La Mejor Información Deportiva

Serra se va por la puerta de atrás

0

El ya ex director deportivo del Real Betis no ha aceptado el nuevo rol en la comisión deportiva que les ofrecía Ángel Haro y López Catalán.

El sino del Betis es incuestionable. Históricamente ha sido así, y otra vez está volviendo a ocurrir. El conjunto verdiblanco no está acostumbrado a vivir en aguas tranquilas. Todo lo que no sea tempestad y mal tiempo parece no gustar por Heliópolis. Otro capítulo se añade a la larga y amarga lista. El que era director deportivo de la entidad, Lorenzo Serra Ferrer, no ha aceptado el nuevo rol que habían encomendado por decisión propia el presidente Ángel Haro y el vicepresidente José Miguel López Catalán.

El balear llegó de la mano de ambos para liderar la candidatura a las elecciones béticas de 2017. Una insignia del Betis, un peso pesado como era Serra les ayudó a ganarlas, y así Ahora Betis llegó al poder. Enseguida se pusieron manos a la obra, y de nuevo los días de calma llegaron al beticismo. Empezaron los nuevos fichajes. Jugadores de renombre que ilusionaban a la afición y una obra de Gol Sur hacía vivir tiempos poco vistos por la Avenida de La Palmera.

Pero todo se torció este 2019. La no muy buena temporada del conjunto, añadido a la insistencia de Serra Ferrer de prescindir de Quique Setién en el proyecto, y seguir buscando la perfección y exigencia llevada al máximo exponencial, hizo que no gustara tanto la predisposición del balear a los altos cargos béticos. Una “restructuración” mal llamada por la parte noble del Villamarín, y un nuevo “cargo” para el mallorquín hizo que todo saltara por los aires.

Resultado de imagen de serra ferrer

Un caramelo envenenado parece que se le ofrecía a Lorenzo. Y claro está, Don Lorenzo no lo comió. No pasó por el aro. Y dimitió. El ídolo para una afición no quería estar en un segundo plano. Él buscaba el cuerpo a cuerpo, el batallar los fichajes, bajar al barro y mancharse. Pero ya no querían que se manchara. Nuevos especialistas en la materia iban a hacer su trabajo, y él tendría voz y voto en las operaciones, pero no las llevaría a cabo.

En la televisión oficial del club, tanto Ángel Haro como Catalán, anunciaban que Serra no había aceptado su propuesta y su nuevo cargo, y que se marchaba del club. No sin antes dejar claro que el mérito del crecimiento del Betis estos años había sido una labor y una hazaña de todos. Intentando dejar el mérito del balear en menos de lo que pueda parecer en primera plana.

Ecuación arriesgada y muy incierta en la que se meten los mandamases del Betis. Para la afición son el punto de mira y los responsables de que Serra se haya ido. Y si la pelotita no le da por entrar, el tsunami que se avecina por Heliópolis les amenaza con ahogarlos. El Betis ya es libre, y si el beticismo se une puede dictaminar y votar quien quiere que los gobierne. Dicho de paso, es bueno recordar también que Lorenzo Serra Ferrer es accionista del club. Por lo tanto no se va un cualquiera.

La patata caliente se la quedan Haro y Catalán, y está claro que si el equipo no funciona, este año las miradas no van a ir al banquillo. Rubi no merece tal presión, y los máximos responsables están en el centro de la diana, y encima en una comparecencia que no ha dejado satisfecho a nadie. Que la pelota ruede y dictamine, pero de momento el ambiente no es el mejor para que las cosas salgan.

Siganme en @jesus_olimart, y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo,en nuestro Facebook: VIP Deportivo o en Instagram: @VP_Deportivo.

Deja un comentario