La Mejor Información Deportiva

Zidane, toca empezar a mirar al futuro

0

Eden Hazard ha vuelto a caer lesionado al poco tiempo de retornar tras recuperarse de su lesión. Rodrygo Goes sería la solución ante la baja.

El belga, que no consigue superar las secuelas -tanto físicas, como mentales- de su primera baja (allá por el partido ante el PSG) para aparecer sano por completo, estará aproximadamente un mes de baja. Y esto es debido a unas molestias musculares en el psoas derecho. Un músculo, a priori, bastante complicado de dañar con los entrenos habituales. Salvo, eso sí, tras una realización errónea de los mismos. O, tras el endurecimiento del propio músculo como causa de los tratamientos ejercidos en los procesos de recuperación de las lesiones anteriores del futbolista.

Aunque, por otra parte, el período de recuperación de un mes podría haberse alargarse. Pues el internacional con Bélgica estuvo planteándose la posibilidad de someterse a una nueva operación en su tobillo. La raíz del calvario de lesiones del futbolista blanco. De ser así, se trataría de un recorrido que daría por finalizada la temporada 2020/2021 para el futbolista. Incluso, se llegaría a perder la Eurocopa con su selección. Sin embargo, finalmente, el Real Madrid ha convencido al jugador para que no se someta a dicha operación. En ese caso, al belga lo que le interesa es recuperarse con calma y evitar forzar su regreso.

En tal caso, el Real Madrid no puede ‘esperar’ al belga. Zidane tiene confeccionada su plantilla en función de Karim Benzema y Eden Hazard. Sin embargo, el belga no ha gozado de continuidad por sus problemas musculares. Y por ello la plantilla se ha quedado ‘coja’ ante la ausencia de un engranaje tan importante para los planes de ‘Zizou’ como es el belga. Y esto se ha notado en la artillería blanca. Ya que entre lesión y regreso del belga, se han efectuado muchas modificaciones sin apostar por una idea fija con margen de mejora. Unas veces, el plan fue Vinícius; otras Isco. También Marco Asensio, Rodrygo, o los regresos esporádicos de un Hazard que no conseguía recuperarse por completo; impedían mantener constancia en el ataque merengue.

Ante una espera larga por el de La Louvière, toca reestructurar los planes. Y una acción fructífera para el Real Madrid es invertir en Rodrygo. Dotarle de confianza, minutos y sobre todo: contexto. Las apariciones del delantero nacido en São Paulo -en su mayoría- se han visto limitadas por las necesidades del equipo. Ha jugado a pie natural, o a pierna cambiada. Pero primordialmente anclado en la banda. Sin embargo, por propia tendencia del brasileño, ha ocupado zonas interiores. Y en ellas, es donde ha reflejado su inteligencia en la interpretación del juego.

El ‘ex’ del Santos es un jugador ideal para el aspecto asociativo. Entiende el juego a las mil maravillas. E incluso, es bastante efectivo en los metros finales y resulta un activo más para generar ventajas desde del desborde. Por ello necesita continuidad para adquirir confianza y pulir sus puntos fuertes. Pues es un jugador especial para apostar y acelerar su explosión. Sobre todo, rodeándolo de un ecosistema favorable.

Luego, tras el regreso de Eden, ya se volverá a valorar qué hacer. Habrá una pretemporada para realizar pruebas y demás ‘experimentos’. Pero, si por un golpe de suerte llega el mejor Hazard, se sumaría su participación junto a Karim y un posible Rodrygo ya asentado. Pues son compatibles. Aunque tanto el rol como el peso en el juego de cada futbolista dependerá de muchos factores. En el belga, del regreso post-lesión y su impacto, y la propia edad. Pues no hay que olvidar que el ‘ex’ del Chelsea se encuentra en la treintena.

En tal caso, se verá si tiene justificación para volver a ser el principal recurso ofensivo para Zidane (o del entrenador del momento). O, por el contrario, si le tocaría actuar como uno más.

 

Imagen principal vía: Real Madrid CF.

Síganme en @TacticaIEden y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario