La Mejor Información Deportiva

Se están cargando el fútbol

0
Partidazo tremendo del Atleti ante un flojo Liverpool y un árbitro decisivo…

REFLEXIÓN PROPIA

Antes de ponerme a redactar el análisis del partido de ayer entre el Atlético de Madrid y el Liverpool, me gustaría dejar una reflexión

Por favor, entre todos tenemos que parar este asesinato lento que se le está haciendo al fútbol… Lo que vimos ayer en el Metropolitano es una muestra más de que este deporte poco a poco se está convirtiendo en una milonga comandada por esos individuos con pinganillo y silbato. ¿Por qué los árbitros nunca pasan por sala de prensa y dan las explicaciones pertinentes a las decisiones que toman? ¡NO PODEMOS SEGUIR ASÍ!

Este deporte es maravilloso, pero no podemos permitir que esto siga igual. Desde que esta herramienta de juguete llamada VAR viese la luz, el fútbol se está convirtiendo en algo poco natural. Por culpa de los mismos de siempre, los del silbato…Centrándome en el tema de las ruedas de prensa de los árbitros, creo sinceramente que es algo que se podría llegar a valorar. Ahí, ellos mismos, sin ayuda de ningún defensor público de los árbitros, que por cierto hay muchos… darían la cara, y muchas veces se morirían de vergüenza a la hora de ver sus fallos estrepitosos. Yo lo dejo ahí, es algo que se dice poco, y creo que podría funcionar, porque amigos, en esto del fútbol hay varios protagonistas; jugadores, entrenadores, utilleros, directivos… y todos ellos dan la cara y pasan apuros en muchos momentos. Que los árbitros dejen de una vez de ser caballitos blancos.

PRIMER TIEMPO

Dicho esto y ya un poco más calmado, toca analizar el partidazo que vimos ayer… Se veían las caras dos viejos amigos, dos equipazos de categoría. Los primeros 15 minutos fueron un vendaval del Liverpool, salieron desde el primer segundo de juego a por el gol. Pronto llegaría, tras una jugada estelar de para mí, el mejor jugador en la actualidad, Mohamed Salah, que se iba a ir de hasta tres jugadores rojiblancos e iba a disparar y Milner tras un pequeño desvío iba a convertir el 0-1. El Liverpool estaba muy cómodo sobre el terreno de juego y seguía a lo suyo, robos rápidos de balón, presión asfixiante y ataque vertiginoso. En el minuto 13 de partido, tras un rechace, le iba a caer un balón llovido del cielo a Naby Keita, que tras un volea perfecta iba a convertir el segundo gol «red» en el casillero… Caras largas en el equipo colchonero, que veían como un todoterreno les estaba pasando por encima.

Pasados los primeros 15 minutos de partido, todo cambió. El Atleti se tranquilizó por fin y despertó del profundo sueño en el que se encontraba. Las llegadas al área del Liverpool empezaban a llegar. Poco a poco los rojiblancos se empezaron a encontrar en el partido. En el minuto 20, tras una jugada increíble de Lemar en el córner, iba a ceder la pelota a la frontal del área, donde se encontraba Koke para rematar, ayudado del toquecito clave de Griezmann para poner el 1-2 en el luminoso del Metropolitano. Alegría tremenda para toda la parroquia colchonera que veía posible el empate, y porque no, la remontada.

Imagen

El Atleti, tras el gol, definitivamente cogió la manija del encuentro y lo gobernó desde el coraje y el sacrificio que este equipo tiene como signo de identidad. A los pocos minutos tras el gol, Griezmann tuvo un claro mano a mano en el que Alison salió vencedor. Superábamos la media hora de juego, Joao Félix en una jugada de super crack, sacaba la varita mágica a pasear y tras dejar sentado a Arnold, cedía el balón a un Antoine Griezmann que con un control espectacular y un remate aún mejor, iba a poner el empate en el marcador. Éxtasis, explosión de júbilo, alegría inmensa… como quieran llamarlo. En definitiva, tablas en el marcador y con el Atleti yendo claramente a por más…

Llevábamos 35 minutos de partido, pero parecía que lleváramos más de medio choque. El desgaste físico lo estábamos sufriendo hasta los aficionados. Ritmo apocalíptico en este primer tramo del encuentro. Antes del descanso, Joao Félix, tras una buena cabalgada por el lado izquierdo, iba a tener una buena oportunidad para darle la vuelta al partido, pero Alison una vez más, tuvo una buena intervención para salvar a su equipo. Nos íbamos al descanso con tablas en el marcador en un primer tiempo para el recuerdo .

SEGUNDO TIEMPO

En el descanso, iba a haber cambios por parte de los dos equipos. En el lado colchonero iba a entrar Giménez en sustitución de Kondogbia; y por parte del conjunto «red», entraba al verde Fabinho sustituyendo a Keita

El segundo tiempo iba a comenzar exactamente igual que el final del primero. El Atleti de cabeza a por el gol de la remontada, siendo muy agresivo en todos sus ataques. Iba a tener una muy buena oportunidad Carrasco, en una excelente jugada con Rodrigo de Paul, que se iba a quedar solo ante Alison, pero una vez más el portero brasileño iba a tapar el disparo.

