La Mejor Información Deportiva

Remontada y subidón bético

0

In extremis el Real Betis gana por 3-2 su partido en casa ante el Girona. Tuvo de todo, dos remontadas y golazos. Un penalti en el 93 convertido por Sergio Canales da el triunfo al equipo verdiblanco.

Partido de los de nervios a flor de piel el disputado ayer en el Villamarín. El Betis ganó el choque ante el Girona por 3-2, en un encuentro de idas y venidas. Hasta dos remontadas pudieron presenciar los aficionados. Y es que un buen equipo catalán, tuvo entre las cuerdas al equipo sevillano, hasta que apareció la magia de Lo Celso.

Se presentaban los dos conjuntos separados por tan sólo dos puntos en la clasificación. Un Betis que venía de pasar a Cuartos de copa del Rey en Anoeta. Un Girona que hacía lo mismo, eliminaba a todo un Atlético de Madrid en el Wanda. Subidón de autoestima que se iban a enfrentar por el coliseo bético.

La verdad sea dicha, el partido fue un partidazo, 5 goles y ocasiones para dos equipos que lo dieron todo. Comenzaba el encuentro con un Betis bien plantado en el césped. Buenos minutos de los andaluces, que tocaban y tocaban con criterio. En una jugada donde se internaba Sanabria, una falta un poco dudosa a éste al borde del área, daba la oportunidad para el equipo de Setién. Se preparaba Tello, que de un precioso golpeo estrenaba las mallas de la portería defendida por Bounou. Poco pudo hacer el meta del conjunto catalán, ante la fuerza con la que salió despedido el balón. Se adelantaba el Betis temprano, en el minuto 12 de partido.

Lejos de descomponerse el Girona se defendió bien, ante las acometidas del Betis, que con la inercia del 1-0 buscaba el segundo. Buenos minutos de los hispalenses, que con el paso del tiempo fueron disipándose. El club rojiblanco empezaba a irse hacia delante, a presionar las salidas del Betis, y en una de estas, un mal balón hacia atrás de Barragán, hacía salir a Pau López de portería. Con el meta verdiblanco fuera del marco y de posición, empataba el Girona en el 36 por medio de Aleix García. Varapalo para un Betis que estaba dominando el encuentro.

No acabó ahí la cosa. En el 44, en una jugada que parecía intrascendental de peligro, de nuevo Pau López no llegaba a quedarse con la pelota en una estirada al suelo. El balón quedaba muerto para Portu, que ante la parsimonia de Tello centraba para que de cabeza en el área pequeña rematara a placer Doumbia. El Girona remontaba en la primera mitad y dejaba helado el Villamarín. Golpe duro antes del descanso para los béticos.

En la segunda parte, el Betis salió por el partido, obligado por los acontecimientos de los primeros 45 minutos. En el 54 marcaba Loren de golpe seco, en una contra bien llevada y a pase de Canales. Empataban los sevillanos que tenían tiempo para remontar. Los minutos fueron pasando con intercambio de idas y venidas, con un Betis echado descaradamente arriba. Debutaba por fin el joven Lainez por parte bética. Y ya en el 93, en un penalti absurdo pero claro, hacia Lo Celso, que no había tenido su mejor partido, Canales convertía el 3-2 que desataba la locura en el feudo verdiblanco. Remontada al final, sólo para cardíacos. Éxtasis en la grada, y 3 puntos que hacen de nuevo engancharlo a los puestos altos de la clasificación.

El Betis vuelve a la senda de la victoria, y gana su primer partido en 2019. Ahora ya sólo queda pensar en el RCD Español, en la copa y pasar la eliminatoria.

Siganme en @jesus_olimart, y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo o en nuestro Facebook: VIP Deportivo.

Deja un comentario