La Mejor Información Deportiva

Se cree el espectador que siempre juzgarán al mismo ladrón

Getty Images
0

Ensayo comparativo sobre los diferentes rendimiento de pilotos veteranos a través de la influencia de Jacques Villeneuve.

La veteranía juega un factor fundamental en la Fórmula 1 a la hora de marcar diferencias, ya que pilotos como Michael Schumacher o Nigel Mansell celebraron su acercamiento a la cuarentena dando grandes dosis de espectáculo bajo los circuitos. Fernando Alonso deseaba hacer lo mismo mientras se veía atrapado en la nada, añorando las mieles de éxito cosechadas durante sus años, pero con el objetivo de desterrar el tópico de «cualquier tiempo pasado, fue mejor» en categorías como el WEC, IndyCar o el Rally París-Dakar.

Su recompensa llegó en forma de fichaje por Renault/Alpine, decisión que no pasó inadvertida en el paddock, sobre todo por amantes de la Fórmula 1 que quieren una parrilla a la altura del Dream Team de USA en Barcelona 92 y, sobre todo, se habían aficionado a la competición gracias a la impronta del español durante sus primeros años. Pero también existe la cara amarga de la moneda, tanto de carcas cenizos que no dudan en soltar los estereotipos sobre Fernando basados direccionados hacia la arrogancia y prepotencia como de ex pilotos y comentaristas alérgicos a la veteranía en la competición.

Uno de ellos es el ex piloto y comentarista Martin Brundle, comentó que el 14 estaba dejando sin hueco a pilotos jóvenes ansiosos de victoria, alegando que su tiempo pasó y, para colmo, no lo aprovechó al 100 % con disputas hacia sus diferentes jefes de equipo. Toda opinión es respetable, pero en muchas ocasiones, queda sustentada en acontecimientos históricos, pero sin su contextualización adecuada, llegando a creer que todo ladrón es de la misma condición.

Porque veteranos han existido siempre, tanto triunfadores como otros que no llegaron al mismo éxito. Porque hace poco, Fernando lideraba la entrada de una sabia nueva, mientras que otros veteranos refunfuñaban ante la llegada de jóvenes descarados, siendo Jacques Villeneuve uno de ellos. El canadiense dio la bienvenida Jenson Button en Bar-Honda allá por 2003 sacando una atmósfera tremendamente hostil, al considerar que el británico había fichado por la atracción empresarial provocada por su imagen, independientemente de su talento.

Se le calentó la lengua hasta tal punto que el karma acabó atizándole mediante el mismo cinismo con el que se empeñaba en envenenar a su entorno. Button le batió hasta el punto de ser despedido del propio equipo en el que tenía sus propias acciones, poniendo fin a posibles sueños de victoria, porque puedes tener la mala suerte de encontrarte en proyectos en caída como Williams en 1998 y otro en pañales como Bar. Pero errores y quedar por detrás de los pilotos elegidos para copar el cetro dejaron en evidencia como toda su energía fue gastada en querer atacar a todo el que se moviera, y lejos de reaccionar ante el ahogamiento, decidió abrir un ocaso hacia el final, porque Fernando Alonso y Felipe Massa en Renault y Sauber respectivamente durante 2004 y 2005 le sedaron definitivamente.

Comparing Jenson Button to All of His Formula 1 Team-Mates | Bleacher Report | Latest News, Videos and Highlights
Bleacher Sport

El final era cuestión de tiempo y BMW marcaría el último kilómetro, porque aunque había razones para desviarse hacia aquel paraíso tan añorado, ya que la marca pretendía volver a ganar, sabiendo que ya lo había hecho en Williams, pero a mayores velocidades. Lejos de agarrarse a este camino ofrecido por la bonanza económica de la década de los 2000, siguió alimentando a la bestia de la desgracia.

Robert Kubica le dio la estocada final, porque la disciplina prusiana de la industria pesada alemana también quería corazón para sacar las décimas necesarias. El polaco la tuvo durante las seis carreras restantes del año 2006, por lo que no dudó en aprovecharlas al máximo; un séptimo puesto robado por descalificación durante su debut en Hungría y un podio en Italia sacaron a la luz todo su potencial.

10 años de motores BMW en Fórmula 1 (parte 5) – 8000vueltas.com
Getty Images

El joven había desbancado al acabado, pero no de edad, sino de espíritu, porque la mentalidad es lo que te lleva al éxito, dejando a la edad en un segundo plano, porque Jacques fracasó, pero otro piloto de la quinta del canadiense como David Coulthard aterrizó en el proyecto de Red Bull curtido de jóvenes pilotos, hecho que no le eximió de no dejarle ni las migajas a sus compañeros Christian Klien y Vitantonio Liuzzi.

Porque la Fórmula 1 entiende exclusivamente de masacrar todo lo que se mueve, ya que te otorga el papel de atracar todo corazón que se precie, porque este deporte vive de la grandeza desprendida por parte de campeadores de gloria. Y no todo ladrón goza de la misma condición, y la Historia es pleno testigo de ello.

Fuente de la imagen: Getty Images.

Síganme en: @victor9715 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @Vip_deportivo, en nuestro Facebook: VIP DEPORTIVO e Instagram @vp_deportivo.

Deja un comentario