AnálisisAthletic ClubCelta de VigoFútbol EspañolLaLiga Santander

Resurrección celeste fuera de casa

Gran victoria del Celta en San Mamés, en un partido que controló y dominó en todo momento ante un decepcionante Athletic en el día de hoy.

Llegaban Athletic y Celta al choque en mitad de la clasificación, tratando de apurar el conjunto vasco sus opciones de entrar en Europa la temporada que viene, mientras que el Celta quería certificar cuanto antes la permanencia.

Marcelino presentó un once con 3 cambios con respecto al que empató en Villarreal la semana pasada, destacando la presencia de Sancet arriba con Iñaki Williams y la de Petxarroman en el lateral derecho.

Por su parte, Coudet presentó el mismo once que cayó la semana pasada ante el Espanyol, con el ya clásico 4-1-3-2, con Fran Beltrán en el pivote.

Primera parte con un Celta bien plantado y superior 

El partido comenzó muy dinámico, llegando ambos equipos muy rápidamente a campo contrario.

En el minuto 11, una buena combinación en la frontal originó que Brais Méndez se plantara dentro del área y centrara para que Iago Aspas la empujara a gol e hiciera el 0-1, lo que suponía su decimocuarto gol en Liga.

El Athletic reaccionó bien al gol en contra, buscando jugar por dentro para llegar al área. Apenas unos minutos después, ya había tenido un par de remates peligrosos desde fuera del área, por medio de Berenguer y Sancet.

Apretaba el Athletic combinando bien, con mucha movilidad de los jugadores por dentro, pero sin generar excesivo peligro sobre el área celeste. El Celta no se arrugaba y cualquier mínimo despiste o concesión del equipo vasco provocaba una ocasión de sus jugadores de ataque, con Brais y Aspas moviéndose muy bien entre líneas y siendo verticales.

En el minuto 37, un zapatazo desde muy lejos de Fran Beltrán, tras una buena recuperación en campo rival del Celta, suponía el segundo gol celeste antes del descanso.

Segunda parte controlada por el Celta 

Marcelino intervino al descanso realizando un triple cambio, desplazando a Berenguer arriba para acompañar a Villalibre. Sin embargo, el Athletic seguía impreciso y sin ganar duelos, mientras que el Celta se mostraba cómodo defendiendo y combinando para salir a la contra.

El partido seguía avanzando y el Celta se mostraba rocoso en defensa, mientras que el Athletic tenía muchas dificultades para generar peligro. Tras un peligroso cabezazo de Aidoo, Coudet realizó un triple cambio para calmar un posible arreón del Athletic.

El Athletic no mostraba indicios de ser capaz de hacer sufrir a un Celta muy ordenado, e incluso parecía más cercano el tercer gol visitante, al estar perdiendo muchas veces la posesión en salida de balón.

El final del partido siguió sin sobresaltos para el Celta, siendo muy peligroso a la contra y estando muy férreo defensivamente. Por su parte, el Athletic no disparó a puerta en toda la segunda mitad y ni siquiera llegó a inquietar a un buen Celta en la tarde de hoy.

Merecido triunfo vigués

Muy buena victoria del Celta fuera de casa más de 3 meses después, con un partido muy bueno y que controló en todo momento.

Queda el conjunto celeste en undécima posición, con 39 puntos, abriendo ya una brecha muy importante con la zona de descenso, y pensando quizá, tras ver partidos como este, en esa irregularidad que ha tenido toda la temporada, que le ha impedido pelear por las posiciones europeas.

Por su parte, el Athletic ve cortada su buena racha en casa con un partido muy pobre en el que apenas tiró a puerta, quedándose en octava posición con 45 puntos, desaprovechando una buena oportunidad de acercarse a Europa.

Imagen vía: @RCCelta.

Por: @javiballe99.

Síganme en @javiballe99 y sigan toda la información y actualidad en @VIP_Deportivo y en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram @vp_deportivo.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto:

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios