que tiene la plantilla bética.

Fin del partido y reparto de puntos que no le sirve a ninguno de nada. Pitada del Villamarín que pide la cabeza de su entrenador. Temporada más que acabada para ambos conjuntos que deben de ir pensando ya en la 19/20. Por Sevilla en cambio, muchos frentes abiertos a la vista. Y decisiones importantes se vienen por el Real Betis.

Imagen principal vía: Real Betis Balompié.

Siganme en @jesus_olimart, y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo o en nuestro Facebook: VIP Deportivo.

Deja un comentario