Llegábamos al minuto 52, balón llovido del cielo que intentaba controlar Griezmann, que sin ninguna intención golpeaba con su pie levantado en el rostro del Roberto Firmino. Tarjeta roja directa. ¿Explicación? no sabemos. Lo que está claro es que esa acción jamás puede acabar con la expulsión de un futbolista, que por cierto nunca ha sido sospechoso de algún tipo de agresión. Vuelvo a lo de antes sin explayarme… ¿Por qué no podemos escuchar las explicaciones del señor colegiado respecto a este decisión? En fin, el partido obviamente cambiaba, el Atleti se veía casi obligado a guardar la ropa y mantener el botín que había conseguido…

Imagen

Lejos de eso, el conjunto del Cholo seguía plantando cara al Liverpool con un jugador menos sobre el campo. Los ataques eran más intermitentes, sí, pero el partido estaba siendo bastante controlado. El Liverpool apenas acechaba la portería de Oblak, que desde el principio del partido, estaba teniendo muy poco trabajo.

Jürgen Klopp se veía obligado a ir a por el partido, metía en escena a dos jugadores frescos de ataque. Entraban al partido Diogo Jota y Oxlade-Chamberlain sustituyendo a Milner y Sadio Mané, que por cierto, estuvo todo el partido desaparecido… Claramente a medida que pasaba más el tiempo, el Atleti se echaba cada vez un poco más atrás, normal. Aún así, el partido no se veía peligrar en ningún momento, el Liverpool estaba muy incómodo y no encontraba ningún resquicio claro para hacer daño a la portería del esloveno

En un jugada desgraciada, sobre el minuto 76 de juego, en un balón caído del cielo, Mario Hermoso, que no vio a su rival, le desequilibró y el árbitro sin dudarlo ni un segundo se echó el silbato a la boca y pitó penalti. La pena máxima se iba a encargar de lanzarla el egipcio Salah, que iba a anotar el tercer gol de su equipo y así colocarle por delante.

El Atleti se negó a tirar la toalla e intentó por todos los medios empatar el partido. En el minuto 80 de partido, el Cholo iba a hacer cuatro cambios de golpe en busca del gol. Entraban al verde Luis Suárez, Ángel Correa, Marcos Llorente y Renan Lodi y salían, Rodrigo de Paul, Joao Félix, Mario Hermoso y Thomas Lemar. En ese mismo minuto, en una falta perfectamente botada por Carrasco, el árbitro pitó penalti, sin dudarlo. Pues bien, tras una larga revisión del VAR, el colegiado tuvo que ir a verla al monitor, otros tantos minutos mirando la pantalla, y la decisión final, penalti anulado… Inentendible. La jugada era muy similar a la del penalti concedido al Liverpool, es más, en la jugada del penalti a Giménez, el propio futbolista uruguayo, tenía muchas posibilidades de rematar a gol, si Diogo Jota en este caso, no se lo impide con una carga totalmente ilegal dentro del área. Volvemos a lo mismo del principio, necesitamos que los árbitros de vez en cuando, pasen también un poco de vergüenza viendo sus terribles errores…

Absolutamente todos nos quedábamos con cara de tonto al ver lo que acababa de suceder. Los últimos minutos de partido, el Atleti tiró de orgullo y hasta el último segundo de partido tuvo posibilidades de empatarlo. Sobre todo en una muy buena asociación entre Luis Suárez y Correa, en la que el argentino desaprovechó una gran cesión del uruguayo y disparó muy alto. Prácticamente con esto iba a finalizar un encuentro marcado claramente por las decisiones arbitrales.

CONCLUSIÓN FINAL

Para no volver a lo mismo de antes, prefiero concluir hablando del gran partido que hizo mi Atleti, sobreponiéndose a los primeros 15 minutos en los que el Liverpool estaba acribillándonos. Volvimos a mostrar ese orgullo indomable y manejamos el partido hasta que nos dejaron. Este equipo cree, y hace que nosotros creamos en ellos. La comunión que hay entre jugadores y afición, hacen de este equipo, algo único.

Es cierto, que la rabia que tenemos hoy todos los colchoneros es bestial, pero intentemos olvidarnos de esto y pensar en que tenemos un equipazo, comandado por el mejor entrenador del mundo, y que somos sin duda la mejor afición del mundo. Toca abrir los ojos, levantarse, ponernos la rojiblanca y seguir adelante…

Y concluyo preguntando a toda esa gente que es de cualquier otro equipo… ¿Por qué no sois del Atleti? No sabéis lo que os perdéis…

 

Imagen principal vía: Télam

Síganme en @IvanGarcia9ATM y sigan toda la información y actualidad en @VIP Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo y en Instagram: @vp deportivo.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario