La Mejor Información Deportiva

Redick, el arma oculta de los Sixers

0

Estaban todos entusiasmados con el más que comentado Big 4 que han formado los Sixers al unir a Embiid, Simmons, Tobias Harris y Butler; sin embargo, en el partido de debut de los nuevos fichajes de los de Filadelfia, Redick se encargó de hacerse notar y recordar a todo el mundo que él también es importante.

Acostumbra todos los años el cierre de traspasos de la NBA a ser una locura. Y por supuesto, no ha sido la excepción esta temporada. Han habido muchos movimientos interesantes e impactantes. Y varios han afectado a jugadores españoles. Nikola Mirotic ahora pertenece a los Bucks y Marc Gasol a los Raptors. Por otra parte, jugadores como Ellington, Harrison Barnes, Zach Randolph y Reggie Bullock también han cambiado de equipo. No obstante, vamos a centrar la atención en los Sixers.

Con su nuevo General Manager, los pensilvanos estaban en la obligación de mejorar el banquillo para poder ser considerados aspirantes a ganar. Pues bien, no solo han mejorado el banquillo. También han logrado forjar el mejor quinteto de la conferencia este. Tobias Harris, Boban Marjanovic, Mike Scott, Jonathon Simmons y James Ennis son los jugadores que han llegado a Filadelfia. Por otro lado, Markelle Fultz, Mike Muscala, Wilson Chandler y Landry Shamet son los que han tenido que irse. Además, el balance de picks no ha sido malo del todo, pues solo han perdido una primera ronda si hacemos balance entre lo adquirido y lo otorgado.

Tobias Harris y Boban Marjanovic en su debut como Sixers. Foto: NBA.com

Pues bien, con esos movimientos, el quinteto titular pasaba a ser terrorífico. Ben Simmons, JJ Redick, Jimmy Butler, Tobias Harris y Joel Embiid. Tres All Stars, dos de ellos jovencísimos, un jugador más de calibre All Star y un tirador de élite. Como era de esperar, la atención se ha centrado alrededor de los cuatro jugadores de mayor talento. Son estos Simmons, Embiid, Tobias y Butler. E irónicamente, el primero en dar un manotazo sobre la mesa, no ha sido ninguno de ellos.

Jugaban su primer partido tras adquirir a Tobias los Sixers ante los Nuggets. Y el protagonista del partido fue claro. JJ Redick destrozó a los de Denver para dar la victoria a su equipo. Anotó 34 puntos, con 11 de 15 en tiros de campo y 6 de 7 en triples. Un golpe de efecto que hará a más de uno replantearse la situación, para bien. Y es que con un quinteto plagado de tanta amenaza ofensiva, cuando más competencia hay por los tiros, es cuando más importante puede ser Redick.

En primer lugar, porque el quinteto de Sixers, incluso sin ser él un gran defensor, es muy sólido. Hay dos grandes defensores como Butler y Embiid, mientras que Simmons también es un defensor francamente bueno. Pero además, todos y cada uno de los jugadores requieren muchísima atención por parte de los defensores. Y por tanto, todo un especialista del juego sin balón, como es Redick, puede ser una auténtica amenaza.

Para los Sixers, tener un jugador que requiere tan poco balón y que anota tantos puntos, puede ser un auténtico seguro de vida. No es el jugador más vistoso ni el más destacado. Tampoco es el mejor. Por sí mismo, no tiene las cualidades para hacer ganar a los de Brett Brown. Pero es un jugador que, si los Sixers son capaces de aprovechar, puede marcar muchísimo la diferencia con tan solo saber jugar con los espacios y una muñeca ridículamente precisa. Los Sixers tienen a todo un microondas que se enciende en cualquier momento, un seguro de vida adicional. Y quieren aprovecharse de él para intentar conquistar el Este.

Síganme en @gerardeg11 y sigan toda la información y actualidad en @VIP_Deportivo o en nuestro Facebook: VIP Deportivo.

Propiedad imagen destacada: NBA.com

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.