La Mejor Información Deportiva

Querer es poder

0

Neymar siempre ha podido y puede ser el mejor jugador del mundo, pero nunca ha dado la sensación de que lo quería ser.

«Querer es poder» es un dicho popular que se escucha en aquellas personas que aprecia a otra persona y que con esta frase desea darle aliento frente a la adversidad o el reto. También se dice que «más hace él que quiere que él que puede», argumentando cómo alguien ha logrado algo que parecía imposible dadas las circunstancias. ¿Querer es poder? ¿Hace más él que quiere que él que puede? En el fútbol existen casos que sostienen y le dan sentido a esta afirmación. Por ejemplo, Leo Messi y Cristiano Ronaldo, los dos mejores futbolistas del mundo en los últimos 13 años. Messi y Cristiano quisieron y quieren ser los mejores, y han podido porque, además de tener el don, han tenido voluntad para conseguirlo. Si él hubiera querido, Neymar ya tendría algún Balón de Oro. Si él quiere, Neymar será el mejor jugador del mundo en los próximos cinco años.

A Neymar le sobra el talento para ser el mejor jugador del mundo, tiene el don para ser el mejor jugador del mundo, algo que, salvo él y otros tres o cuatro jugadores, nadie puede presumir. En la temporada del triplete del Barcelona de Luis Enrique, Neymar perfectamente pudo ganar el Balón de Oro. Pudo ganarlo porque fue una temporada en la que le salía todo en el campo, bailaba en el campo, y que fuera del césped no había noticias negativas de él. Neymar quería y podía ser el mejor jugador del mundo, pero no lo fue porque era el mejor extremo partiendo pegado a la banda, y no el futbolista total que era su compañero Messi. Se fue del Barcelona porque vio que no podía ganar el Balón de Oro siendo el ‘escudero’ de Messi. Para ganar el Balón de Oro hay que ser el líder del equipo, el crack del equipo.

Llego al Paris Saint Germain como estrella del equipo y ahora si máximo candidato a bajar del trono a Messi y Cristiano. Si en el Barcelona demostraba que tenia el don y el talento necesario para ser el mejor jugador del mundo, en Paris el brasileño potencio un carácter competitivo que en ciertas ocasiones, como en aquel histórico 6-1 del Barca ante el PSG, ya había adquirido en el Camp Nou. Carácter competitivo no es pegar gritos y dar ánimos, sino asumir la responsabilidad de ser el líder del equipo y tirar del carro, como hizo Neymar ayer ante el Atalanta. Bajando 60 metros para sacar el balón de atrás, y llevarlo al área rival a través de caños, regates, paredes y conducciones endiabladas. Neymar fue y es el Messi del PSG pero, aún así, incluso muchos consideran que ni siquiera está entre los tres mejores jugadores del mundo.

Si tiene el don, el talento y el carácter competitivo, ¿Por qué Neymar no es el mejor jugador de mundo? ¿Por qué Neymar no ha ganado un Balón de Oro? La respuesta está en que él no quiso ser el mejor jugador del mundo, cuando realmente podía serlo. Su talento siempre ha respondido, pero su cabeza y su entorno le ha impedido poder llegar a lo más alto. Ronaldinho solo fue el mejor jugador del mundo durante uno- dos años porque, con sus salidas nocturnas, no quiso serlo más años, cuando realmente podía. A Maradona se le discute si es el mejor jugador de toda la historia porque, aunque su pico más alto es superior al pico más alto de Messi, Messi lleva siendo Messi 15 años consecutivos y Maradona solo fue Maradona durante cinco años, y todo por culpa de problemas extradeportivos. En el fútbol profesional, sin cabeza poco importa el talento que tengas. Neymar, tú puedes ser el mejor jugador del mundo, pero para ello debes quererlo. Yo aprecio a futbolistas como Neymar, y por eso Neymar te digo que querer es poder.

Imagen principal vía: Paris Saint – Germain.

Síganme en @franyako y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo. 

Deja un comentario