La Mejor Información Deportiva

Remontada guerrera en el Oracle

0

Los Warriors se imponen 115-86 a los Rockets y empatan la serie a 3. Partidazo de Klay Thompson. El séptimo asalto será en el Toyota Center.

Houston comenzó el partido enchufado, a pesar, de no contar con una sensible baja(Chris Paul). Los de Steve Kerr se mostraban incapaces de neutralizar los triples y el juego vertigionoso de small ball de los pupilos de D´Antoni. El mejor de los Rockets era un inspirado Gordon, que avasalló a los actuales campeones de la NBA desde la línea del 6,75 durante el primer cuarto. El equipo de San Francisco estaba tenso e incurría en precipitaciones constantes a la hora de atacar. Al final del primero, los Warriors perdían 17 abajo(22-39).

Sin embargo, el segundo acto estuvo un poco más nivelado, debido en gran parte, a la intensidad defensiva de los Warriors, en los primeros compases y a las pérdidas de balón de Rockets. Pese a ello, Houston, siguió fuerte en ataque con el trío formado por Harden(32), Gordon y Ariza. De hecho, los tejanos, se fueron al descanso con 10 puntos de ventaja(51-61).

Pero, a buen seguro, el cambio de dinámica se produjo en el tercer cuarto. Los de la Bahía salieron del vestuario con un mensaje grabado a fuego: ganar o morir. Klay Thompson sacó su muñeca a relucir con dos triples seguidos. Además, Curry y Durant se incorporaron al festival anotador, y Green intimidaba a los rivales con tapones en la pintura. Las pérdidas de los Rockets (doblaban a los Warriors) eran incesantes y solo Harden mantuvo a su equipo en este periodo. De este modo, los Warriors lograron un parcial de 33-16, es decir, pasaron a ir ganando por trece puntos de diferencia(84-77).

Por último, el cuarto periodo, duró menos de lo previsto, ya que los Warriors siguieron aumentando registros en el marcador; dirigidos por un sensacional Klay Thompson, que acabó el partido con 35 puntos(9/14 en triples). Por otro lado, Curry, anotó 29 puntos y Durant 23. Los últimos seis minutos fueron intrascendentes, por lo que, ambos entrenadores decidieron poner a los menos habituales en pista, de cara al séptimo partido. El marcador final fue 115-86. Se prevé un séptimo partido descomunal en el Toyota Center, en el que los Rockets deberán disminuir considerablemente las pérdidas de balón, y Golden State intentará no conceder segundas opciones ofensivas (tras rebote) a los Rockets.

Por: Fabio Ruiz

Fuente: gettyimages.es

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.