La Mejor Información Deportiva

Regalo de Reyes para el Melilla: dos llegadas tres puntos

0

Una primera gran parte del Castilla no fue suficiente para ganar.

El Castilla,  estrenaba el año en el Alfredo di Stéfano en duodécima posición con 22 puntos y un partido menos. El último partido de la primera vuelta terminó con un Melilla que encontró el rey en el roscón de reyes y se puso la corona en el Valdebebas  con dos ocasiones, dos goles y tres puntos en la clasificación general.

El Castilla quería regalar a los más pequeños y los no tan pequeños un buen regalo en la noche más mágica del año. Aunque el partido ha sido por la mañana, en una hora fría y con poca afición en las gradas del Alfredo di Stéfano, los jugadores del filial blanco sintieron el calor de los tres puntos durante los primeros cuarenta y cinco minutos. Una primera parte que los blancos disfrutaron e hicieron suya.

El Melilla empezó atacando pero poco a poco el conjunto local provocó un vendaval con oportunidades de todos los colores. Hasta el momento, se estaba viendo sobre el césped del Di Stéfano uno de los mejores Castilla de la temporada. Algo que quedó confirmado con el primer gol de Pedro Ruíz, el que abría el marcador y el cuarto en su marcador personal. Otro que no dejaba de intentarlo era Franchu, quien iba recuperando sensanciones y el nivel visto durante la temporada pasada.

Imagen vía: Real Madrid.

El control y la presión fueron los protagonistas de la primera parte. El Castilla corría para recuperar el balón en caso de pérdida, los pupilos de Raúl estaban muy atentos con y sin balón. Durante la segunda mitad la intención del Castilla era seguir con la misma línea, pero más bien parecía un mundo pararelo con un Melilla intencionado.

El encuentro se fue rompiendo y el Melilla lo aprovechó demostrando una gran efectividad: Dos ocasiones y dos goles en 20 minutos han dado la vuelta al marcador castigando al Castilla y su falta de gol. La gran primera parte del conjunto blanco se fue desluciendo traspasando los poderes al conjunto rival. El partido iba cambiando, y después de la primera parte de los locales con un resultado a favor no solo en el marcador, sino también en el juego, los de Raúl se veían en problemas para empatar la 19ª jornada.

Minutos con polémica

Con diez minutos todavía por delante el filial seguía intentándolo, pero fueron dos las jugadas polémicas que descolocaron al Castilla. La primera vino con un gol anulado a Rodrigo. El número 17 venía de atrás y no vio correcta la posición por lo que decidió que el tanto no subiese al marcador. La segunda jugada vino apenas unos minutos después con un posible penalti. Un jugador del Melilla tocó el balón con la mano y no lo vio.

Este resultado le regala al Castilla carbón amargo un día antes de Reyes, mientras que al Melilla le trae el mejor de los regalos con tres puntos más en el marcador y un colchón extra para la salvación. La mejor manera, para los visitantes, de cerrar la primera vuelta de la temporada.

 

FUENTE DE LA IMAGEN PRINCIPAL: REAL MADRID.

Síganme en @sandravirum y sigan toda la información deportiva en @vip_deportivo, en nuestro Facebook: VIP deportivo o en Instagram: @vp_deportivo .

Deja un comentario