La Mejor Información Deportiva

Sin goles no hay paraíso

0

Numancia y Málaga empataron en Los Pajaritos en un encuentro que acabó como empezó.

Era un partido importante para ambos. El club soriano quería acercarse a la zona alta de la tabla mientras que el Málaga tenía como obligación la victoria para alejarse de los puestos de peligro. El inicio de la temporada para ambos fue complicado, pero a esta altura de la campaña sus caminos se han separado aunque a la inversa. Se esperaba que sus caminos fueran al revés, es decir, al Málaga en la parte alta y al Numancia en zona de media-baja tabla. Pero tras este inicio de temporada, se ha visto claramente que lucharán por objetivos diferentes.

El club malacitano tiene un drama en cuanto a fichas profesionales. Con tan sólo 17 jugadores profesionales, además de tener en cuenta que se reduce con las bajas de Keko, Juanpi o Adrián. Y Víctor debe de hacer las convocatorias con mucho cuidado sin incluir a más de los canteranos permitidos.

El encuentro comenzó con dominio del conjunto local, que dispuso de varias ocasiones claras pero sin demasiada efectividad. El Málaga marcaría un gol que fue anulado por fuera de juego de Luis Muñoz en el inicio de la jugada. El remate de Pacheco acabó en el fondo de las mallas aunque posteriormente fue anulado por el colegiado. Poco más del equipo malacitano en la primera parte, en la que tuvo más ataque el Numancia. Lombán se retiró a los 18 minutos de partido, debido a una lesión muscular y entró para sustituirlo Diego González.

En la segunda parte, el dominio fue del plantel malaguista. Casi todo el fútbol de ataque salía de las botas de Dani Pacheco, que fue capaz de darle sentido al juego malacitano. Es un jugador diferencial que poco a poco está volviendo a su nivel. Debe de ser el futbolista más importante, puede aportar muchísimo. Antoñín estuvo atento en la presión ante la salida de balón soriana, y estuvo a punto de obtener premio. En un clamoroso error de la zaga local, a punto de marcar en un mano a mano que acabó desviando a córner un defensor. También estuvo a punto de marcar Sadiku, muy activo en la segunda parte. Ninguno de los dos consiguió anotar el gol de la victoria, por lo tanto el resultado fue igual con el que se comenzó el encuentro.

Lo intentó mucho más el Málaga, que mereció más. Pero ante la poca efectividad es imposible ganar sin anotar goles. Es el gran problema de este equipo, que es uno de los más sólidos de la categoría en defensa. El empate no sirve de nada a ninguno, que necesitaban sumar los tres puntos en busca de sus respectivos objetivos.

Imagen principal: Málaga CF.

Por: Sergio Ramírez.

Síganme en @sergioramz_ y toda la información deportiva en @VIP_Deportivo, también en nuestro Facebook: VIP Deportivo y nuestro Instagram: @VPDeportivo.

Deja un comentario