La Mejor Información Deportiva

Puntos que valen su peso en platino

@JMCorrea__
0

Ensayo sobre la vida y la muerte a través de la vuelta a la competición de Juan Manuel Correa

El universo runner se ha puesto de moda durante los últimos años al perfilarse como un escenario en el que puedes mejorar tu salud física y ver incrementada tu autoestima ante la superación de determinados desafíos. Este tipo de metas puede pasar por la finalización de una prueba con un grado específico de complicación e incluso en la búsqueda de la obtención de una marca en particular.

Esta dinámica lleva a sentirte muy identificado con los deportistas de élite que suelen guiarse por pequeñas metas ante la búsqueda de una cima complicada de coronar. Además, con el paso del tiempo, Liberty Media ha comenzado a ser testigo de una parrilla en la que las diferencias se marcan por minúsculas unidades de tiempo.

Para entrar en dicha dinámica, la Fórmula 2 se ha convertido en un túnel de ensayo que te obliga a salir exitoso. Curiosamente, apellidos ilustres han demostrado en la antesala que llevan la leyenda de su sangre que le dio una vida. Nico Rosberg fue el primer campeón de la GP2 para dejar entrever que Keke tenía sucesor.

En la misma medida, Montmeló fue testigo de nombres que han glorificado el deporte. Arthur Leclerc -hermano de «Il Predestinato» Charles Leclerc, David Schumacher -hijo de Ralf Schumacher– , Enzo Fittipaldi -nieto de Emerson Fittipaldi– o Jack Doohan -hijo del campeón de 500cc Mick Doohan proyectaron 2021 como el año en el que debían demostrar de lo que eran capaces para poder desempeñar el lema Drive to survive.

Otra persona que no ha dejado de pasar inadvertida es Juan Manuel Correa. El piloto ecuatoriano vio la esperanza de tener una trayectoria deportiva gracias a que Alfa Romeo apostó por su persona, pero su apuesta pareció irse al garete cuando sufrió un accidente terrorífico en Spa-Francorchamps en el que murió Anthonie Hubert.

El propio Correa se rompió las dos piernas y sufrió lesiones vertebrales, llegando a estar en coma inducido. Todo parecía perdido, pero el destino quiso que volviese a nacer y, a través de su ceniza, plantar un nuevo horizonte.

ART Grand Prix quiso participar en dicho horizonte dándole una oportunidad para pilotar en Fórmula 3 durante la temporada 2021. Volvió a debutar en Montmeló ante una horda de familiares de grandes campeones, en la que él estuvo curiosamente.

Porque quién consigue derrotar en un férreo combate a la muerte para subirse al coche y conseguir una décima plaza en la segunda manga tiene su peso en platino. Esta pequeña marca, como si de un runner se tratase, supone un ascenso al hall of fame por haber sabido bailar en la pista habiendo renacido recientemente.

Bien es cierto que su fuerza de voluntad para llegar a pilotar otra vez ha sido titánico. Pero desafortunadamente, no siempre el esfuerzo acaba dando sus frutos cuando las mariposas hacen girar el viento hacia la puesta en escena de tifones trágicos.

Ojalá Jules Bianchi y Anthonie Hubert pudieran renacer y ver cómo  Charles Leclerc no ha dejado de cuidar al caballito que sostiene Ferrari. Incluso hubiese encandilado ver que la mano cervantina de Robert Kubica hubiera podido conseguir una vuelta honorable deseada en 2021.

Por tanto, si Juan Manuel se sintió competitivo dando sus primeras vueltas, muy seguramente el Motorsport adquiere su concepto de innovación. No solamente tecnológica, también ética. Al fin y al cabo, ¿cuánta gente ha visto un nuevo horizonte tras haber pisado el purgatorio durante el paréntesis de la pandemia?

Correa pudo y seguramente mucha gente ha comenzado a ver una purificación de su felicidad tras haber sabido sobrevivir ante el acecho de bilis a sus entrañas. Porque quién gana a la muerte, ha triunfado en la vida, porque ha podido ganar un combate a un enemigo que tiene archiconocida su victoria. Y quizás puede volver a realizar 10 km diarios por la mañana como medicina espiritual.

 

Imagen principal vía: @JMCorrea__

Sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario